Especial / Opinión

Solteros y con orgullo

La soltería se ha convertido en una verdadera opción de vida para millones de personas. ¿Por qué no hay investigaciones al respecto? ¿Por qué la singularidad no se ha instaurado como una nueva línea de investigación?

Hace 15 años, cuando estaba investigando sobre la soltería moderna femenina, entrevisté a una especialista en matrimonio del Colegio de México. Al recibirme, me dijo sorprendida que no entendía qué se podía estudiar sobre la soltería y que no estaba segura si sus conocimientos me podrían servir para mi libro. Sí me sirvieron, y mucho. Entendí los prejuicios académicos sobre el tema y que estaba muy lejos de ser tomada en cuenta como una línea de investigación seria y formal.

La soltería contemporánea -representada por los s1ngulares- consiste en elegir una vida alejada del esquema tradicional, en construir una individualidad que rechaza las etiquetas y en cambiar de ruta las veces que sea necesario.

Prácticamente, en todas las estadísticas demográficas la soltería ocupa un lugar cada vez más relevante que hace necesario convertirla en objeto de estudio y despojarla de ese estado civil lastimero y de rechazo social, plagado de clichés, estereotipos y percepciones erróneas.

Se cree que la soltería es un estado de transición y de que todo mundo quiere casarse o vivir en pareja. La percepción, entonces, es que aquellos que no lo han hecho es porque no han podido -una interpretación bastante humillante y peyorativa-. ¿Para qué estudiar un estatus civil que se percibe como fracaso personal?

Michael Cobb, catedrático de la Universidad de Toronto, autor del libro Single: Arguments for the Uncoupled, señala que la razón de fondo es que la sociedad no quiere aceptar que la gente se puede organizar y ser feliz a partir de sí misma, tener el control de su vida y moverse por el mundo sin el mandato de que tiene que ser en pareja.

Afortunadamente, cada vez hay más académicos que han abierto nuevas líneas de investigación que tienen como objeto estudiar el significado de vivir en soltería y los nuevos valores y comportamientos que esta opción está desencadenando en las sociedades modernas. No es una idea descabellada que, en un futuro no tan lejano, emerja la sociología de la soltería.

Bienestar / Especial / Psicología

¿Qué es el phubbing y por qué acaba con tus relaciones?

Las seductoras bondades de los smartphones han logrado que estemos más metidos en las pantallas que en la vida real. Las interacciones interpersonales poco a poco se vuelven más distantes y nosotros nos sentimos cómodos, seguros y con una especie de sensación indescriptible de control sobre las situaciones en casi todo momento.

Gracias a esto, a la facilidad con la que nos aburrimos y en lo sencillo que es utilizar los dispositivos móviles, es que ha surgido un nuevo fenómeno social llamado phubbing. ¿Qué es?

La palabra proviene de dos raíces de habla inglesa: phone ‘teléfono’ y el verbo snub ‘despreciar’ y hace alusión al hecho de ignorar a cualquiera persona que esté cerca, usando el teléfono. Es algo tan frecuente que seguramente tú también lo has hecho, en una reunión familiar, en el trabajo, en una cita, en la calle misma; entonces ¿cuál es el problema?

El principal efecto negativo de esta práctica es que el smartphone crea barreras de comunicación al aislar a las personas y termina por minimizar el valor de los mensajes vía oral-auditiva.

El término fue acuñado por Alex Haigh, un joven australiano que busca “evaluar la forma en que usamos nuestros teléfonos en presencia de otros”. Esto a través de su campaña Stop Phubbing, la cual, para su sorpresa, ha tenido un increíble éxito a lo largo del mundo y ha puesto nombre a una problemática existente en la sociedad.

De acuerdo a estudios realizados por la campaña de Alex Haigh (que pueden ser encontrados en la página stopphubbing.com), actualmente el 87% de los adolescentes prefieren una comunicación textual que una cara a cara. Esto permite hacer  proyecciones no sólo sobre las diferentes formas de relacionarnos, sino también en las dinámicas educativas, laborales, políticas y de todo lo que involucre un diálogo.

La Ciudad de México se ubica en el noveno lugar con mayor presencia de phubbers, de acuerdo también a lo investigado por Stop Phubbing.

Esto, en palabras de Haigh, es “el comienzo de la aislación de los seres humanos” y aunque en esta era tecnológica, el phubbing no puede ser erradicado, sí podemos reducir su impacto: un teléfono a la vez.

Opinión

Salirse de contexto

¡Me escapé unos días! Camino y camino por Ámsterdam (en la mente se me cruza la imagen de Forrest Gump corriendo, pero no: ni tan desaforada, ni tan adolorida del alma… ni con tantos seguidores), respiro un aire frío, ajeno… el viento arrebatado despeina mi cabeza. Escucho conversaciones, no las entiendo.

Observo construcciones sobrias, me reflejo en distintos canales a cada esquina. Miro aparadores centelleantes, personas caminando y bicicletas, ¡muchas bicicletas circulando!, y maniobras inusitadas realizadas sobre ellas: paraguas que se abren y cierran al ritmo de la lluvia, celulares tecleándose, niños montados sobre pecho y espalda del conductor, lecturas de folletos al vuelo y uno que otro dúo de ciclistas pedaleando en paralelo con animadas charlas… café incluido.

Integro las imágenes, las suelto y sigo caminando. Pausada y rítmicamente, camino y camino. El aire, que sopla fiero sobre mi cara, termina por conquistarme y empieza a darse en mí ese curioso prodigio, ése que en México de vez en vez extraño por lo imposible que me resulta experimentarlo en lo cotidiano: me descontextualizo. Experimento la sublime sensación de salirme de cualquier trama, de todo escenario, de cada representación; de no tener un referente puntual que me encadene, de prescindir de las miradas que me hacen ajustarme a cualquier rol.

No hay un texto que seguir: no soy madre, no soy amiga, no soy pareja, ni terapeuta, ni expositora, ni hija, ni hermana. Tampoco dirijo nada, no tengo que exhortar a nadie. Sólo soy mujer, con lo mucho que eso implica; pero, desligada de toda referencia, puedo ser a ratos lo que ya he sido y también lo que nunca he sido. Puedo ser lo que deseo y lo que detesto (al menos por un instante). Y sólo yo lo sé, y lo gozo…

Me expando, me desempolvo, me libero. Nadie me conoce, a nadie conozco, y en este paréntesis temporal me reconozco un poco más. ¿Tan liberador puede ser desapegarse del texto de los de más y reconocer, reescribir y apropiarse del propio?

En el silencio de los días, buceo en mis profundidades hasta que rescato partes únicamente mías. Y complacientemente experimento que empiezo a extrañar las miradas de los otros: reflejos que también me construyen, que también necesito. Pero cada día cuando despierto en la soledad de la distancia, me pregunto, como Marcela Serrano en Lo que está en mi corazón: ¿Puede haber una sensación más excitante (y atemorizante a la vez) para una mujer, que la de sentirse fuera del alcance de los demás, de los cercanos que la aman pero que simultánea y sutilmente la ahogan?

Por eso, de vez en cuando, como una escultora con cincel en mano, me retiro para tantearme a solas y rescatar lo oculto que, desde siempre, ha estado labrado en el centro de mi corazón.

¿Puede haber una sensación más excitante (y atemorizante a la vez) para una mujer, que la de sentirse fuera del alcance de los demás, de los cercanos que la aman pero que simultánea y sutilmente la ahogan?

 

 

Principal / Psicología / Salud

3 síntomas para identificar la fobia a la soltería

No es un trabalenguas, seguro ya has escuchado de ella, es “el miedo irracional a la soltería, la cual afecta tanto a hombres como a mujeres, quienes basan el éxito personal en el hecho de compartir su vida con una pareja. Las personas que experimentan este trastorno viven con miedo a que la soltería se prolongue para siempre”, explica la terapeuta Alejandra Usabiaga.

Esta condición, como cualquier otra fobia, se convierte en un problema cuando el miedo impide a la persona llevar su vida de manera normal; por ejemplo, cuando una persona no puede centrar su atención en el trabajo por estar pensando en la necesidad que tiene de encontrar pareja o cuando el individuo ve en todo contacto social un posible prospecto de pareja, sin importar si coincide en valores, ideales, educación, etcétera.

Para conocer si padeces de esta fobia, identifica estos síntomas:

  1. Altos grados de ansiedad relacionada con la búsqueda de pareja: se aceptan citas a ciegas o salidas informales, con el único objetivo de encontrar a un novio o una novia.

  1. Son personas que idealizan a cualquier otra persona que busque un acercamiento romántico con ellas, dejando de ver los defectos o aspectos con los que podría no estar de acuerdo.

  1. Generalmente son individuos que viven relaciones inestables, porque al estar en una relación buscan que ésta se formalice a la brevedad. Es decir, el miedo a quedarse solo provoca que las personas se alejen de sí mismas.

Bienestar

Miedo de amar

Me digo: “Miedo de amar”, y me suena como a nombre de telenovela. Pero en el día a día observo que el temor al amor… bien que se muestra en distintas personas, con diversas facetas y a variadas edades.

Cuando navego en internet, con frecuencia se despliega ante mí un sinfín de portales que me invitan a encontrar “la pareja de mis sueños”. Ni qué decir de conversaciones que escucho entre s1ngulares que externan (explícita o tácitamente) su deseo de tener pareja… así como todos los miedos que afrontan al encontrarla.

¿Será que le tememos a esa particular fragilidad que caracteriza los vínculos humanos de nuestro siglo? Si bien la mayoría de las personas anhelamos poder relacionarnos amorosamente, al mismo tiempo cobijamos un temor y una desconfianza de relacionarnos, particularmente en términos del “para siempre”.

La semana pasada recibí la llamada de Roberto, mi vecino. En tono de sobresalto (y por aquello de que soy terapeuta) me pidió un ratito para conversar. Al minuto, toca a mi puerta y entra diciendo de corridito que, tras ocho meses de vivir con una compañera y de hacer vida “medio de pareja”, ella le preguntó qué eran y, de alguna manera, le sugirió dar un paso a un compromiso mayor. Roberto pregunta, con cara de extrañeza: “¿Por qué tan rápido subir un escalón?”. Él teme que la relación se convierta en una carga, generando tensiones que no se siente ni capaz de manejar, ni con ganas de aguantar. “¿Limitar mi libertad? ¡No!”, me dice.

Con esta anécdota presente me vino a la mente Bauman, quien afirma en su libro El amor líquido que, en este mundo de galopante individualismo y autonomía, las relaciones amorosas son un golpe de suerte… ¡a medias! Así como el “encuentro con el amor” es el proyecto de vida de miles de individuos que sueñan en conquistar la felicidad en pareja, es justo esa dificultad de encontrar relaciones satisfactorias la que genera el “miedo de amar”.

El dilema es bastante claro: queremos que una relación disminuya la inseguridad que produce la soledad, al tiempo que, al tenerla, nos genera cierta sensación de asfixia, por aquello a lo que tenemos que renunciar, así como ansiedad por lo que tememos arriesgar. ¿Solución? Quizá más que temerle al amor, habrá que aprender a tolerar la incertidumbre que implica: esa ambivalencia que se ha de soportar para no ahuyentarlo antes de tiempo, y luego esa necesaria carencia en la que vive para no saturarlo y saturarnos en él.

Y al final, en caso de que no marche la cosa, digamos como Samuel Beckett: “Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Pero fracasa mejor”.

El dilema es claro: queremos que una relación disminuya la inseguridad que produce la soledad, al tiempo que, al tenerla, nos genera cierta sensación de asfixia, por aquello a lo que tenemos que renunciar

Bienestar / Psicología

¿Miedo irracional a quedarse soltero? se llama anuptafobia

La anuptafobia es el miedo exagerado, irracional e incluso fantasioso a quedarse soltero por siempre. Existen tres formas de presentarse: miedo a no tener pareja nunca, perder la que se tiene o elegir estar con una persona incorrecta y que al final nos deje. Se asocia a problemas de ansiedad en el que las personas ven el no tener pareja como un tipo de fracaso.

Este tipo de fobia se puede identificar cuando el deseo por tener una pareja se convierte en una necesidad vital, al grado de sentir terror por no conseguirla, incluso ese sentimiento comienza a interferir con las actividades cotidianas y simples de la vida. Por lo regular se da en personas mayores de 30 años, aquellos que son dependientes emocionalmente, que viven bajo la aceptación social –no querer ser un “forever alone”- , cuando la persona crece bajo una cultura machista y en muchos casos por el llamado “reloj biológico”.

Otro punto para identificar la anuptafobia es cuando la persona empieza a salir con alguien y trata de complacerla en todo para evitar que se aparte de su lado. Son demasiado serviciales, tolerantes,“rogones”, soportan los abusos y ofensas como justificantes del “amor e interés”.

Las personas con este problema comienzan a bajar su autoestima y autovaloración. Se vuelven hipervigilantes, es decir, buscan “señales” que les demuestren que son el único y más importante ser en la vida del otro, “sinónimo” de que siempre van a estar juntos, de lo contrario, opta por buscar a alguien más y así es una y otra vez, lo que se convierte en un círculo vicioso.

Finalmente, cuando ven que sus amigos o el círculo social en el que se desenvuelven comienzan a formalizar las relaciones, inician los compromisos y las bodas, dejan de mostrar felicidad por los demás, ahora son motivos de depresión y de sentirse miserables emocionalmente, no soportar ver a las personas felices en la calle; los planes, metas, sueños y deseos personales pasan a segundo término y sólos los tienen contemplados hasta que encuentren a ese “alguien” especial con quien tener su “vivieron felices para siempre”

Bienestar

Los 5 transportes más comunes para s1ngualres

Son tantas las ventajas de ser s1ngular, que no podíamos dejar de hablar de los transportes. Son pequeños, máximo dos plazas, por ello caben en casi cualquier lugar en la calle, cuando transitas, puedes cambiar de lugar más fácil, no gastas mucho, en algunos casos nada; puedes escuchar la música que quieras, cantar cuando te plazca, cambiar de destino de último momento. Son transporte bonitos y coquetos, que eliges de acuerdo a tu comodidad, aventura y gusto. Los más comunes son:

Motocicleta

Se han convertido en el vehículo más usado en grandes ciudades como Italia, Nueva York y México, ya que al haber tantos carros en la ciudad, las motocicletas te permiten avanzar más rápido entre los carros –siempre y cuando lo hagas de forma prudente- al tener sólo 2 cilindros (en su mayoría) te permite ahorrar bastante dinero en gasolina. Además, está exenta del pago de estacionamiento, eso sí, siempre debes usar casco.

2011 Honda CBR250R.

Motoneta

Son más pequeñas que las motocicletas, por ende la velocidad es ligeramente menor. Ideal para quienes apenas se quieren aventurar a este tipo de transporte porque tienen mayor estabilidad. La mayoría tiene el asiento desmontable para convertirse en mini cajuela, ahí podrás guardar tu cartera, celular, lentes, entre otras cosas. También están exentas de pago en estacionamiento y apoyan al ahorro económico por gasolina.

motoneta

Smart

Este auto es divino, parece de juguete, es tan liviano que entre varias personas lo pueden mover- me han contado- por ello no es recomendable llevarlo a carretera, pero en la ciudad, sin bronca. Al ser de sólo dos plazas cabe en cualquier lugar. Es cómodo, elegante y a la vez jovial.

smart2

Fiat 500

Este italiano mantienen su origen elegante y sofisticado, la verdad es que su línea está tan delicada que es ideal para mujeres, pero claro que en hombres no se ve nada mal. Es un poco más grande que el Smart, pero más pequeño que otros hatchbacks. Este pequeñín es de 4 cilindros, te da un rendimiento bastante bueno en carretera. Y como su exterior, el interior es sumamente elegante y con alto confort, las horas de tráfico se te harán más leves.

fiat2

Bicicleta

Para que busques a tu “despelucado en una bici que te lleve a todos lados…” Así son las bicicletas, las puedes llevar a cualquier lugar, son el único transporte que puede viajar en la banqueta y en metro, además de que actualmente en varias partes de la CDMX ya cuentan con su propio carril. Son tan ligeras como tú quieras, pues están hechas de diversos materiales. Son ecológicas, el ambiente te lo va a agradecer. No vas a gastar ni un peso circulando en este transporte, además de hacer ejercicio y mantenerte saludable.

bicicleta2

Cine

5 series de TV que es mejor ver sin pareja

No es porque necesites forzosamente a alguien para verlas, para nada, simplemente, éstas se disfrutan mejor a solas. Creo que esa es una de las tantas ventajas de no tener pareja. Cuando llegas a casa y no tienes que pelear con nadie por qué ver en la televisión; si no te gusta, la puedes cambiar cuantas veces quieras sin preguntarle a alguien o tener que hacer una tregua.

giphy_1

En fin, ahora que la televisión y el control remoto son solamente tuyos, aquí te dejamos algunas series que puedes devorar el día y a la hora que quieras.

Scandal

De entrada, puede no encantarte porque la chica se la pasa sufriendo por amor, pero, calma continua viéndola, porque lo interesante viene después, cuando Olivia Pope te da toda una cátedra para subir la autoestima, y lo increíble que se ve una mujer segura e independiente, impecable y atractiva.

Orange is the New Black

Este drama cómico te enseña que el amor te puede envolver tanto hasta perder la razón y ¡pum!… terminas en la cárcel. OK, no tanto así, pero sí las malas decisiones que se toman por “amor”. Tras las rejas, empieza la verdadera supervivencia, lidiar con la más maldita, saber si puedes o no confiar en alguien y cómo encontrar verdaderas amigas.

Friends

Esta serie es clásica, la verdad, no conozco a alguien que no haya visto aunque sea un capítulo. Es todo un drama que te atrapa, ir indagando en la vida de estos 6 mejores amigos y no poder evitar hacer la comparación con los tuyos, porque creo tienen muy marcada el tipo de personalidades: el galán, la guapa, la popular, la intensa, el “todas mías”, la despistada, el nerd, etc.

New Girl

Ok, cuando empieza la serie, en verdad, odias el amor. Todo los involucrados en ella han sufrido un mal de amores, es ahí cuando te das cuenta que “más vale solo que mal acompañado”. Empiezas a dar de saltos porque no tienes que estar como ellos: arrastrando el kleenex por todos lados, porque aceptémoslo, se siente muy feo cuando te rompen el corazón. Pero, lo que me gustó mucho de esta serie es que te deja ver cómo puedes seguir siendo feliz, así sin pareja. Suena bastante trillado, sin embargo, es un tema que atrae mucho, es como las chick flicks del cine.

Mad Men

Por supuesto, esta serie no puede faltar; te muestra perfectamente como sólo necesitas creer en ti para llegar lejos. Si te encuentras en proceso de desamor, esta serie será tu mejor aliada. Don Draper reafirmará que el amor no existe y que nada dura para siempre.

Opinión

Volver a mí

Alquilé un acogedor espacio dentro de una casa estilo inglés en una ciudad estadounidense, y todos los días me siento un buen rato en mi escritorio blanco, al interior del cuartito blanco que me asignaron (blancas las paredes, blanca la cabecera, blancos los muebles, blanco el edredón que cubre la cama y blanca la página que está frente a mí), con la cabeza en blanco también, a escribir sin prisa alguna.

La Fontaine dijo que “una persona suele encontrar su destino en el camino que eligió para evitarlo”, yo agrego que siempre que creo haber aprendido la forma más oportuna para vivir, mi vida cambia, y tengo que descartar planes, reaprender estrategias, considerar opciones desconocidas y reconstruirme.

«Una persona suele encontrar su destino en el camino que eligió para evitarlo» —Jean de La Fontaine

Difícilmente hubiera elegido este lugar para vacacionar, pero ya que he sido elegida por el lugar mismo, me dispongo a descubrir el trayecto que estoy invitada a recorrer. Cierro los ojos y respiro profundamente, y a kilómetros de mi mundo empieza a darse ese asombroso fenómeno que permiten los espacios desconocidos: fuera de contexto me vivo diferente, soy yo y al mismo tiempo soy muchas otras más, y ante mí se presenta una historia no escrita, algo por diseñar, por descubrir, por precisar.

Y aquí, en mi blanca habitación y con la mente en blanco, no puedo mentirme mucho: amplío mis perspectivas, entiendo de lo que estoy escapando, y me dispongo a descubrir lo que quiero, lo que puedo, lo que sueño hoy. Confirmo que puedo ser más extranjera de mí misma en mi propia tierra, y que las tierras lejanas me permiten adueñarme de versiones de mí que en el diario vivir se esconden, se minimizan y mueren a punto de ser ignoradas. Me reconozco, me cuestiono, me expando.

«Ni siquiera el mejor explorador del mundo hace viajes tan largos como aquel hombre que desciende a las profundidades de su corazón». —Julien Green

Como Julien Green confirmó que “ni siquiera el mejor explorador del mundo hace viajes tan largos como aquel hombre que desciende a las profundidades de su corazón”, yo comienzo a descifrar mis contradicciones, asumo temblorosamente mis temores, integro con aplomo mis dolores, dejo ir mis empecinamientos, y descanso (por un rato) del tiempo cuando corre de prisa y de los otros que me atrapan en el día a día.

La página en blanco sobre el escritorio blanco dentro de mi blanca habitación se va tiñendo, se va llenando de vida. Y, complacientemente, experimento que de a poco empiezo a extrañar las miradas de los míos y los quehaceres de mis rutinas. Por eso de vez en vez he de dejarme ir a donde el destino me lleve y hacer de un aparente viaje sin propósito, un recorrido que me devuelva a mí.

S1NGULAR

La soledad en el cine de Sofia Coppola

Editado por Movement Of Time, el supercut titulado «Loneliness of Sofia Coppola» («La soledad de Sofia Coppola») muestra personajes solitarios, desdichados y melancólicos. Primeros planos que evidencian el llanto de los ojos; planos abiertos que muestran al individuo abandonado; miradas perdidas que anhelan el pasado; rostros afligidos por el rumbo equivocado de la existencia; seres que toman la comida y el almuerzo sin la compañía de alguien más; personas que sólo contemplan el lento fluir del tiempo y el angustiante paso de la vida.

Fuente: Enfilme

S1NGULAR / Tendencias

Ventajas y desventajas de ser soltero en México

Ser soltero tiene muchos beneficios y cada vez los jóvenes se interesan menos en formar una vida en familia o en pareja y las opciones de actividades que se realizan de manera independientes va en aumento.

De acuerdo con un sondeo realizado en el país a personas solteras, aunque esta condición les da más libertad para hacer lo que quieran sin tener que dar explicaciones, la mayoría lamenta la soledad. Te compartimos los puntos a favor y en contra reflejados en la encuesta:

Ventajas

  • Crean una red de conocidos más grande porque tienen libertad absoluta de conocer todo tipo de gente.
  • Viven con menos estrés porque les preocupa contestar mensajes de su pareja, cuidar sus redes sociales , en consecuencia, tienen más tiempo para dedicar a cuidarse o pasatiempos personales sin pedir la opinión de alguien más.
  • Si están interesados en buscar pareja pueden utilizar diferentes medios para conocer personas con gustos afines como pasatiempos, deportes, música, etc, (como las recientes páginas y apps, de las cuales, algunas ofrecen viajes a otros países, viajes los fines de semana e incluso cruceros).

Desventajas

Para la mayoría de los solteros mexicanos, éstas son las cosas negativas de ser soltero:

  • Sentirse solo.
  • La frecuencia de relaciones sexuales es menor, y
  • No tener una pareja con quien asistir a eventos como bodas, o celebrar fechas especiales como aniversarios, Día del Amor y la Amistad, y Navidad.

Recuerden que ser soltero o vivir en pareja, siempre es una decisión personal y no debe determinar su plenitud.