Ya es común ver a los candidatos a la Presidencia de México engancharse en discusiones, desviándose de las preguntas hechas esta vez por usuarios de redes sociales en el tercer debate celebrado este martes en Mérida, Yucatán.

Esta vez Ricardo Anaya, de la coalición PAN-PRD-MC señalaba a Andrés Manuel López Obrador de Morena-PT-PES de hacer tratos con un empresario cuestionado, mientras el tema de la pobreza quedaba a un lado.  

Tan tensa estaba la cosa que hasta el Peje le peló los dientes a su contrincante panista.

Publicidad

Nuevamente, el Bronco se volvió la doctora Corazón del debate presidencial. Hace unas semanas pidió a sus contrincantes que se abrazaran y ahora les pidió que se besaran.

El candidato independiente es como ese amigo que ayuda a calmar las aguas cuando las cosas se ponen tensas entre los compas.

Pero la Maestra Gabriela Warketin regañó al niño Jaime por estar con el celular cuando estaba prohibido durante el debate.

¿Realmente estaba viendo la hora o se encontró con el nuevo negro del Whatsapp?

López Obrador esta vez no trajo su cartera (la misma que escondía de Anaya, alias Ricky Riquín), al menos así le respondió al Bronco ante su pregunta de si llevaba una foto de Elba Esther Gordillo, por esa cuestionada alianza con la exlideresa del SNTE. 

Por cierto, el tabasqueño nos sorprendió con ese bronceado que ni Trump tiene, muy al estilo de LuisMi.

Al final, nuevamente AMLO y Anaya se enfrascaron en otra discusión, ahora porque el candidato del Frente no dejaba hablar al morenista en su intervención, y todo por una fotografía con el presidente de México, Enrique Peña Nieto. El Bronco no metió mano esta ocasión.

Y los seguidores del debate hartos de esas interrupciones de Anaya…

Ah, también el candidato del PRI-PVEM-PANAL nos trajo el DVD de novedad, calado y garantizado.