Tendencias

Cada vez más solteros mexicanos viven con sus padres

De acuerdo con un estudio sobre la soltería en México, las solteras viven con sus padres porque no tienen ingresos para independizarse.

En la Ciudad de México cada vez más personas deciden ser solteras, por lo que ha incrementado el número de solteras y solteros en edad adulta que viven en el hogar de sus padres.

Al respecto la doctora Olivia Tena Guerrero, investigadora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM, estudio de varios casos; para evaluar y confrontar los valores morales que intervienen en la decisión de padres e hijos adultos para establecer este tipo de convivencia familiar.

Las mujeres solteras en edad adulta, sin hijos, que viven con sus padres enfrentan conflictos morales, de acuerdo con Tena Guerrero.

“No obstante, al hablar de conflictos morales hay que entender la disyuntiva entre el deber ser y el deber hacer; entre la tradición y la modernidad que los cambios sociales van demandando”, aclara.

Relación codependiente con la madre

Las solteras adultas, de diferentes edades, que se quedan a vivir con su madre establecen una relación de solidaridad, que puede devenir en codependencia.

“En algunos casos se ve que la madre, por miedo a que la hija se vaya, le impone a ésta prohibiciones de tipo moral, como no darle libertad de movimiento, o toma decisiones por ella, que bien podrían definirse como actos de violencia, los cuales, por cierto, experimentó la madre en su vida personal.”

Otro aspecto  que analizó el estudio fue el papel económico que juegan las solteras y los solteros en edad adulta cuando se quedan a vivir en el hogar familiar.

“Yo suponía que ellos asumían el papel de proveedores, porque ésa es una de las demandas sociales a la masculinidad. El hallazgo fue justo lo contrario: frecuentemente, cuando proveen, lo hacen a petición de la familia, mientras que las mujeres con ingresos económicos se han convertido en las jefas económicas de su hogar y en las proveedoras. Es decir, ellas se ven obligadas por el deber ser, en tanto que los hombres no lo ven así”, dice la socióloga.

Las mujeres solteras que viven con sus padres no tienen nada de anormales

Según la especialista, la idea de que las mujeres en edad adulta que permanecen en el hogar familiar son anormales, es un mito. ”El hecho de que se queden solteras no implica ninguna patología, aunque desde la moral tradicional se piensa que esas mujeres enfrentan situaciones anómalas porque no cumplen con una norma”, comenta.

La socióloga comentó que para entender el fenómeno de la soltería, que cada día crece más, es necesario dar el valor específico a las dificultades económicas que enfrentan las mujeres solteras, sobre todo.

“En la mayoría de los casos, ellas no tienen la solvencia económica suficiente para poner un departamento y vivir solas; están en una situación precaria y por eso no pueden abandonar el hogar familiar”, indica.

Uno de los propósitos del trabajo de Tena Guerrero es evidenciar las  desigualdades de la población en situación de soltería desde la perspectiva de género.

“Me interesa decir que hablo desde una perspectiva de género feminista y que busco un discurso de autonomía, de libertad hacia las mujeres, de igualdad entre mujeres y hombres, frente al discurso tradicional que siguen reproduciendo las familias y algunos medios de comunicación y que hace esta tremenda diferencia entre el significado de ser hombre y mujer en términos morales, en términos del deber ser”, concluye.