Para algunos, el fanatismo por los sneakers en la CDMX tiene que ver con la cercanía a Estados Unidos, meca de esta cultura. Para otros, está relacionado con la apertura de los medios y con la participación de figuras públicas (raperos, poperos, goleadores, artistas y derivados) en su personalización y la creación de tendencias o colecciones.

Hay quien se lo atribuye a las propias marcas, así como a saber entender y desarrollar el mercado mexicano en un proyecto a largo plazo. Y también hay quien cree que es una respuesta a la propia invitación de la ciudad a caminarla para hacer frente a los problemas de movilidad. Todas las opiniones anteriores coinciden en algo: en la ciudad la cultura del sneaker ya no tiene marcha atrás; evolucionó al grado de ser un jugador global.

También hay consenso en el punto de partida, una historia que se repite aquí y en Nueva York, Buenos Aires, Madrid y Shangai: todos se acercaron a este mundo por un balón de basquetbol. Siendo más concretos, por un hombre que llevaba como ningún otro ese balón al aro calzando un diseño de Tinker Hatfield… una marca de identidad.

Pueden ser los Jordan 3, los 8 ó los 9, pero todos los apasionados por el sneaker comenzaron su colección buscando un par de tenis del tal Michael. Dormían en tiendas, viajaban por ciudades de Estados Unidos y peleaban en subastas en cualquier rincón global. Todo por un par de Jordan que hoy podría pagar una hipoteca.

Conoce las historias de estos sneakersheads más importantes de la CDMX para entender en dónde estamos parados (y hacia dónde vamos) dentro de una cultura urbana que crece a pasos agigantados a nivel global:

“La posición geográfica nos ha beneficiado para crecer”.

sneakers
Fabián García Barajas

Socio y fundador de la plataforma Sneaker Fever, Mike González es uno de los grandes referentes de la actualidad entre los sneakerheads mexicanos. Aproximadamente 1,200 tenis forman parte de una colección que comenzó con un par de Michael Jordan y que hoy encuentra su gran valor en la diversidad.

A Mike no le importa nada más un modelo o una marca. Él va por todo. Por la pasión al sneaker. Amante lo mismo de los modelos Yeezy de Kanye West que de los Air Max, es un madrugador de subastas, donde obtiene la mayor parte de sus novedades y rarezas, los pares que le dan sentido a su obsesión.

“Hoy ves en cada rincón de la ciudad la pasión por los sneakers. Hombres y mujeres somos parte de algo global y estamos en un gran momento para seguir creciendo como comunidad”.

“La evolución va de la mano de la confianza de las marcas”.

sneakers
Fabián García Barajas

Para Rubén Piliado es sencillo: su vida no puede explicarse sin tenis. Desde que tiene uso de razón, hay un par de sneakers en su mente. En su carta a Santa Claus y en cada gran evento de su vida los sneakers siempre han estado ahí.

No es una moda, es una vida dedicada a un estilo. Desde que vio jugar a Jordan despertó su pasión; hoy vive de ella y para ella. Dueño de varias tiendas importantes de la capital de México, Rubén buscó que varias marcas dieran un paso al frente a la hora de traer exclusivas a la ciudad.

“Hay varios niveles de coleccionismo, pero cada uno se encuentra en la ciudad. Todos entienden el papel que jugamos ya dentro del mercado global”, comenta seguro de que los mejores tiempos (y colecciones) están por venir.

“Un par es suficiente para iniciar una obsesión de vida”

sneakers
Fabián García Barajas

Mauricio Espejel se enamoró de los Air Max. No recuerda con exactitud cuándo, pero lo hizo profundamente. Hoy es más que correspondido en su pasión. Su colección, dedicada plenamente al modelo que llevó a Nike a la gloria (y una de las grandes creaciones de Tinker Hatfield) ha sido el punto de partida para darle la vuelta al mundo y formar parte del proyecto documental Master of the Earth, donde es considerado por la marca como un referente mexicano.

Admirador de Hatfield, con quien se ha encontrado en un par de ocasiones, acostumbra dormir afuera de las tiendas o lo que sea necesario para adquirir el siguiente par de Air Max. Y con “lo que sea necesario” se refiere a montar tiendas de campaña y pasar madrugadas pegado a las vitrinas de las tiendas o días enteros sin dormir.

“Codo y muy buen negociante”.

sneakers
Fabián García Barajas

Apodado como “El Niño”, se trata del mayor referente del coleccionismo de sneakers en la CDMX. No hay quien no te lo mencione cuando se habla de tenis en la ciudad. Para “El Niño” los grandes momentos de los tianguis de la Santa Cruz Meyehualco, de Santa Martha Acatitla, el tianguis del Antirrábico, en Cuautitlán de Romero Rubio, o los domingos en la San Felipe de Jesús ya quedaron atrás.

Antes, ahí se podían encontrar grandes tesoros para el sneakerhead. Uno imaginaba situaciones en las que llegaba, a precio de risa, un par histórico y todo era felicidad. Pero ahora, con tantos compitiendo por un par, ya no es igual. “Ahí es donde encontré uno de los más difíciles de hallar. En un tianguis. Ahí compré el de Forrest Gump, pero el original de 1972 y me costó 15 pesos”, cuenta con orgullo. “Ahora, de tantos coleccionistas que hay, encontrar cosas ‘al mejor precio’ ya no es posible. Se acabó esa época de gloria para muchos de nosotros”.

“La obsesión no distingue género”.

sneakers
Fabián García Barajas

Mariana Kletzel es uno de los ejemplos perfectos para entender el crecimiento de la industria femenina en el mundo sneaker. “Actualmente, la variedad es algo que nunca soñamos”, cuenta intentando explicar qué tanto han crecido las opciones de sneakers para mujeres en la capital.

Ella está, junto a Tanya West o Macky Maciel, apoyando e impulsando la industria en la capital de nuestro país. “Para mí, mis grandes referentes en la ciudad han sido Adzarael Camacho de Legendary Kicks, Mau Espejel y Rubén Piliado”.

Por Nuria Ocaña y Mario Villagrán