Bienestar / S1NGULAR

Manual práctico para tarjetas de crédito

Saber usar tu tarjeta de crédito es más fácil de lo que crees, pero tener una implica la responsabilidad de pagar en tiempo y no consumir más de lo que ganas, pues estos plásticos como tal no te dan poder adquisitivo, pues no significan un ingreso. Firmar una tarjeta no es acumular puntos, ni aprovechar meses sin intereses, mucho menos adquirir cada oferta que te pasa de frente.  Son muy útiles, siempre y cuando las utilices con responsabilidad, por eso te damos los siguientes consejos para que aprendas a usarla con responsabilidad e inteligencia financiera.

Deja el saldo en ceros

Para lograrlo, consume sólo el 30% de tu ingreso mensual en tu tarjeta, el cual debe ya incluir las mensualidades sin intereses y pagos domiciliados.

Más control, menos tarjeta

Tener dos o más tarjetas de crédito implica tener más de dos fechas diferentes de pago. Si de todas formas quieres más de un plástico, entonces prepara una un calendario con la fecha de pago y cancela las tarjetas innecesarias, de este modo pagarás menos comisiones y evitarás endeudarte sin sentido.

 

Pagar el mínimo es conformismo

Cambia la mentalidad del mínimo esfuerzo. Pagar el mínimo es extender tu deuda más de diez años y regalar tu dinero, cuando lo haces terminas pagando más de cuatro veces la deuda original.

Firmar todos tus consumos no es “in” ni te da estatus

Si te gusta ser diferente, paga en efectivo, cada vez son menos las personas hacen.

¿Meses sin intereses?

Regla básica: la vida de la deuda tiene que ser menor a la vida del producto, si no es así, estás en el camino incorrecto. Por ejemplo, pagar ropa con esta modalidad, no es buena idea. Por lo regular las temporadas cambian cada semestre y probablemente para la fecha que termines de pagar, ya no estés usando la prenda.

¿Piensas en los puntos?

No es un juego para acumular puntos. Calcula cuántos intereses y comisiones anuales pagaste, o vas a pagar para lograr “gratis” un boleto de avión, una vajilla, etc. No hay tarjeta barata, sólo la menos cara, y el dinero que es tuyo, es el más caro.

 

Bienestar / Finanzas

Consejos de oro para solteros

A veces creemos que, estando solteros, la vida podría resultar más cara porque no planificamos como cuando se tiene una familia. Sin embargo, para desmentir eso, te damos los tips idóneos para saber cuánto y cómo debes invertir tus quincenas.

Ser soltero, joven y sin compromisos es el momento ideal para plantear y alcanzar metas financieras. Esto es porque tenemos tiempo e ingresos disponibles para invertir en educación, ahorrar, establecer un negocio, e inclusive adquirir un inmueble. Dado que no estamos comprometidos con obligaciones propias de una familia, tenemos mayor control sobre lo que ganamos y lo que hacemos, pero esto no significa poder gastar sin sentido, aunque muchas veces cometemos los errores más básicos.

Respetar el presupuesto

Seas soltero o no: manten, sigue y respeta un presupuesto. Destina máximo 40% a renta o hipoteca, incluyendo mantenimiento; 15% a servicios (luz, internet, celular, otros); 15% transporte (gasolina, mensualidades del crédito de auto); 15% a diversión (comidas, fiestas, cenas, antro, cine); por lo menos 10% a ahorro y 5% a gastos inesperados, que generalmente suceden y son los que nos sacan de presupuesto. Recuerda que éste es sobre el ingreso neto, es decir, después de impuestos. No es obligatorio gastárselo por completo: el efectivo que sobre, ahórralo.

Dividir los gastos

¡Evita el show-off! Desarrolla la habilidad de conquistar sin la necesidad de presumir o gastar hasta lo que no tienes, con tal de impresionar en tus citas. Clásico, gastarse su quincena en el antro. ¿Te has puesto a pensar cuántas horas tienes que trabajar para ganar lo que te gastas en cuatro? Haz el cálculo y vas a gastar menos la próxima vez que salgas de antro o a alguna comida fancy. La “cruda del váucher” es totalmente controlable sólo si no sales, pero como dudo que te quedes encerrado con tu billetera en mano, mejor sal sin tarjeta. Es mejor traer la cartera con billetes que llena de váuchers.

s36-bienestar-consejosoro-int

Planear las vacaciones

Una de las ventajas de ser soltero es poder salir de vacaciones en el día y el horario que más te convenga. Mejor aún, salir de vacaciones en temporada baja, en mayo, por ejemplo, cuando los precios de hoteles y transporte son más bajos y también el servicio es mucho mejor. Típicamente, en enero-febrero y agosto-septiembre puedes encontrar ofertas para vuelos y hoteles, pero de cualquier manera hay que estar al pendiente de las oportunidades en el año. Siempre compara precios, horarios e, inclusive, si recorres tu viaje un día o dos, puedes encontrar mejores tarifas. Además de obtener mejores precios por planear con tiempo, también ahorra con anticipación. Por ejemplo, si en el puente de noviembre se van a Las Vegas, ahorra por lo menos 100 dólares por mes. De agosto a noviembre sumarías 400 dólares.

Invertir en uno mismo

Invierte hoy en tu persona, en tu salud y en tu educación, principalmente. Y esto incluye sacar un seguro médico de gastos mayores, ya que es indispensable para contrarrestar gastos importantes relacionados a la salud. Un seguro cuesta aproximadamente $25 mil pesos anuales, monto que puede variar si fumas o no, edad, altura, peso, género, entre otras variables. ¡Imagínate!, se estima que sólo el 7% de los mexicanos tiene seguro médico. Sé uno de los pocos que prefiere prevenir a lamentar.

No a los meses sin intereses

Di no a los meses sin intereses, sobre todo a los productos que duran menos que el periodo de deuda, que llega hasta a los 24 meses. No olvides que los meses sin intereses, como cualquier deuda, se consumen el ingreso futuro. Si vas a endeudarte, que de preferencia sea por un inmueble o educación. Las tarjetas de crédito son un medio de pago, no son medios de financiamiento de largo plazo y mucho menos son un ingreso adicional.

Pagar a tiempo

El buen uso de la tarjeta de crédito ayuda a formar historial crediticio, que va a ser útil para solicitar crédito de auto o hipotecas. Por otro lado, sé práctico y ten sólo dos o tres. Con varias perderás el control de lo que debes y de tus fechas de pago. Llegar a los 30 sin deudas es como llegar súper fit a esa edad. Asimismo, ser soltero y no tener adeudos significa poder disfrutar más, hacer lo que te gusta sin estar limitado y tener flexibilidad financiera.