Sí, es verdad, te parecerá extraño o hasta enfermo, pero existen doctores que afirman que los robots sexuales dan beneficio a la salud.

Piénsalo así, por un lado ayudan a las personas que tienen disfunción eréctil, por otro, apoyan a no esparcir enfermedades como el sida y otras infecciones sexuales, y por último, pueden llegar a prevenir un violento comportamiento sexual. 

Un estudio para el British Medical Journal (BMJ) analizó todas las implicaciones de la salud en esta industria. La conclusión fue que aunque diversos médicos aseguran que los robots ofrecen un método seguro y terapéutico, les hacen falta pruebas:  

“Si bien muchos usuarios de sexbots pueden distinguir entre los hechos y la fantasía, algunos compradores pueden no hacerlo, lo que genera preocupación por la posibilidad de agravar el riesgo de agresión sexual y violación de niños y adultos reales”.

La conclusión fue que es un peligro que los médicos prescriban a los robots como una forma de tratamiento.

Fuera del debate, la verdad es que a compañías como True Companion y realbotix.com, les va muy bien con la venta se estos sexbots para adultos, pues su precio va desde los 5,000 hasta los 15,000 dólares. Hasta el momento, solo los hacen para el mercado masculino, pero ya están diseñando uno para la mujer que saldrá a la venta el próximo año.

¿Qué opinas?