Un holograma para el rey: esperar lo inesperado | S1ngular
Agenda / Cine

Un holograma para el rey: esperar lo inesperado

La vulnerabilidad de las personas a menudo se ve resquebrajada por factores intermitentes como la estabilidad amorosa, financiera, y emocional. La supuesta vida ideal de los adultos ha sido impostada por las costumbres y los falsos ideales que tienen que ver con un matrimonio feliz, un buen trabajo, y una vida plena en un hermoso hogar. Estos elementos antes mencionados no son precisamente negativos aunque así suenen, me refiero a que el ser humano todo el tiempo está en busca de esa estabilidad que a menudo provoca felicidad, y partiendo de esta premisa habría que aclarar que todo el mundo tiene el derecho de ser feliz, y que a partir de la individualidad se busca, se lucha, y se es.

Pero a todo esto ¿Qué es la felicidad? ¿Dependemos de estos factores para tener una vida plena? Precisamente son estas preguntas que permean en la nueva cinta del cineasta alemán Tom Tyker titulada Un Holograma para el Rey, cinta basada en la novela de Dave Eggers en 2012, y que es una mirada íntima en donde la confrontación y la aceptación de los errores propios son la clave del éxito.

s25-agenda-holoking-int1

Se trata de una cinta inteligente y divertida protagonizada por Tom Hanks que tiene distintas lecturas a partir de encuentros culturales totalmente opuestos. En ella vemos como el empresario estadounidense Alan Clay tiene que luchar con un matrimonio roto que es consecuencia de la inestabilidad financiera, debe viajar a Arabia Saudita con el fin de mejorar su calidad de vida, y es en este misterioso viaje donde encontrará dolorosas respuestas que lo harán evolucionar y encontrarse consigo mismo, en un interesante ejercicio de autoaceptación.

Irreverente, elocuente, inspiradora, y profundamente reflexiva, Un Holograma para el Rey narra las posibilidades de esperar lo inesperado, nos cuenta sobre las segundas oportunidades y deja un sabor motivacional para todos aquellos que piensan que todo está perdido. Quizá sea un filme que cae en los típicos estereotipos de esta llamada “falsa felicidad”, pero a pesar de ello, tiene esta peculiar capacidad de robar una sonrisa en el espectador. Trasciende en los terrenos de la ingenuidad y la nostalgia, plenamente se trata de una película para nosotros, los que buscamos la felicidad a partir de la actitud y de la constante lucha ante los obstáculos de la vida.