Pussy Riot, la banda punk y activista que entró al campo durante la final del Mundial de Rusia será sancionada. Tras su interrupción del partido entre Francia y Croacia, cuatro de sus integrantes fueron detenidos. 

Nike Nikulshina, Olga Kurachyova, Olga Pakhtusova y Pyotr Verzilov pasaron la noche en una estación policial. Después fueron trasladados a la corte de Khamovnichesky. Ahí dieron su declaración y se les leyeron los cargos.

Entre los cargos que se les imputan se encuentra la violación del reglamento de conducta de los espectadores. A ello se le sumó el uso de uniformes de fuerzas de seguridad falsos. De esta forma, cada una deberá cubrir una multa total de 11 mil 500 robles, equivalentes a casi 4 mil pesos.

Pussy Riot denuncia mal trato

Publicidad

Esta agrupación a favor de la libertad de los presos políticos, se ha manifestado específicamente por la liberación del cineasta ucraniano Oleg Sentsov. También exigen el fin de las detenciones en protestas y la libertad de participación política en Rusia.

Por ello, Pussy Riot emitió una queja a través de redes sociales, pues a ninguna de ellas se le permitió hablar con su abogado. Dijeron que tampoco tuvieron acceso a las condiciones básicas para dormir, comer o asearse. 

Por Jimena Sánchez