Si no pudiste asistir al show del Witness The Tour en la Arena Ciudad de México, checa cuales fueron los highlights del evento.

El público

Los fans mostraron su afición con disfraces conmemorativos de los videos, playeras fosforescentes y cartelones tal como en los clásicos conciertos pop.

La escenografía

katy perry concierto
Jimena Sánchez

Una pantalla gigante en forma de ojo, botargas bailarinas (Left Shark incluído), un piano a gran escala, planetas voladores, robots de tamaño sobrenatural y canastas enormes de basquetbol, fueron algunos de los props utilizados para hacer uno de los shows más impactantes del año, hasta ahora.

Los éxitos de antaño

Teenage Dream, Hot N’ Cold, Last Friday Night, California Gurls y I Kissed a Girl nos hicieron recordar nuestra adolescencia y llenaron el ambiente de nostalgia.

La voz

Publicidad

Katy Perry comprobó que no es solo una artista con escenografía ostentosa, sino que su talento la despega del resto de las cantantes actuales con estilo similar; no necesita bailar o salir con poca ropa en todo momento, pues la potencia al cantar hace que no necesitemos nada de eso.

La interacción con la audiencia

Into me you see fue el principal momento en el cual Perry se dio oportunidad de convivir con sus fanáticos; sin embargo, en repetidas ocasiones se detuvo para platicar con los asistentes, e inclusive subir a un par al escenario. “Me paso tanto tiempo en tour porque quiero conocerlos, saber quiénes son, ver sus caras y guardarlas en mi memoria”.

El vestuario

katy perry
Jimena Sánchez

Trajes dorados brillantes, vestidos con lentejuelas cual cuento de hadas, patrones geométricos con faldas abultadas y metales azules conjuntaron los cinco vestuarios diferentes que hicieron match perfecto con el escenario.

Un mensaje de empoderamiento

Roar, sencillo conocido entre la gente, que logró impregnar optimismo entre la gente. Por último, con un espectáculo de pirotecnia, Katy Perry lanzó palabras de esperanza a su público, cuando cantó Firework.