Esos blasters que vemos disparar rayos láser una y otra vez en escenas de las películas de Star Wars ya no serían una cosa de la ciencia ficción ahora que en China se desarrolla un arma similar.

Denominada ZKZM-500, este armamento genera un haz de energía que no puede ser visto a simple vista y traspasa ventanas, sin generar sonido alguno, por lo que no sabrías de dónde viene el ataque.  

No es un arma letal, aunque puede causar lesiones en la piel, por esa capacidad de carbonización instantánea. “Si el material es inflamable, la persona se puede quemar por completo” en pocos segundos, comentó un experto en armas láser a South China Morning Post. 

Esta arma de 15 mm y 3 kilos de peso, con un alcance de 800 metros, puede generar más de 1,000 disparos en menos de dos segundos.

Su uso inicial será para escuadrones anti-terrorismo de la Policía Armada China o en operaciones militares encubiertas, para inmovilizar incluso a sospechosos que tengan rehenes. Algo así como Han Solo rescatando a la princesa Leia.