Con más de 40 películas filmadas en el país, Latinoamérica y Estados Unidos, Damián Alcázar es uno de los mejores actores de su generación. Su entrega y dedicación le han dado grandes frutos y no se conforma con opinar sólo respecto al cine. Es conocido también por su activismo político y apoyo a AMLO, el nuevo presidente electo.

Antes de su emotivo homenaje en el Guanajuato International Film Festival 2018, las personas dentro y fuera del Teatro Juárez lo ovacionan. Gritan su nombre y el de uno de sus personajes más queridos: El Beny. Todos recuerdan al protagonista de El Infierno una de las películas más críticas de Luis Estrada.

Después de su gran máster class en el GIFF este fin de semana, tuvimos la increíble oportunidad de conversar con él sobre lo que piensa que México vivirá en los próximos años. Con un nuevo gobierno que él tanto ha apoyado, no descarta en criticar al momento en que no cumpla.

Tu apoyo a López Obrador y Morena es muy conocido por todos. En redes sociales y medios de comunicación siempre has salido en su defensa. Ahora que ganó la Presidencia, ¿cómo será vivir en la República AMLOamorosa?

Sería encontrar el balance perfecto para que recuperemos los valores humanos que tanto hace falta. En ese sentido, al encontrar el balance, la repartición de justicia, la repartición de la poca o mucha riqueza, el balance también es para todos, no para unos cuantos. Y luego el trabajo y la responsabilidad para todos y no para unos cuantos. Con eso creo que es a lo que aspiraría yo como ciudadano.

Dicho esto, ¿cómo debería de ser el ciudadano de esta República?

Tolerante, incluyente, nada racista, compartido, afectuoso. Así, trabajador.

Después de todas las cintas que critican los resultados de otros gobiernos como La Ley de Herodes, Un Mundo Maravilloso y El Infierno. ¿Qué película esperas que represente el nuevo sexenio?

No sé si hay alguna, pero me gustaría pensar en Los Sueños de Akira Kurosawa.

Y si tuvieras la oportunidad de hacer una película que lo representara, ¿cómo se llamaría?

Se llamaría Infancia Feliz, protagonizada por los niños del campo mexicano jugando fútbol o a otra cosa con los hijos de nuestros trabajadores y obreros.

El destino del cine mexicano

damián alcázar
El actor recibió un homenaje durante el festival de cine en Guanajuato. (Foto: Andrea Sánchez)

Durante tu máster class y conferencia de prensa, hablaste mucho sobre el cine mexicano. ¿Crees que nuestro cine haya perdido un sentido de crítica ahora que últimamente se han estrenado cintas de comedia romántica?

No, hay para todos. No todas las películas deben de tener en si mismas una crítica. Aunque siempre son mejores las que tienen que ver con el entorno social y no solamente de un divertimento en si misma. Esas pasan inadvertidas, las vas a disfrutar pero se te van a olvidar. La audiencia requiere de cosas que le enseñen. Amat Escalante tiene unas grandiosas películas que merecen ser vistas. El chiste es que tengamos salas, dónde ver buen cine. Si en Guanajuato Capital hubieran 5 salas exclusivas para el cine mexicano y otras 3 para ver cine de calidad de todo el mundo, y 25 para las de grandes estudios. Perfecto, no estamos pidiendo que los empresarios pierdan ventas de cine, pero queremos que también haya para nosotros.

¿Te interesarías en participar desde la administración pública dentro del instituto? Y si sí, ¿qué harías por el cine mexicano?

Sí me gustaría, es un honor, pero soy actor. Me debo a mi profesión y le debo prioridad a eso. La opción era tener la Dirección de la Cineteca Nacional. Si hubiera podido creo que le daría prioridad a crear Cinetecas en las ciudades de más de un millón de habitantes.

Por Andrea Sánchez