Una noche con nula interacción con el público, Lenny Kravitz parecía tener prisa por terminar su show de este viernes en la Arena Ciudad de México, a pesar de que clásicos como Always on the Run, Believe, Can’t Get You Off My Mind hacían que las luces de los celulares se movieran en la zona general del lugar.

Por: Alfredo Huerta

El manejo del escenario, la calidad musical y por supuesto, el profesionalismo del ícono del rock con 53 años y diez materiales en su discografía, fueron lo más destacado de la noche, no así la entrada y el ambiente alrededor, incluso las pantallas laterales de video no se encendieron esta vez, algo nada cómodo para las personas en gradas.

Publicidad

¿Precios? ¿Quincena? ¿Viernes? Estos tres factores pudieron ser los culpables.

El cantante, quien nos ha hecho vibrar con discos como Mama Said y Are You Gonna Go My Way, saltó al escenario cerca de las 22:00 hrs. con Fly Away, Dig In y American Woman. Tres canciones, juego de luces y una escenografía con una estructura metálica al fondo.

En la recta final, Are You Gonna Go My Way, Always On The Run, What the Fuck Are We Saying, y por supuesto, Again, fueron las encargadas de cerrar una noche llena de matices en el norte de la Ciudad de México.