Somos amantes de las selfies, no lo podemos negar. Pero esta obsesión tiene sus curiosidades, como por ejemplo, que no es algo propio de nuestros tiempos o que ha habido muertes por querer tener la “selfie perfecta”.
 
Aquí te contamos sobre cinco cosas que te pueden sacar una sonrisa para selfie, a propósito su día mundial.

 
1. Aunque la mayoría podría pensar que se trata de una moda “creada” por los millennials, las selfies se han realizado prácticamente desde la invención de la cámara.
 
Y es que, en el sentido estricto de lo que la palabra significa: hacerse una foto, comenzó con el daguerrotipo en 1839, cuando él mismo fotógrafo destapaba la cámara, luego se ponía frente a ésta y volvía para cerrar la mira.
 

2. El primer registro del uso de esta palabra fue en septiembre de 2002 en un foro de internet en la televisión pública australiana ABC on line: “… Sorry about the focus, it was a selfie”, escribió uno de los usuarios.
 
3. De acuerdo con la escritora estadounidense Kate Losse, antigua empleada de Facebook, las selfies adquirieron popularidad en la red MySpace por el espacio dedicado a fotografías llamado MySpace Pic.
 
Sin embargo, los primeros usuarios de Facebook las calificaban como algo de mal gusto por ser imágenes de mala calidad.
 
4. En 2013 el diccionario británico Oxford eligió “selfie” como la palabra en inglés del año.
 

5. Hoy, este hábito es tan frecuente que diferentes personalidades han salido en su defensa.
 
El actor James Franco, por ejemplo, escribió para The New York Times defendiendo el uso frecuente de selfies en su cuenta personal de Instagram.
 
“Las selfies no deben considerarse como un acto egocéntrico, sino un momento periodístico, porque rápida y sencillamente muestra cómo te sientes, dónde te encuentras o qué es lo que estás haciendo”, expresó.
 
Por Nuria Ocaña