Ya no podrás morder los popotes cuando se acaba el juguito de tu Boing. La Sociedad Cooperativa Trabajadores de Pascual anunció que retirará los popotes de sus productos.

El presidente de la cooperativa, Salvador Torres Cisneros, aseguró que ven la posibilidad de usar taparrosca en sus presentaciones, de medianas para arriba, como Boing, con el fin de no generar tanta contaminación.

La refresquera mexicana se ha caracterizado por sus campañas a favor del ambiente. Destaca el reciclaje de sus envases de cartón, algunos convertidos en ladrillos para casas.

Una lucha mundial

En 2017 se lanzó la campaña #MaresLimpios, encabezada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). La iniciativa pide a los gobiernos crear planes que reduzcan el consumo de popotes.

Según la Semarnat, el popote está poniendo en jaque a nuestros ecosistemas, al llegar en montones a los litorales y al fondo marino, donde la degradación es más lenta al no haber radiación UV… en sí, tarda un siglo en desaparecer.

“El popote se volvió emblemático por el uso efímero que se le da, de 15 minutos a dos horas promedio, según la bebida que se consuma”, señala la Semarnat.  

Es por eso que se aplauden esas iniciativas que ayuden a reducir ese consumo masivo de productos de plástico.