Gracias a los ecos de lucha y resistencia de estos “desobedientes” que admiramos, para muchas personas la vida es mucho más llevadera que en décadas anteriores. Pero esta ha sido una carrera de resistencia a lo largo del tiempo.

Por Jonathan Saldaña y Nuria Ocaña