Zague ya dio la cara. Ahora que ya terminó la Copa del Mundo Rusia 2018, el exfutbolista ofreció disculpas a su esposa, la conductora Paola Rojas, y a sus hijos, tras el escándalo por un presunto video sexual del comentarista que fue difundido en redes sociales el 12 de junio.

Alves Zague participó con el equipo de comentaristas de TV Azteca durante las transmisiones del Mundial.

Ahora que ya terminó su labor profesional dijo que ya puede hablar de la tristeza que este hecho le provocó.

En su cuenta de Twitter, el exjugador del América publicó el siguiente comunicado:

“Cometí un error muy grave que ha afectado a las personas que quiero. Lo siento muchísimo. Han sido semanas de altísimo desgaste emocional y profunda tristeza que durante la Copa del Mundo nunca revelé frente a las cámaras, debido a la importancia de cumplir profesionalmente el compromiso con mi actual empresa. 

Y hoy que ha terminado el Mundial quiero expresar abiertamente mi aflicción. Me tocó aprender a la mala al ser víctima de un hackeo y posterior divulgación de ese contenido. Hoy sé que no tenemos control de las redes sociales, sus usuarios y sus intenciones, pero sí lo tenemos sobre nuestro comportamiento.

El mío fue inadmisible y ofrezco una sincera disculpa a todos los afectados.

A mi familia, muy especialmente a mi esposa Paola, mujer ejemplar, profesional excepcional, extraordinaria madre de mis hijos y quien injustamente recibió ataques y acoso cobarde en las redes sociales; a las personas con quienes tengo relaciones de trabajo y comerciales; a mis amigos, seguidores y a todos los que se hayan sentido ofendidos con

Me esforzaré cada día para tratar de recuperar su confianza. Finalmente, quiero decir que este es el único mensaje que daré respecto de esta situación”.