La de Edith Piaf es una de las voces más icónicas de la música. Su belleza, no se resguardaba en su potencia, ni en su dulzura, tampoco en su educación lírica; lo que otorgó a la intérprete de La vie en Rose, un lugar en la historia fue el dramatismo que exhalaba en cada nota.

Por: Jonathan Saldaña

Para la actriz y cantante venezolana Mariaca Seprún, el proceso de crear este personaje es todo un reto. No solo tiene que encarnar a nivel actoral a una de las más célebres cantantes francesas del siglo XX, también debe interpretar vocalmente aquellas canciones que son clásicos reconocibles en la inconfundible voz de Piaf.

En la obra Piaf: Voz y delirio, escrita por Leonardo Padrón, busca alejarse de una parodia, de una versión caricaturizada del llamado “gorrión de París”, por lo que Mariaca ha echado mano de todos los recursos necesarios para la construcción de su personaje, desde libros, documentales y biografías.

“Me he preparado profundamente. Trato de emular su voz con mucho respeto y sin imitarla. Trato de encontrar mi propia versión”, asegura Mariaca en entrevista telefónica, pero, ¿cómo lograr interpretar una vida marcada por el azar y el dramatismo? Estos fueron los principales retos para esta actriz de 37 años:

Dominar la ‘r’ francesa: Recibió asesoría de un profesor de francés para pronunciar correctamente a la hora de interpretar las canciones.

Edith Piaf, el musical
piafelmusical.com

Realismo: Con el apoyo del maquillista Gustavo Santos, logró la caracterización de Edith Piaf.

Edith Piaf, el musical
piafelmusical.com

Cantar como un gorrión: A pesar de ser una cantante con preparación académica, Mariaca tuvo que tomar un entrenamiento particular para lograr interpretar los temas clásicos de Piaf.

Edith Piaf, el musical
piafelmusical.com

Vivirla: Se adentró en la vida de Edith Piaf para lo cual recurrió a la lectura de biografías autorizadas e interpretaciones previas como la de Marion Cotillar.

Profundizó en sus orígenes cuando interpretaba en las calles canciones populares hasta pisar los grandes escenarios del mundo.

Una perfecta armonía: Otro de los retos fue ensamblar las cerca de 18 piezas musicales más emblemáticas de Piaf con los siete músicos que ejecutan en vivo.

Mariaca apunta que el detalle es lo que distingue a esta puesta, la cual se complementa con música en vivo y donde la narrativa estará marcada por las piezas más reconocidas de la cantante francesa:  La vie en rose, Non, je ne regrette rien, Hymne à l’amour, Mon légionnaire, La Foule o Milord. Obras que forman parte del repertorio francófono popular.

En la Ciudad de México, la obra se estrena este jueves, en una breve temporada durante abril en el Teatro Moliere. A Mariaca le emociona el hecho de que Piaf se presentó una ocasión en este país en 1955.  “Es volver a compartirla con el público mexicano.”

Caracas y Miami, son ciudades en las que se ha presentado ya la obra y donde, según el boletín de prensa, cerca de 26,000 espectadores han aplaudido el resultado, y pronto esperan subir el telón en Madrid.