Las preguntas alrededor de la sorpresiva muerte del DJ Avicii han encontrado una respuesta este martes, luego que se confirmara que esta joven celebridad cometió suicidio cortándose él mismo con una botella rota.

Avicii, quien fue encontrado sin vida el pasado 20 de abril en un hotel en Omán, murió por la pérdida de sangre masiva que sufrió, según un comunicado publicado por el sitio TMZ. Hace unos días, la familia del sueco dejó entrever el posible suicidio como causa de su muerte, al mencionar que el DJ quería encontrar paz.

“Nuestro Tim era un artista frágil, explorador buscando respuesta a preguntas existenciales. Un perfeccionista que trabajó muy duro y viajó a un ritmo que le generó estrés extremo. Cuando dejó de hacer giras quería encontrar balance en la vida para ser feliz y al mismo tiempo hacer lo que más amaba: la música”, escribieron.

Tim Bergling, su nombre verdadero, se había retirado de su profesión en 2016 por motivos de salud, ya que abusó del alcohol, lo que le provocó problemas físicos. Tenía 28 años cuando fue encontrado muerto, sin embargo, la propia familia dice, que peleó hasta el final por querer vivir. 

“Realmente luchó con pensamientos sobre el significado de la vida y la felicidad. No pudo más. Quería encontrar paz. “Tim no estaba hecho para la máquina de dinero en la que se encontró, era una persona sensible que amaba a sus fans pero le intimidaba ser el centro de atención”, escribió.

Avicii era conocido por el gran público sobre todo por el tema Wake Me Up, con el cantante estadounidense de soul Aloe Blacc, de 2013. El sueco quedó clasificado en dos ocasiones en la tercera posición de los mejores SJs del mundo, en 2012 y 2013, según DJ Magazine, referencia en la materia.