Hace dos años, el líder de Foo Fighters, Dave Grohl, tuvo un accidente en un concierto en Gotemburgo, Suecia, cuando apenas entonaba la segunda canción. El músico se rompió la pierna por lo que tuvo que actuar sobre el escenario con la pierna vendada y muletas hasta el final del recital.

Debido al accidente, la banda tuvo que cancelar varios conciertos, entre ellas su esperada actuación en Glastonbury, uno de los festivales más prestigiados del mundo.

Y justamente ayer, a casi dos años de aquella fractura, Foo Fighters volvió a Gotemburgo en la gira actual donde promueve su más reciente obra Concrete and Gold. Nadie esperaba que al salir al escenario, Dave Grohl tuvo una caída… Sin embargo, no era el líder de la banda, sino un doble quien tuvo el accidente, pero mientras, nadie le quitó el susto a los fans de repetir lo de 2016.

La banda Foo Fighters subió a Facebook el video de la broma con la frase “esta vez no, Gotemburgo”.