Compton, la localidad californiana conocida como la cuna del rap, alcanzó relevancia nuevamente gracias al éxito de Kendrick Lamar; pero, a la vez, esta ciudad también ha influido en la vida del rapero al enfrentarse a una lucha constante de superviviencia, que hoy es la inspiración para el disco que le ha otorgado el Pullitzer.

Por: Jimena Sánchez

Aunque con Good Kid, m.A.A.d city, su segundo álbum de estudio, logró voltear los ojos de la industria hacia él, con DAMN, Lamar logró posicionarse como el mejor rapero de la década y ahora es considerado parte de la élite del género; olvidemos el ritmo por un momento, sus letras están plagadas de una crítica social poderosa contada en forma de poesía.

Publicidad

Si bien es común que la fama desvíe el camino de los verdaderos artistas, Lamar se ha dado a conocer como una persona centrada que utiliza el ruido mediático para fomentar la paz y la unidad social en las áreas más afectadas de Estados Unidos.

Además, en su carrera ha obtenido arriba de 70 premios y ha logrado realizar distintas colaboraciones con artistas como Maroon 5, Dr. Dre, U2 y Rihanna.

Aquí te enseñamos cinco de sus mejores canciones del disco que lo catapultó a la gloria: