En 2017, convertido en uno de los festivales más importantes de México, el Corona Capital sorprendió con un line-up equiparable con cualquier evento de este estilo.

Por esto, la expectativa para este año era inmensa y con el anuncio, las opiniones llegaron a dividirse; sin embargo, a diferencia del año pasado, las bandas de medio cartel para abajo son mucho más alternativas que conocidas, pero los headliners se ganaron los aplausos.

Aquí nuestra selección de los cinco obligados para este noviembre:

New Order

Originarios del Reino Unido, Bernard Sumner, Stephen Morris, Gillian Gilbert, Phil Cunningham y Tom Chapman son la mezcla de rock y electrónico que va a satisfacer a las generaciones más grandes, para además darles cátedra a las nuevas sobre lo que implica usar la creatividad en las pistas de electro.

MGMT

Su origen se debe a la suerte, o tal vez a las pocas opciones del mercado, pero su propuesta de rock es de esos riesgos que cualquier público debe tomar, no sin antes amarrarse bien a su escepticismo que podría salvarlos de una decepción o bien, resultar agradable para el poco diálogo que tienen en el escenario; ellos se dedican a cantar.

Bastille

Si “Pompeii” no suena familiar, podría optarse por escuchar World Gone Mad o su album debut completo, Bad Blood. Aquí encontrarás la respuesta a la pregunta, ¿en dónde encuentro una banda indie que no aburra? Mejor a escucharlos en vivo.

Khalid

El año pasado, su album American Teen fue votado uno de los mejores y su rápido éxito es difícilmente cuestionable cuando Young Dumb & Broke sale en el radio.

Death Cab for Cutie

De lo más raro que viene al festival, pero también uno de los más esperados por el nicho al que pertenecen. Llegarán por primera vez a México, con música afín al mainstream, pero interesante por su extraño uso de los instrumentos.

Por Jimena Sánchez