Al centro sur de México, entre los estados de Oaxaca y Puebla, se encuentra el valle de Tehuacán-Cuicatlán que esta semana fue declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, tanto por su valor natural y cultural. 

Si nunca has visitado este sitio, debes saber que aquí existe una gran biodiversidad y diferentes ecosistemas, además de que tiene una de las mayores concentraciones de cactus columnares en el mundo.

También es posible ver en su hábitat a cinco de las seis especies de felinos que existen en México, entre ellos el jaguar y el puma, así como el águila real y la guacamaya verde. 

La denominación de patrimonio del valle incluye su valor cultural, pues al ser un territorio compartido por ocho grupos indígenas diferentes, fue punto clave en el desarrollo cultural de la agricultura.

México cuenta con 35 sitios inscritos en la lista de la Unesco, de los cuales 2 son mixtos.