Ron Perlman recurrió a su cuenta de Twitter para hacer una confesión: hace un tiempo orinó en su propia mano para luego ir a saludar a Harvey Weinstein.

El actor de películas como Hell Boy contó cómo ocurrieron las cosas: “¿Alguna vez les conté de cuando Harvey Weinstein me dijo que me asegurara de estrecharle la mano en un evento de caridad, así que hice una parada en el baño de hombres y oriné en mi mano, y luego (fui) directamente hacia él en la cola de saludos? Pienso sobre eso cada vez que el pequeño donnie abre (su caja de) KFC”.

La confesión tuvo una buena recepción por parte de algunos de sus seguidores, aunque algunos followers cuestionaron el hecho de que no le hubiera reclamado por los acosos sexuales que cometió.

Esa no fue la primera vez que Perlman demostró su desprecio por Weinstein. En noviembre publicó: “ Hombre, ¡si tuviera un Oscar por cada vez que casi golpeo a Weinstein! James Cameron recuerda la vez que casi golpea a Harvey Weinstein con su Oscar por Titanic”.