Quien ha visto ese meme de Jean-Claude Van Dame bailando, entenderá que a este histrión le encanta la parranda. Sólo pregúntenle a la producción de Street Fitgher (1994) donde las fiestas se interponían entre el actor y el rodaje realizado.

Todo esto llegó al grado de que la estrella de acción prefería usar drogas que comprometerse con la producción. Así lo aseguró Steven E. De Souza, director de la adaptación fílmica del famoso videojuego.

De Souza contó al diario inglés The Guardian que Van Damme llegaba a consumir 10 gramos de cocaína al día. Esto representaba ¡10 mil dólares a la semana!

van damme

Todo un caso el hombre

“No podía hablar de ello en aquel momento, pero ahora si puedo decirlo claro: a Van Damme se le fue la cabeza completamente durante el rodaje de Street Fighter. Claude estaba tan enfermo que tuve que revisar el guión para buscar otras secuencias que pudiese rodar sin él. Simplemente no podía permitirme quedarme esperando durante horas hasta que él apareciese”, dijo De Souza.

La película se rodó entonces en Bangkok, Tailandia. La situación llegó a un punto en el que la producción tuvo que contratar a alguien que se encargara del histrión y atleta. Sin embargo, éste resultó ser peor influencia para él.

“En dos ocasiones, los productores le permitieron ir a Hong Kong a pasar el fin de semana, y las dos veces volvió tarde. Los lunes directamente ni aparecía por el rodaje”, recordó.

Por Enrique Navarro