Especial / Sexualidad

6 prácticas sexuales peligrosas

El sexo es taaaaan satisfactorio que muchas veces nos dejamos llevar en los encuentros. Sientes la euforia, pruebas, terminas, pero ¡quieres más! Y estamos a favor de que te conviertas en conejillo de Indias en la cama, pero experimentar sin ningún conocimiento previo, puede provocar que la experiencia sea algo desagradable o alguno de ustedes termine en una sala de Urgencias.

Si eres de quienes gustan de ese tipo de prácticas en las que el límite es la imaginación, te sugerimos revisar estos seis percances comunes para que, antes de asumir que eres un experto, te documentes bien y sepas cómo y hasta dónde…

 

Práctica: penetración brusca y descuidada

Riesgo: fractura del pene

El pene es un órgano sin hueso, pero debes tener cuidado a la hora del sexo rudo. Imagina la escena: ella encima y tu pene erecto; la fuerza del intercambio y el nivel de adrenalina les impiden notar que la posición es incorrecta, hasta que de pronto sientes un tronido y un dolor escalofriante.

No te asustes, “tu amigo del alma” se recuperará, aunque no podrás tener relaciones por un rato. Sólo en ciertas ocasiones tienen que entablillar el órgano para ayudarlo a rehabilitar y, sí se han documentado casos en los que estas rupturas tienen secuelas de por vida, pero son excepcionales.

 

Práctica: cunnilingus

Riesgo: infecciones vaginales por levaduras y embolias gaseosas

El cunnilingus es una práctica sexual que consiste en la estimulación de los órganos genitales femeninos utilizando la boca, una zona que, si no se tiene la higiene adecuada, puede causar infecciones vaginales por levaduras.

Esta actividad también resulta peligrosa si se sopla mucho aire dentro de la vagina porque genera burbujas que penetren en la circulación sanguínea y causar una obstrucción en los vasos arteriales que puede ser mortal.

 

Práctica: sexo anal

Riesgo: desgarre

No todas las parejas se atreven a tener sexo anal; sin embargo, para quienes lo practican, es necesario saber que el ano es una zona extremadamente sensible y, al realizarlo de forma tosca y sin lubricantes se puede herir el recto.

El daño puede causar desde un desgarre hasta una herida profunda, todo depende de la fuerza de la penetración. Ésta es una de esas prácticas que primero debes platicar con tu pareja para que haya un acuerdo mutuo y, así, tanto la penetración como la velocidad sean placenteros para ambos.

 

Práctica: sexo sin buena lubricación

Riesgo: coitalgia o dispareunia

Asegúrate de que antes de la penetración tu cuerpo esté listo, de lo contrario, alguno de los dos tendrá un dolor genital durante o después del coito. El dolor por lo general ocurre con la penetración profunda y puede ser más pronunciado con ciertas posiciones, como el “trapecio”. Además, esta irritación puede llegar, incluso, a una infección en las vías urinarias.

 

Práctica: hipoxifilia

Riesgo: asfixia

Aunque a muchos les causa miedo esta práctica, la hipoxifilia logra la excitación y el éxtasis sexual al impedir el paso del oxígeno al cerebro; por ello, causa un placer único que potencializa el orgasmo cuando se sabe usar bien.

La asfixia erótica consiste en el autoahorcamiento, la estrangulación, la sofocación por medio de bolsas plásticas o máscaras que restringen los movimientos respiratorios, todo mientras ocurre la penetración. Eres libre de practicarla, siempre que exista un código entre tu pareja y tú para que se detenga el acto cuando éste ya no sea satisfactorio, sino peligroso.

 

Práctica: sexo rudo

Riesgo: raspones y quemaduras

La pareja que no se haya raspado o quemado las rodillas mientras practica la posición de “perrito”, lo ha hecho muy mal, porque, como dijo Newton en una de sus leyes, “la fricción es la resistencia al movimiento que se da entre dos superficies de contacto”, y esta posición te pone en riesgo de sufrir este percance.

Incluso tus propios órganos sexuales pueden sufrir estas leves irritaciones, si no tuviste la precaución de utilizar lubricantes artificiales cuando pasaste demasiado tiempo jugando a ser una “máquina sexual”.

Especial / Sexualidad

Clubs swingers para mujeres solteras

Hay muchos tabús en torno a los clubes swinger pero, lo de verdad sucede en estos lugares, es algo que vale la pena experimentar. Por supuesto hay sexo, gente desnuda y sudorosa, cuartos oscuros —en donde sólo ves siluetas y no sabes ni quién te toca—; pero hay pocos peligros si tomas las precauciones adecuadas.

Ir por primera vez a un club de este tipo causa nervios y más si eres una chica sin pareja, pero, si es tu caso, ten por seguro que se trata de uno de los lugares que más cuidan a las mujeres. La primera vez que visité un sitio así fue por recomendación de un amigo, que lleva una vida swinger (y varias de sus modalidades) junto con su esposa. Yo tenía muchas ganas de ver, experimentar y, sobre todo, de reencontrar con mi lado sexual -que estaba muy apagado después de haber sido mamá soltera y con muchas más obligaciones y responsabilidades que diversión-. Así que un día simplemente fui.

No tenía pareja, pues básicamente no había alguien a quien quisiera invitar. Y me aseguraron que nadie, NADIE haría nada que yo no quisiera. ¿Qué podía perder? Si no me sentía cómoda con algo, se solucionaba al decirlo y, tal cual, la promesa no fue mentira.

Las mujeres que van solas a estos clubes son llamadas “unicornios”, pues se dice que no existen, así que cuando una se deja ver por ahí es muy asediada, y por lo mismo está muy protegida. En general, las mujeres (acompañadas o no) son parte esencial del ambiente de los clubes. Si están contentas con la música, el show de sexo en vivo o el tema de la fiesta, es muy probable que la noche sea un éxito para todos. Si no hay muchas mujeres o no están en el mood, será un fracaso rotundo. Por eso es que muchos de los esfuerzos de los clubes se enfocan en lo que ellas buscan o prefieren.

Los dueños de los clubes ofrecen varias ventajas para las mujeres: la seguridad, el no pagar la entrada (la mayoría de las veces) y dejarlas hacer, prácticamente, lo que quieran; por ejemplo, si una chica quiere ir sólo a ver sin participar, no tendrá ningún problema.

¿Cómo funciona? Casi todas las parejas que están iniciándose en la dinámica swinger, buscan chicas solas para una primera experiencia, pues les da más confianza -en especial, a la mujer de la pareja en cuestión-. Y aunque tampoco es lo más frecuente, puedes encontrar también grupos de mujeres solas, que se acompañan unas a otras para disipar los nervios.

Aquí te dejamos algunos unos tips para cuando te lances a la aventura:

  • Busca tu seguridad por sobre todas las cosas.
  • Elige bien el lugar y la pareja con la que vas a estar, en especial si es tu primera vez.
  • Desafortunadamente, hay muchas parejas que no acostumbran protegerse, por lo que lo ideal es que siempre lleves preservativos.
  • No bebas de más. Obviamente, una copa o dos pueden ayudar a desinhibirte, pero evita la posibilidad de no recordar nada de lo que pasó al día siguiente, y que se vuelva una experiencia desagradable.
  • Si vas a conocer parejas o gente del ambiente fuera de un club swinger, visita sitios de la comunidad (como pasionliberal.com, swingliving.com, fantasiasmotel.com y sdc.com); lo más importante es checar la reputación de la pareja, pues todos son calificados por las personas con quienes han sostenido encuentros. Obviamente es una medida de protección para evitar asaltos y otras situaciones de riesgo.
  • No significa NO. Ésta es una de las máximas del ambiente swinger. Incluso resulta descortés pedir explicaciones. Cualquier encuentro debe ser completamente consensuado por todos los involucrados.
  • Los hombres, como las mujeres solas, son bien vistos, aunque obviamente las exigencias con ellos son mayores.

 

Y si no tienes idea de qué lugares existen, estos son algunos en la Ciudad de México:

Coliseum

www.coliseum.com.mx

 

Líbido

www.libido.mx

 

Casa Swinger

www.casaswinger.com.mx

 

Dreams

www.dreamsmexico.com.mx

Libros / Sexualidad

Historias de un voyerista

Hablemos de sexo y no a través de un especialista, sino de los ojos de una persona común y corriente, a través de alguien que disfruta ver el placer.

La periodista Shantale Carrera se sumerge en la mente del voyerista para contar tanto escenas cotidianas como situaciones inimaginables que muchas veces no nos atrevemos a decir a la hora de hablar de sexo.

Y aunque este conjunto de relatos eróticos, pareciera un libro femenino, son historias pensadas para el lector hombre. Toc, toc, ¿quién (se) toca? es un experimento narrativo que busca romper prejuicios y promover el sexo como una actividad igual a cualquier otra, como una necesidad básica y un acto que forma parte de la cotidianidad de quienes gozan más de la vida y del momento presente.

Título: Toc, toc, ¿quién (se) toca?

Autor: Shantale Carrera Tolksdorff

Editorial: Rodrigo Porrúa Ediciones

Precio: 120 pesos

Especial / Sexualidad

5 tipos de hombres en una one night stand

Seguro lo has hecho. A estas alturas del partido no tiene caso negarlo. Al menos una vez has tenido (o estuviste a punto de tener) una one night stand y pudo haber sido una buena o mala experiencia, pero de que fue toda una experiencia, lo fue.

Estamos hablando de esos hombres, moradores de los bares, gimnasios o de las redes sociales y apps de ligue, quienes tienen las one dates y los encuentros sexuales como su primera oferta. No importa realmente dónde lo conoces, su misión siempre será la misma: emplear sus encantos físicos, mentales y sociales para entrar a tu cama o que tú entres a la suya.

Por ello, compartimos algunos de los arquetipos clásicos de chico de una noche que, muy probablemente, te habrás topado o lo harás una vez en la vida.

1.El atleta

Sabe lo que tiene y sabe manejarlo a su favor; siempre con prendas entalladas para evidenciar su marcada musculatura. Apantallará a más de una persona a primera vista y no importa el entorno en el que se desenvuelva, confía en que tarde o temprano, alguien caerá en sus redes seductoras. Aguas, porque si además es guapo, la posibilidad de que seas tú quien caiga, es más alta.

2. El carita y carismático

A éste le fue otorgado el don de la belleza al nacer y siempre se ha servido de ello para lograr todos sus cometidos. Su buen ver es el que le ha dado seguridad y una muy buena autoestima, por lo que se siente cómodo en cualquier ambiente y puede hacer amigos sin mayores problemas. Sin embargo, y aunque todo parezca miel sobre hojuelas, éste es un tipo al que la vida le ha enseñado que no le debe fidelidad a nadie, mas que a sí mismo. Por lo regular, son ser seres llenos de narcicismo y egolatría, así que si lo que querías era algo más que una one night stand, vete haciendo a la idea de que tal vez no llegue a concretarse.

3. El empresario exitoso

Ropa fina y elegante, demasiada propiedad al hablar y (tal vez) un buen coche. De este tipo se pueden desprender dos subclasificaciones más: 1. El que abrió un negocio y, al parecer, le está yendo bien, por lo que lo más seguro es que lo único que escuches serán cosas que son relevantes sólo para él, y 2. El hijo de papi adinerado. En altanería, similar al anterior, aunque con el plus de que hablará fresa a más no poder. Éste presumirá sobre sus incontables viajes, su carísima educación y el nuevo proyecto en el que está invirtiendo con sus amigos de “la uní”. Puedes estar segura de que todo lo que trae y dice, lo pagó su papá.

4. El músico en ascenso

Sabe de música y, posiblemente, le ha ido bien en ello. No importa si lo que toca es el clavicordio, el oboe o la guitarra, para fines prácticos, él ya es un rockstar y como tal se comportará. Le entra a todo tipo de vicios y no te verá más que como a una de sus groupies. Suele ser divertido y emocionante estar con alguien así, pero cuidado, seguro trae todo un zoológico viral y bacteriológico allá abajo.

5. El poeta/escritor

Con lentes de pasta y voz profunda, este espécimen siempre tiene un tema intelectualoide bajo la manga. Te recitará algunos versos (suyos o ajenos), te recomendará el próximo libro que cambiará tu vida y te mostrará su lado más sensible (previamente ensayado, por supuesto). Esta táctica le ha funcionado toda la vida y le funcionará para siempre (hasta que se encuentre a alguien que sepa de literatura y poesía más que él). Sin embargo, también tiene el ego por los cielos y aguas con que se te ocurra criticar uno de sus escritos, porque automáticamente su sistema colapsará.

Sexualidad

¿Por qué todos fantasean con una MILF?

El acrónimo MILF viene del inglés “Mom I´d Like to Fuck” (literalmente: mamá a la que me gustaría coger). El término hace referencia a esas mujeres maduras, por lo regular de entre 35 y 50 años, que físicamente siguen siendo muy atractivas -incluso más que algunas mujeres jóvenes- y que, por consecuencia, despiertan el deseo sexual de los hombres.

El término cobró popularidad gracias a la película American Pie, donde uno de los personajes establece su significado cuando dice: Dude, that chick’s a MILF!” (“Amigo, ¡esa chica es una MILF!”), refiriéndose a la mamá de Stifler (personaje que interpretó la actriz Jennifer Coolidge); pero ¿cómo pasamos de esto a convertirse en un referente e incluso una categoría en el mundo de la pornografía?

Tanto quienes son usuarios frecuentes de esta industria, como quienes sólo han pasado ahí por casualidad (guiño, guiño) saben que esta categoría ofrece una gran cantidad de títulos de películas y, aunque es difícil de creer, algunas de sus protagonistas han sido premiadas con el codiciado MILF del Año, que otorga la X Rated Critics Organization.

La actriz Kristal Summers lo consiguió en 2006, Janine Lindemulder fue distinguida como MILF del Año 2007; y en 2008, se estrenó la categoría MILF en los Oscar del Porno, los premios que ofrece la revista AVN (Adult Video News).

La tienda de objetos sexuales más famosa de Inglaterra, Lovehoney, reveló en el 2013, los resultados de un estudio, donde el 77% de las mujeres aseguraba que su vida sexual pasó por su mejor momento después de los 40 y de éstas, un 80% reconocía ser más innovadora ahora que a los 20 años.

Otro estudio de la franquicia de tiendas eróticas Sex Place confirma que las mujeres entre 37 y 45 años no solamente disfrutan de más fantasías sexuales que las de entre 18 y 26, sino que también practican más sexo.

Además, se dice que el atractivo de estas féminas reside en la seguridad personal y la experiencia que han adquirido. Los prejuicios y represiones sexuales ya han sido superados, así como los complejos del pasado.

Especial / S1NGULAR / Sexualidad

El sexo en el poliamor no es mejor que en la monogamia

La monogamia cada vez va quedando más de lado como eje principal de la construcción social actual. Estudios científicos que lo confirman y que señalan que el ser humano no debería ser monógamo, siempre pregonan. Por otra parte el poliamor se posiciona cada vez más fuerza como la relación amorosa del futuro, y con cierta estabilidad emocional, compromiso de todas las partes involucradas y cariño, la relación sin duda puede funcionar.

Sin embargo, hay algo en lo que la monogamia aún supera al poliamor, muy al contrario de lo que cualquiera podría llegar a pensar: el sexo.

Un estudio realizado a poco más de 11 mil personas en la Unión Europea encontró que, mientras el 71% de quienes integran relaciones abiertas están sexualmente satisfechos, para aquellos en relaciones con una sola persona el valor de satisfacción asciende hasta el 82% y al 80% para quienes están casados o en unión libre. Muy en contraste con el 40% de quienes están solteros.

La investigación, realizada por Dalia Research y concluida en marzo de este mismo año, probó, además, que los países con mayor satisfacción sexual son España con el 41% de los encuestados asegurando estar muy satisfechos, seguido de Alemania con el 38%; y los menos satisfechos resultaron ser los italianos y los británicos, teniendo ambos un 9% de personas “no del todo satisfechas”.

El porqué la monogamia es superior al poliamor en este aspecto no está explicado en el estudio, aunque, en realidad sólo hay una ventaja del 10%. Tal vez uno de los factores determinantes para los resultados sea el ojo con el que actualmente es visto el poliamor, pues aún prevalece cierto ocultismo a su alrededor.

Sexualidad

4 consecuencias de fingir un orgasmo

Fingir orgasmos ha sido una práctica bastante común en hombres y mujeres desde siempre. Se sabe, por ejemplo, según datos de un estudio realizado en la Universidad de Kansas, que uno de cada cinco hombres con vida sexual activa ha fingido al menos un orgasmo y que, en el caso de las mujeres, menos de la tercera parte logra llegar al clímax durante el coito.

Las razones para hacerlo son muchas. Desde no herir los sentimientos de la pareja hasta terminar el acto lo antes posible. Para algunos puede ser una práctica frecuente y en apariencia inocente, pero pocos saben los problemas que esto puede traer a la vida sexual individual y en pareja.

Aquí cuatro razones por las que es preciso dejar de fingir orgasmos:

  1. Evidentemente, te pierdes de todos los beneficios.

Mucho se sabe ya de los beneficios que el disfrutar de un buen orgasmo puede traer a nuestra salud. Se mejora el flujo sanguíneo, el ánimo se ve levantado disminuye el estrés, funciona como analgésico, mejora el aspecto de la piel y, claro, te brinda un extraordinario placer. No hace falta mucha ciencia para saber que si el orgasmo es fingido, los beneficios no se hacen presentes.

  1. Maleducas a tu pareja

Ya sé que muchos dirán, respecto al punto anterior, que si el orgasmo se finge es porque a veces no queda de otra. ¿Cómo alcanzar el clímax si la pareja no hace la labor completa? Y es que sí queda de otra. Gran parte de las relaciones sexuales es emocionante por ese sentimiento de aventura, de esperar algo nuevo, que la pareja nos sorprenda, pero cuando no sucede así, la solución es, sí o sí, hablar al respecto. Mostrar en qué puntos se debería mejorar y por dónde se debe conducir para que la experiencia de ambos sea la más plena posible. Fingir orgasmos genera una falsa sensación de éxito, así que la próxima vez que tengan una velada apasionada, la pareja hará lo mismo que te llevó al “orgasmo” aunque tú ni lo disfrutes.

  1. Se generan mitos

Supongamos que las dos terceras partes de mujeres que no llegan recurrentemente al orgasmo decidan fingirlos. Esto será un problema de magnitudes colosales, pues para cada orgasmo fingido hay una persona que porta con orgullo el estandarte de “llevé a una mujer al orgasmo” y así se genera una pandemia de malos movimientos y posturas  que sólo serán erradicados cuando alguien se decida a hablar con la verdad.

  1. A quien más dañas es a ti mismo (a)

De la misma manera que sucede si te masturbas nada más a lo bruto, el fingir orgasmos genera barreras para los vínculos que tienes con tu propio cuerpo. Te niegas la posibilidad de conocerte y de conocer tu propio placer. El orgasmo es un acto de comunión con uno mismo que no puede ser dejado de lado ni tomado a la ligera.

Especial / S1NGULAR

3 tipos de poliamor

El siglo XXI se está consolidando cada vez más y con mayor fuerza como la era de la liberación sexual. Poco a poco, nos resulta más común ver con aceptación parejas de un hombre con otro hombre, hombre con mujer, mujer-mujer, hombre-trans; sin embargo, esta evolución trae consigo la necesidad de encontrar conceptos que funcionen como las nuevas víctimas de prejuicios, por ejemplo, la monogamia.

A pesar de la fuerte tendencia que del poliamor, no hemos terminado de comprender relaciones de más de dos personas, pero seamos partidarios o no, no hay que negar que hay algo en este tipo de relaciones que nos resulta bastante atractivo.

El término fue popularizado por la predicadora Morning Glory Zell-Ravenheart (1948-2014) quien, de acuerdo al obituario que le realizó The Telegraph, fue “una bruja que criaba unicornios, enseñaba matemágicas, conjuración de hechizos y predicaba el evangelio del poliamor”.

Esta filosofía de vida ha tenido un éxito impresionante en las culturas occidentales porque, para muchos, el poliamor es el amor como siempre debió haber sido, y argumentan el carácter polígamo que el humano, biológica y psicológicamente, siempre ha poseído, muy a pesar de cuánto la sociedad se ha empeñado en negarlo.

Como seres sociales, tenemos una naturaleza poliamorosa, si ésta se entiende como la capacidad de sentir y expresar amor por distintas personas, sin importar el tipo de relación que mantengamos con ellas, es decir, no sólo vínculos afectivos, sino también los que estableces con familiares, amigos, entre otros.

Pero bien, ya a ciencia cierta, ¿qué es el poligamia? Como se puede inferir desde el nombre, es la tendencia a establecer relaciones afectivas y, en ocasiones, sexuales de manera simultánea con más de una persona y siempre con el pleno consentimiento de todas las partes involucradas. Aunque, hay que aclarar que no es lo mismo que el polisexo.

Como sucede con las relaciones tradicionales, éstas también pueden ser de distintas maneras, y aunque nunca se sigue al pie de la letra uno u otro, hay algunas clasificaciones que dependen de sus practicantes y los acuerdos que establecen de convivencia; éstas son tres categorías:

1. Poliamor jerárquico

Aquí existe una pareja a la cual se le da mayor preferencia e importancia, en comparación con las demás; es decir, aunque el poliamor está presente, existe una relación “central”.

2. Polifidelidad

En esta modalidad los vínculos están bien establecidos y, por acuerdo de todos, ninguno debe transgredir esos límites. No se puede buscar ni entablar más relaciones fuera del círculo poliamoroso en el que se está incluido.

3. Anarquía relacional

No hay restricciones ni control respecto a con quién puede uno relacionarse, sin embargo, como en todas estos vínculos, debe existir cierto grado de compromiso y, claro, amor.

 

Como en todas las relaciones de pareja, la confianza y el cariño son los pilares fundamentales de esta modalidad del amor. Esto permite que se dejen de lado los roles de género marcados y, muchas veces, hasta la preferencias sexuales, al haber comunión de todos alrededor de un mismo fuego llamado amor. Así de simple.

Especial / S1NGULAR / Sexualidad

4 señales para saber que no es amor, sino obsesión

Quizá todos tengamos que pasar por un momento obsesivo alguna vez en la vida, así que antes de enredarte y enredar al otro, es mejor que reconozcas los rasgos de lo que estás experimentando.

Una obsesión es un estado mental en el que tienes ideas, impulsos, pensamientos, imágenes persistentes y recurrentes, muchas veces de manera estereotipada, los cuales te generan ansiedad, malestar o angustia. Per se no es nociva; de hecho, es muy común que al enamorarnos, surja cierto grado de fijación que vivimos placenteramente: pensamos en esa persona, nos preguntamos sobre ella y se convierte en nuestro referente para todo. Esta es una forma de obsesión; sin embargo, se convierte en algo nocivo cuando te causa ansiedad e incluso altera negativamente tu día a día, entonces ¿cómo reconocer si es una obsesión negativa?

  1. Si el sentimiento no tiene razón de ser o no es correspondido.
  2. Cuando esa emoción invade casi todos los demás aspectos de tu vida.
  3. Si la mayoría de las sensaciones son provocadas por tu mente y no por experiencias tangibles.
  4. En caso de que eses pensamientos, te generen un malestar constante.

Aprende a dejar ir…

Lo primordial es no negar lo que estás experimentando por miedo a la pérdida o al dolor. Reconoce que tú mismo tienes la posibilidad de modificar tu forma de pensar y actuar respecto a lo que sientes.

Recordar experiencias anteriores te reconfortará al mostrarte que no todo sentimiento dura para siempre y que desapegarte de él es una situación que se logra con el tiempo, con trabajo y siendo constante.

Intenta definir cuál es la sensación que te provoca y, de ser necesario, busca apoyo de un psicoterapeuta.

 

Sexualidad

Ésta es la edad en la que las mujeres tienen el mejor sexo de sus vidas

Resulta demasiado fácil asumir (o al menos esperar) que la edad en la que más se disfruta del sexo es a los veintes, la década de la juventud, de la vitalidad, de las fiestas, de la aventura y de los encuentros casuales por antonomasia. Pero lamentamos decirles que no es así.

Natural Cycles, la aplicación anticonceptiva de mayor renombre alrededor del mundo, realizó una encuesta en la cual asegura que las mujeres tienen el mejor sexo a los 36 años. Por supuesto este dato no es fijo, se promediaron los resultados de, específicamente, 2,600 mujeres y esa conclusión fue de éste estudio en particular.

Para obtener el dato de la “edad mágica”, la encuesta basó sus preguntas en tres ejes: la experimentación en los orgasmos, el sentimiento de atracción y qué tanto disfrutan del sexo. A su vez, las encuestadas fueron divididas en tres grupos: menores a 23 años, de 23 a 35 años y de 36 años o más.

En lo que respecta al sentimiento de atractividad que tienen las mujeres para con ellas mismas, aquellas mayores a 36 años demostraron ser las de mayor autoestima (8 de cada 10) y del grupo de 23 a 35 sólo se consideraron realmente atractivas 4 de cada 10 .

De la misma manera, en los otros dos ejes de la encuesta, las mujeres mayores a 36 años demostraron ser las campeonas indiscutibles, superando las cifras de los otros dos grupos, por ejemplo, el 86% de las mujeres de mayor edad reportaron haber experimentado buen sexo en las últimas cuatro semanas, mientras que del grupo de menor edad, sólo 56% pudo decir lo mismo.

Todo esto sustentado gracias a David Buss, profesor de Psicología social en la Universidad de Texas, quien asegura que las mujeres alcanzan su pico sexual entre los 30 y los 40 años por una simple razón: la evolución.

El artículo publicado en The Canadian Journal of Human Sexuality asegura que las mujeres, al acercarse a la menopausia, necesitan más sexo, pues sus óvulos están envejeciendo y se activa el mecanismo evolutivo que les dicta que deben buscar más oportunidades para procrear.

Además, se descubrió que entre los 27 y los 45 años, las mujeres están abiertas al descubrimiento y a las nuevas experiencias, e incluso se demostró que a estas edades hay mayor presencia de fantasías sexuales.

La presencia de una autoestima alta también permite un goce más pleno de la sexualidad. Así que, al tener mayor estabilidad emocional y económica, al tener más experiencia y, en general, más madurez, estas mujeres, de los 36 para arriba, disfrutan más de su sexualidad, sin complejos, prejuicios o inseguridades.

Estos datos, por supuesto, no tienen que ser iguales para todas, así que lo mejor es que cada mujer tu pico sexual y disfrútalo tanto como sea posible, que para eso está.

Sexualidad

3 cosas que sigues sin entender del sexo

Las relaciones de pareja son complejas y más, cuando se trata de algo tan íntimo como el sexo. Los terapeutas sexuales han acordado que, mientras más sepas del tema, mejor serás en la cama, pero en realidad ¿qué tanto de lo que conoces es cierto?

Seguramente has escuchado que la masturbación es mala para una relación, discusiones sobre la ubicación del clítoris o mitos acerca del orgasmo femenino, y es que todo mundo cree tener el secreto para llevar una intimidad sana e informada.

Por ello, el Huffington Post publicó una nota en la que algunos sexólogos de Estados Unidos comparten los mitos más frecuentes que consultan sus pacientes. Aquí 3 de las cosas más absurdas que los especialistas han escuchado:

1.- El deseo físico llega fácil cuando tu pareja te encanta

De acuerdo con Moushumi Ghose, terapeuta sexual y autor de Posturas sexuales clásicas reinventadas, sólo porque una mujer no esté húmeda, o un hombre no tenga erección, no quiere decir que haya falta de deseo. Es verdad que puedes estar excitado mentalmente sin que se presenten los síntomas físicos. Algunas veces a nuestro cuerpo le cuesta seguir el ritmo de nuestra mente. Esto es normal y no debe considerarse una disfunción o un problema; no existe disfunción eréctil por esta razón. Todo esto es parte del ciclo natural del ser humano. 

2.- Cuando están realmente enamorados, el sexo tiene que ser amoroso

Kimberly Sharky, terapeuta sexual y de pareja en Nueva York, señala que “una vez que hay confianza mutua, respeto y consenso entre tú y tu pareja, puedes usar tu expresión sexual como un salón de juegos para adultos en donde se pueden aplicar reglas diferentes a las que se siguen fuera de la recámara. Juega con el poder, quién manda, quién se somete, quién juega con quién para provocar deseo antes de cumplir lo que se busca. Arriésgate a ser vulnerable y desinhibido con tus peticiones, incluso si temes que tu pareja no esté en el mismo canal que tú en determinado momento”.

3.- Tener buen sexo es todo en una relación

“No necesitas ser el mejor amante que tu pareja haya tenido para que te ame, respete, y se sienta conectado a ti. Muchos hombres piensan que si tuvieran más habilidades sexuales, nada faltaría en su relación. Pero incluso con la mejor experiencia en la cama, las relaciones terminan. No hay duda de que la confianza sexual en uno mismo es importante, pero no lo es todo si no se trabaja en una relación sólida y exitosa”, menciona Keeley Rankin, terapeuta sexual de San Francisco, California.

S1NGULAR

Perder la virginidad con una prostituta puede ser más sano de lo que crees

Existe una enorme presión social respecto a perder la virginidad y no hay casos aislados en el tema; chicos y grandes, hombres y mujeres han sentido esa carga sobre sus hombros en algún momento de la vida.

Sin embargo, con los hombres ocurre una dinámica particular. Hay casos por montones, de quienes aún son vírgenes después de los 20 años que, ante la constante presión social, optan por la vía de la prostitución; una opción que, incluso, puede convertirse en algo terapéutico.

En manos de una sexoservidora se pueden desvanecer ciertos problemas de confianza en la intimidad. Y muchas veces eso es lo que hace falta. Olvidarse de lo que se espera de un hombre en la cama: experiencia, fuerza, un rendimiento formidable; y recordar que, tal y como sucede con las mujeres, exploran la sexualidad de a poco.

“Intento que sea una experiencia especial,” menciona Maggie McNeill en entrevista para la revista Vice. “Alguien como él es uno de varios, varios, varios clientes para mí. Pero para él, yo siempre seré su primera vez. Es un gran honor; en cierta manera siempre estaré en su memoria, así que trato de hacerlo tan lindo como sea posible”. Maggie es una prostituta con varios años de experiencia que ha tenido muchos clientes que buscan perder su virginidad.

En este texto fueron entrevistados cuatro hombres que perdieron su virginidad con una profesional y han desarrollado vidas sexuales más consistentes. Buddy está en el proceso de cortejar a una mujer que conoció recientemente; Nathan tiene la meta de establecerse en una relación a largo plazo; Arthur, de 25 años, comenta que se siente menos ansioso y con más confianza; Toby, de 29 años, cree que la prostitución será su única opció de por vida. Todos siguen acudiendo a las sexoservidoras eventualmente.

Perder la virginidad siempre será un tema delicado sin importar la edad que se tenga. Nadie puede decir cuál es la edad adecuada para hacerlo dignamente, así que no hace falta estresarse de más. Hay que salir, conocer gente y animarse a probar nuevas experiencias, por supuesto, siempre con la protección y las precauciones adecuadas.

Salud

Viagra rosa, las pastillas sexuales ‘no tan milagrosas’ para las mujeres

¿Un viagra para mujeres? Una pastilla que prometía a las mujeres aumentar su líbido y que finalmente no resultó tan favorecedora.

En 2015, Estados Unidos aprobó el fármaco flibanserina y salió a la venta bajo el nombre de Addyi. Al inició este componente se probaba como antidepresivo para las mujeres, pero las participantes de los estudios reportaban más apetito sexual cuando las tomaban, así que cambiaron el plan y decidieron que serían el viagra rosa, dedicado para tratar para la pérdida o disminución del deseo sexual en la mujer.

Sin embargo, tardaron varios años en aprobar las píldoras por sus varios efectos secundarios: náuseas, mareos y fatiga, entre otros.

Por otro lado, la comparación con el viagra no podría ser más errónea, ya que no te aumenta el líbido en unas horas, como el de los hombres. Esto es un tratamiento que debes tomar durante meses para ver algún tipo de resultado.

Aún así, la respuesta ha sido muy decepcionante, pues pocas mujeres han notado un beneficio certero y, por el contrario, muchas reportan efectos secundarios demasiado agresivos.

S1NGULAR / Sexualidad

Los beneficios de masturbarte (más allá del placer)

Que si quedaremos ciegos, que si nos saldrán pelos en las manos, que si se caerá el pene y un montón de mitos más han sido parte de los bombardeos moralistas que pretenden evitar esta saludable muestra de cariño propio.

No hay amigo que la sociedad haya satanizado más que a nuestras propias manos. Así que es tiempo de decir ¡basta!, de hablar sin pudor de la masturbación y, de paso, mencionar los increíbles beneficios que ésta tiene en nuestra salud.

Tanto para mujeres como para hombres, el orgasmo ayuda a la liberación de endorfinas, sustancias neuroquímicas que promueven la sensación de felicidad y tienen cierto efecto analgésico. Esta droga hecha a mano brinda una solución ante el estrés y a ciertos dolores ligeros con un efecto en el cerebro similar al que brinda, por ejemplo, la heroína, según un estudio realizado por Gloria Brame, sexóloga estadounidense.

Su efecto analgésico, incluso, es capaz de apoyar los malestares asociados a la menstruación al “provocar un mayor flujo sanguíneo en la región pélvica, lo que acelera el proceso y disminuye el dolor”, de acuerdo con la doctora Sandra LaMorgesse, experta en intimidad sexual.

Por otro lado, la doctora LaMorgese menciona que, tanto en hombres como en mujeres, la masturbación ayuda a prevenir enfermedades al eliminar toxinas dañinas mediante la expulsión y flujo de líquidos. En la mujer, evita infecciones en las vías urinarias, mientras que para los hombres, eyacular más de cinco veces a la semana, disminuye la probabilidad de padecer cáncer de próstata hasta en un treinta por ciento.

La eyaculación, además, aumenta los niveles de cortisol, una hormona que en pequeñas dosis ayuda a regular y a fortalecer el sistema inmunológico, comenta Jennifer Landa, especialista en terapia hormonal.

Y la disfunción eréctil no se queda atrás. Un estudio realizado por la revista Men’s Health asegura que conforme pasa el tiempo, la musculatura tiende a disminuir su fuerza, sí, también allá abajo, a lo que una actividad sexual constante, incluso en la masturbación, permite mantener ejercitados los músculos del piso pélvico, apoyando también al problema de la incontinencia.

Todo esto sin destacar la felicidad que causa conocer tu cuerpo y ser tu propia fuente de placer, ¿hacen falta más razones para fomentar estas muestras de afecto manuales?

Especial / Salud

Estos alimentos pueden hacerte el mejor en la cama

Al momento de elegir nuestra comida podemos fijarnos en el sabor, las propiedades, las calorías y hasta en el precio, pero ¿alguna vez piensas de qué manera ese platillo puede afectar el desempeño de tu vida sexual?

Hay una buena cantidad de detalles sexuales que están directamente relacionados con la comida y pocos lo saben, por lo que incluir algunos alimentos en tu dieta pueden beneficiar significativamente el placer de tus encuentros sexuales.

  • Para oler sexy

El poder de las feromonas es determinante en todo el reino animal y una buena enjabonada con el perfume afrutado que nos rociamos a diario no son elementos suficientes para engañar nuestro olor corporal.

Jitka Fialová, etóloga investigadora en la Charles University de Praga, demostró en un estudio que las mujeres se sienten más atraídas por los hombres que comen ajo, pues éste tiene efectos antioxidantes y mata bacteria nocivas causantes del mal olor. Así también, según estudios realizados en la Macquarie University de Sidney los alimentos ricos en betacaroteno como las zanahorias, las calabazas, los pimientos rojos y el chabacano, entre otros, propician un olor más dulce y atractivo.

  • Para sentirte guap@

Un buen outfit es un elemento básico para vernos bien, pero en ese momento en el que ninguna tela nos cubre, la piel es nuestra única carta de presentación. Para ello está también el betacaroteno, que hace que la piel sea más atractiva a la vista, dándole un mejor color y mayor luminosidad.

Así, una piel sana tiene mucho que agradecer al colágeno, proteína proporcionada por alimentos como el pescado, el huevo, la carne y la gelatina. La vitamina C, presente en  frutas como kiwi, naranjas, frambuesas, piñas y uvas, también estimula la producción de esta proteína, así como el azufre, presente en apio, pepino y aceitunas.

  • Y para un mejor desempeño en la cama

Consumir semillas mejora los niveles de testosterona y la producción de espermatozoides; los arándanos aumentan los niveles de dopamina; el vino tinto y el chocolate amargo ayuda a que las mujeres tengan una sexualidad más activa; y las nueces son buenas para el esperma, la fertilidad y relajación.

 

Logra que esos dos placeres trabajen en conjunto para tu beneficio y dale rienda suelta a tu antojo, ya sea culinario o sexual.

 

Especial / Sexualidad

Lo mejor del sexo llega dos días después

Aunque nadie puede negar que lo más memorable de un encuentro sexual son los increíbles orgasmos, un estudio descubrió que hay una mejor parte que sucede los dos días después.

Un estudio encabezado por la científica en psicología Andrea Meltzer demostró que dos días después de tener sexo, las personas se sienten completamente felices, a lo que ella le llamó el “resplandor crepuscular” o “afterglow”.

Para descubrir esto, Andrea midió los datos de dos estudios realizados con 200 parejas de recién casados a quienes les pidieron que todas las noches y todas las mañanas escribieran en un diario qué tan felices y satisfechos se sentían con su relación.

Así, a través de estas notas, descubrieron que siempre que la pareja tenía sexo, ambos se sentían más felices los siguientes dos días; y esto sucedía con participantes de todas las edades.

Además, se dieron cuenta de que las parejas que tenían relaciones sexuales con mayor frecuencia reportaban menos conflictos matrimoniales, a diferencia de los que casi no tenían.

Finalmente, este estudio apoya otro que encontró cómo las parejas se sienten más conectadas cuando se acuestan abrazados que cuando tienen un orgasmo.

Psicología

¿En qué se fijan los hombres cuando quieren una relación a largo plazo?

A pesar de que nuestro lado evolutivo lleva a las mujeres a buscar rasgos de seguridad y poder en el hombre, y provoca que éste se fija en las caderas y pechos, nuevos estudios han demostrado que los hombres que viven en sociedades con condiciones socio-económicas igualitarias entre sexos, al buscar una relación a largo plazo, se sienten más atraídos por la inteligencia que por la belleza física femenina.

Esto quiere decir, que mientras más sexismo existe en una comunidad, mayor es la probabilidad de que ellos se enfoquen sólo en el aspecto físico y no en sus capacidades intelectuales. Y aunque ésta resulta ser una noticia bastante optimista, es importante destacar que las condiciones igualitarias están rezagadas en muchos países y México no es la excepción.

Por otro lado, de acuerdo con estas investigaciones, los hombres esperan que el nivel de inteligencia que muestran ellas, sea igual o menor que la propia, jamás superior. Lo anterior fue demostrado en un estudio realizado por investigadores de diversas universidades estadounidenses publicado en la revista Personality and Social Psychology Bulletin en el que 105 hombres fueron cuestionados sobre cómo se sentirían al ser vencidos por una mujer en un concurso de matemáticas. En sus respuestas, los participantes coincidieron en que sí se sentirían atraídos por estas mujeres, pero muchos contestaron negativamente cuando se les preguntó si serían capaces de tener una relación amorosa estable con ellas, afirmando que se sentirían intimidados por su capacidad intelectual.

Lo cierto es que cada vez más mujeres demuestran una superioridad intelectual por sobre la de los hombres en diferentes áreas de conocimiento. Y, sin importar la razón, es necesario que se continúe avanzando en temas de equidad de género.

S1NGULAR / Salud / Sexualidad

Más sexo, mejor memoria

¿Qué dirías si alguien te asegurara que aumentar la frecuencia con la que tienes sexo podría ayudarte a mejorar tu memoria?

Es verdad. A la lista de actividades que estimulan la formación de células neuronales en el hipocampo (el área del cerebro encargada de la memoria): comer sanamente, dormir bien y hacer ejercicio, ya puede ser agregado ‘tener sexo’. Así de bien como suena.

En investigaciones previas se había demostrado que tener las relaciones sexuales de forma constante conduce a tener una mejor memoria en el caso de los hombres jóvenes y en machos de otras especies, por lo que ahora, un grupo de científicos de la Universidad McGill de Canadá continuaron la línea de estudio para comprobar que lo mismo sucede en el caso de las mujeres, ¿por qué?

Existe una estrecha relación entre la actividad sexual y las reacciones químicas que ocurren en el cerebro.

La ciencia ya había señalado, también con anterioridad, que mantener una vida sexual sana y recurrente conducía a tener altos niveles de los neurotransmisores asociados con el buen humor y la felicidad.

Y aunque aún no se confirma si son los efectos neuroquímicos del coito o el esfuerzo físico involucrado (que aumentan la circulación sanguínea y aceleran el metabolismo), los que influyen en la neurogénesis del hipocampo, sus beneficios son innegables.

Sexualidad

Existen 3 tipos de personas que ven porno, ¿cuál eres tú?

Aunque cada persona tiene sus propios fetiches sexuales y tanto las razones como el modo en que usa el porno varía, un estudio de la Universidad Laval en Quebec, catalogó a los usuarios de esta industria en tres grupos.

En la investigación participaron 830 personas y los expertos midieron la frecuencia usan estos videos, la finalidad con que lo hacían, el nivel de estrés al recurrir a ellos y qué tan compulsivos eran al verlos.

  • Los recreativos lo usan alrededor de 24 minutos a la semana. Éste fue el grupo más grande de los estudiados, y se compone principalmente de mujeres y personas en pareja. Se trata de la categoría más saludable y la que logra mayor satisfacción.
  • Los angustiados ven menos que los otros grupos (17 minutos a la semana), pero dos de sus motivos son estrés y fatiga, por lo que no consiguen disfrutarlo del todo.
  • Los compulsivos son aquellos que ven más porno que todos (110 minutos a la semana) y según los datos de este estudio, sus relaciones en comparación con las otras categorías, son menos satisfactorias.
Sexualidad

Stealthing: una nueva y peligrosa tendencia sexual

Stealthing -cuya traducción literal al español es ‘sigiloso’- es una tendencia sexual que se está popularizando, pero no es divertida ni sensual como cualquier otra. ¿De qué se trata? Los hombres se retiran el condón justo en medio del coito sin que la pareja se dé cuenta.

Además de los evidentes riesgos como embarazo no planeado y enfermedades de transmisión sexual, muchos aseguran que esto es una forma de abuso sexual, ya que la otra persona no está dando su aprobación. Incluso, Alexandra Brodsky, una estudiante de la Escuela de Derecho de Yale presentó en el Columbia Journal of Gender and Law un reporte sobre por qué esta práctica sexual no consensuada, que va en aumento, debería tomarse como abuso sexual ante la Corte.

De acuerdo con Brodsky es necesario revisar las leyes actuales ya que, finalmente, las víctimas quedan expuestas a peligros que pueden dañar su salud física y mentalmente.

Incluso, ya existen casos de denuncia por este abuso. En enero, una corte en Suiza encontró culpable de violación sexual a un hombre después de quitarse el condón ‘sigilosamente’ mientras tenía relaciones sexuales con una mujer y sin que ella lo supiera.

Bienestar / S1NGULAR

¿Soltero o en pareja? Las ventajas de cada uno

Tu situación sentimental influye en tu salud emocional, mental y física. Diferentes estudios señalan que la mayoría de gente prefiere vivir acompañado antes que hacerlo solo; sin embargo, permanecer en una relación enfermiza, lejos de contribuir a tu bienestar, debilita tu vida en general. ¿Cuáles son los pros de cada uno?

En pareja

  • Fortalece tu autoestima. ¿Por qué? Una relación saludable siempre incluye el respeto y la satisfacción mutua; factores que indudablemente te ofrecen refuerzan tu amor propio.
  • Te hace vivir más años. De acuerdo con la Universidad de Warwick, en Reino Unido, las personas con relaciones duraderas viven una media de tres años más que los solteros.
  • El sexo es mejor. Si, y sólo si, existe un fuerte vínculo de confianza.
  • Tienes un mayor equilibrio emocional. Una relación siempre necesita de un tiempo de maduración: compartir, aceptar a la otra persona, permanecer en los momentos más difíciles y demostrar que cada uno puede contar con el otro.

Soltero

  • Mayor libertad. No es casualidad que el número de solteros haya aumentado un 25% en la última década. ¿Quién no prefiere dejar de lado las constantes peleas y malentendidos innecesarios por poder hacer lo que quieras, cuando quieras y como quieras?
  • Refuerzas otros vínculos afectivos. Contrario a pensar que el amor sólo viene de una pareja, los solteros son capaces de disfrutar con más intensidad lo que sienten y reciben de sus amigos, compañeros y familia.
  • Potencia tu autosuficiencia. Llegar a sentirte satisfecho con tu trabajo, hobbies, amistad, sexo, te hace preguntarte en qué momento se instaló la idea de que una persona sólo está completa.
  • Mejores finanzas. El dinero no da la felicidad, pero ayuda, eso es cierto. Estar all by yourself te permite planificar tus gastos y ahorrar o invertir en tus propios proyectos.

Solo o acompañado, lo importante es sentirte pleno y satisfecho emocionalmente.

 

S1NGULAR

Los millennials tienen menos sexo que otras generaciones

De acuerdo con un estudio realizado por el diario estadounidense Archives of Sexual Behavior en 2015, los millennials nacidos a partir de 1990 son dos veces más propensos a ser sexualmente inactivos durante sus 20 en comparación con la generación X y los baby boomers. ¿Por qué?

Contrario a la idea de que se trata de una generación floja, estos jóvenes viven cierta presión por alcanzar el éxito, tienen una obsesión por el estatus de carrera y han generado una cultura de exceso de trabajo -ya sea dentro de una empresa o como freelance-.

A nivel personal, reflejan miedo a involucrarse emocionalmente y perder el control, y han privilegiado la apariencia física al usar apps y sitios para encontrar pareja, que decepciona sus expectativas en un encuentro físico.

Finalmente, los índices de ansiedad y depresión se han elevado con estas generaciones y el uso de antidepresivos también se ha incrementado (medicamentos que pueden afectar directamente el libido).

Esto no es necesariamente malo, señalan los expertos. Decidir cuándo y cómo tener relaciones sexuales puede conducir a relaciones más fuertes a largo plazo. Lo que es preocupante es lo que ésta situación refleja: la dificultad de los jóvenes para formar profundas conexiones con una pareja.

S1NGULAR / Sexualidad

Lo mejor de la diferencia de edad

¿Qué busca una mujer en un hombre más joven? ¿Y un hombre en una mujer 10 o 20 años años menor que él? Las razones son muy diferentes y dependen tanto de los caracteres de las personas como de las circunstancias en que surge la relación.

En el caso de las mujeres con parejas menores sigue existiendo un prejuicio arraigado. Culturalmente, es más fácil aceptar que sean ellos quienes estén con alguien más joven. Pero esto no quiere decir que las relaciones en las que las mujeres son menores sean tengan una mejor percepción social; muchas son tachadas de aprovechadas o vistas como “fáciles”. Ambos casos reflejan el lado machista de la sociedad, sin embargo, existen muchos beneficios de compartir las cosas propias de cada generación.

En general, la atención y los cuidados de ambos son diferentes. La gente mayor tiende a cuidar de una manera diferente a sus parejas jóvenes. Además, generalmente, existe un mayor respeto, al saber que el conocimiento que cada uno posee sobre un tema es diferente.

Sobre el sexo, en el caso de las parejas con mujeres mayores la vida sexual es más constante y mejor. Ellas tienden a enseñar y a tener paciencia. Pero cuando ellos son mayores, existe seguridad económica y una diferencia de trato.

Así que, antes de prejuzgar una relación así, ya sea tu propio caso o el de alguien más, recuerda que estas relaciones no son un volado hacia el fracaso, sino una oportunidad para vivir en dos épocas distintas (al mismo tiempo).

Sexualidad

El tamaño NO importa

De acuerdo con un estudio realizado por científicos de la Universidad Nacional Australiana, la tendencia a que las mujeres relacionen el tamaño del pene con la satisfacción sexual viene de la prehistoria. Comparando nuestra naturaleza con otras especies cercanas, como los chimpancés, antes de que los hombres vistieran ropa, las hembras utilizaban el tamaño del miembro como uno de los factores para elegir al mejor compañero sexual con fines reproductivos. Sin embargo, el sexo dejó de tener únicamente este objetivo y el placer es hoy una de las prioridades al practicarlo. Bajo esta idea, el tamaño no es sinónimo de placer, ¿cierto?

Personalmente, me había repetido en varias -muchas- ocasiones que el tamaño sí importa, y mucho, cuando hablaba de penes y la poca satisfacción que había tenido con algunos hombres. No fue hasta que tuve un encuentro sexual con alguien que tenía la polla más pequeña que había visto, cuando descubrí que -al menos en mi experiencia- si existe la coordinación, movimientos, posiciones y jugueteos correctos, el orgasmo llega y llega muy bien.

Del mismo modo, después de hablar con un amplio número de hombres, puedo decir que, en su experiencia, una vagina estrecha no necesariamente asegura mayor excitación.

Sea cual sea tu experiencia con el tamaño de los penes o viceversa, con las características de las vaginas, existen posiciones con las que puedes lograr una mayor penetración.

La carretilla

Parece complicada, pero una vez que tus brazos cobran fuerza, no hay complicación alguna. Colócate de manos con el pecho mirando al piso mientras tu pareja te sostiene las piernas y penetra.

 Bitilasana

 La postura es similar al doggy style, sólo tienes que exagerar el arco de tu espalda y levantar más el trasero.

 En cuclillas

Mientras que el hombre se sienta en la esquina de la cama, tú ponte en cuclillas delante de él como si adoptaras la posición de una rana.  

Sexualidad

No es un capítulo de Black Mirror, es el porno actual

La primera película porno se produjo en 1896. El título de la cinta es Le Couchér de la Mariée y mostraba a una mujer haciendo striptease. Desde entonces, la industria ha crecido y de sobremanera.

No sólo ha crecido el número de productores y consumidores del cine para adultos, sino también su oferta: hoy el porno comprende teledildonics (juguetes sexuales operados por computadora), interactividad, 3D y tecnología háptica (que involucra el tacto). Además, gracias a internet, una enorme cantidad de videos son gratuitos y están disponibles 24/7/365. “Es como ir a un planeta de sexo y poder catear gratis a cada una de las habitantes, que están buenísimas”, han dicho los usuarios, “lo mejor es que no hay enfermedades, la chava no se embaraza, y ninguno de los dos se clava. O sea, brinda todo el placer, sin los peligros”.

Sin embargo, el excesivo consumo de este material ha provocado, en otros casos, que la gente se aísle evitando el contacto con otras personas reales. “Las mujeres que veo en pantalla no me pueden rechazar, así que no soy inseguro, mientras que tener un acercamiento sexual me pone nervioso”, comenta otro consumidor de 34 años.

En 2016, el sitio PornHub tuvo 64 millones de visitantes diarios, 74% de los cuales fueron hombres, quienes reprodujeron más de 92 mil millones de videos en el año. ¿Tú qué tan enganchado estás al porno?

 

Sexualidad

¿Cuándo es demasiado porno?

En esta época, en la que ser open mind es motivo de orgullo, hombres y mujeres hemos aceptado incluir el porno en nuestra vida sexual -solos o en pareja-, e incluso nos tatuamos los ya tan repetidos beneficios de consumirlo para convencernos de que es algo sano, pero ¿sabes en qué momento parar?

Vamos punto por punto.

El doctor Eusebio Rubio, especialista en sexualidad y director general de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, señala que el porno crea varios mitos como penes y pechos descomunales, excitación inmediata, coitos prolongados y posturas irrealizables; condiciones que para los jóvenes que aún no tienen una experiencia sexual real o adultos desinformados pueden establecerse como verdaderas.

Por otro lado, el sitio YourBrainOnPorn.com ha compartido el resultado de estudios científicos, según los cuales la constante exposición a estas imágenes explícitas estimula en exceso los receptores neuronales, igual que las drogas, y vuelve al usuario incapaz de disfrutar experiencias menos intensas. Así, cada vez necesita más para excitarse, con lo que da inicio el círculo adictivo.

¿Y qué impacto puede tener el porno sobre una relación estable? El doctor Dawn Szymanski, de la Universidad de Tennessee, estudió el asunto. En su trabajo Psychological, Relational, and Sexual Correlates of Pornography Use, concluye que quienes ven con frecuencia películas XXX suelen tener conceptos muy estereotipados sobre los roles de ambos sexos: los hombres son muy dominantes, poderosos, mientras las mujeres son sumisas y complacientes; expectativas irreales que sin duda pueden afectar el vínculo de pareja.

Así que por más que seamos open mind, es importante recordar que la pornografía es un condimento y no un sustituto de esta parte de tu vida.

S1NGULAR / Sexualidad

Que tienes 40 y ella 20

Son muchas las parejas cuya diferencia de edad es notable pero, tanto quienes han vivido una, como quienes la conocen a través de las experiencias de otros, en algún momento se preguntan cuáles son las ventajas y desventajas de este tipo de noviazgos. ¿Es una cuestión de casualidad o una falta emocional? o ¿Tendrá futuro? Y sí, quizá lo tengan.

Uno de los grandes mitos de estas parejas se centra en que, quienes salen con personas mayores tienen un vacío emocional con la figura materna o paterna y buscan a alguien que llene esa ausencia. Sin embargo, como menciona el psicoterapeuta Manuel Turrent, si bien hay casos que se deben a esto, no todos tienen tal origen.

Hay quienes han convivido de forma cercana con este tipo relaciones, por lo que lo consideran algo normal e incluso lo buscan de manera consciente. Por ejemplo, hay mujeres y hombres cuyo nivel de madurez los lleva a buscar personas mayores a los de su generación, lo cual de hecho, es una de las razones más frecuentes.

Sea cual sea la razón de estar involucrado en una relación así, lo importante es saber que la brecha generacional es un arma de dos filos y es importante buscar cómo utilizar la diferencia a tu favor. Se necesita a estar dispuesto a aprender todo lo que no conoces de la etapa que está viviendo el otro y aceptar que, como en cualquier otro amorío, existen beneficios y obstáculos que tienes que enfrentar para que funcione.

S1NGULAR / Sexualidad / Tendencias

Bolas anales, el juguete sexual favorito de muchos

Los juguetes sexuales son la forma ideal de evitar la rutina y mantener el deseo; pero desde hace un tiempo, las bolas anales se ha convertido en la opción favorita de cientos de personas. ¿Sabes por qué?

 

¿Qué son?

Las bolas anales son una tira de esferas unidas por una cuerda o por un soporte rígido o semi rígido. Generalmente van de la más pequeña a la más grande, pero también pueden mantener un tamaño uniforme.

Lo más común es que estén hechas de PVC o ftalato, aunque también hay de acero inoxidable, madera o vidrio; sin embargo, la sexóloga Alessia Di Bari recomienda que sean 100% de silicón con calidad quirúrgica.

Su objetivo es estimular la zona anal. Las puedes utilizar como un tapón o consolador anal; o como juego previo a una penetración anal ya sea del pene o de un juguete de mayor tamaño. Las que van aumentando de tamaño son ideales para dilatar el esfínter anal poco a poco sin causar incomodidad.

¿Cómo usarlas?

El primer paso es sentirte cómodo para dejar que tu zona anal sea explorada. Hay que tener a la mano lubricante, ya que el ano no tiene una lubricación natural. Si te asusta que no te guste el juego con otra persona, puedes intentarlo solo/a antes.

Lo más recomendable es que en caso de que sientas dolor, te detengas, uses un poco más lubricante y vuelvas a intentarlo. Pero si la incomodidad es excesiva, lo ideal es no forzarlo. La idea es que lo disfrutes, no que lo sufras.

Es importante que recuerdes que el ano está lleno de terminaciones nerviosas, lo cual provoca excitación, tanto durante la inserción como en la extracción del juguete. Una de las prácticas más comunes -aunque lo puedes usar como mejor te acomode-, es sacarlas durante el orgasmo, ya que esto produce una sensación muy intensa.

S1NGULAR

La primera vez de una gorda

Hay gordas que perdieron su virginidad a los 13 años, como si nada. Para mí, significó derribar miedos y creencias falsas que tenía catalogadas como verdades absolutas.

Mi historia no es la de todas, pero seguramente es la de muchas.

Toda la vida me dijeron que no iba a poder estar con un hombre hasta que adelgazara. Nunca le iba a gustar a nadie hasta que bajara esos kilos de más. ¿Quieres tener novio? Entonces, deja de comer para que estés flaca y encuentres a alguien que te ame. Una era consecuencia de la otra: bajar de peso para hallar el amor.

Así fui por la vida condenada a nunca tener una vida amorosa y mucho menos sexual, hasta que descubrí que aquella idea era una mentira.

Pocos días después de empezar un nuevo trabajo conocí a un hombre que se me lanzó de inmediato.

Él tenía pocas semanas viviendo en la Ciudad. Un día salimos a un bar con otros compañeros y, al final, nos quedamos solos, coqueteando. Me invitó a ir a su casa y acepté de inmediato. Me gustaba muchísimo y nadie nunca me había insinuado que quisiera algo físico conmigo, así que no podía dejar pasar la oportunidad.

En cuanto llegamos a su departamento, me besó y me desnudó de inmediato. Las luces estaban prendidas y mi cuerpo, aquel que toda la vida me había avergonzado, estaba al descubierto. Yo esperaba que me mirara con repulsión y se arrepintiera de haber llevado a una gorda a su cama, pero no fue así. Miró mis curvas con deseo, apreció cada uno de mis defectos (esos que había aprendido a odiar, mis lonjas, mis estrías, mi celulitis) y me besó completa.

No podía creer lo que estaba sucediendo. Y es que no sólo fue la gente quien me decía que no podría estar con alguien por mi físico, me lo aseguraban las revistas de moda, las comedias románticas de Hollywood, la industria de la dieta y hasta los catálogos de lencería en los que los negligee son sólo para mujeres delgadas.

Jamás creí posible que mi cuerpo fuera objeto de deseo de nadie. Pero por primera vez en toda mi vida, a través de los ojos de otra persona, vi lo hermoso que era. No era perfecto, pero era bello y podía provocar la misma pasión que uno delgado.

S1NGULAR / Sexualidad

5 tips para desinhibirte en la cama

La psicoterapeuta sexual, Karla Teresa Castillo Pérez, comparte cinco consejos prácticos para que comiences a perder el miedo y disfrutes tu sexualidad sola y acompañada:

  1. Hazlo con la luz encendida. Existe una diferencia muy grande entre estar a oscuras por miedo a ser vista y hacerlo por elección y porque es parte del juego en pareja.
  2. Cumple tus fantasías. Visita hoteles que tengan decoraciones que alimenten la fantasía a cumplir, desde camas de agua, hasta jacuzzi y tubos de baile.
  3. Entra a una sex shop: ¿qué te gustaría tener? Es un momento para aprender sola o en pareja.
  4. Considera la autoexploración. Cada cuerpo es diferente, ¿cómo te gustaría ser tocada? El orgasmo es asunto de diálogo y de comunicación con tu pareja, ayúdalo.
  5. Edúcate. Existe material en librerías o internet respecto a posturas en la intimidad: ¿tienes elasticidad o no la tienes, pero quieres intentarlo? Algunas serán muy difíciles, tal vez no las logres, pero te divertirás.

Recuerda que tenemos la oportunidad de aprender a cualquier edad, eliminando los mitos y alimentando las realidades que llevan a los individuos a vivir una vida libre y plena de prejuicios y estereotipos.

 

S1NGULAR

¿Por qué amamos los conciertos?

Las experiencias en vivo son una forma de enriquecer nuestra vida por los valiosos recuerdos que nos generan. No es casualidad que, de acuerdo con una encuesta realizada en 20 países por el marketplace Starhub, el 35% de las personas asegura recordar más su primer concierto que su primer beso.

Brincar frente al escenario de nuestro cantante favorito o gritar apoyando al equipo del que portamos la camiseta impacta directo en nuestras emociones y memorias, por lo que, a corto y largo plazo, influye en nuestra felicidad y las conexiones sociales que establecemos. ¿Increíble, no?

Los encuestados afirmaron que los eventos en vivo tienen prioridad sobre su rutina diaria, pero ¿qué somos capaces de ofrecer a cambio de estas experiencias?

Con tal de ver a su artista preferido tocar en vivo: 

  • 42% borraría sus redes sociales por un mes.
  • 35% dejaría de usar su celular una semana .
  • 33% sería capaz de dejar de beber un año completo.
  • 26% renunciaría al sexo por un mes.
  • 12% no se bañaría por un mes.
  • 7% se atrevería hasta a cortar con su pareja.

Y por ver jugar a su equipo:

  • 31% borraría sus redes sociales por un mes.
  • 28% dejaría de usar su celular una semana .
  • 27% sería capaz de dejar de beber un año completo.
  • 19% renunciaría al sexo por un mes.
  • 15% no se bañaría por un mes.
  • 7% se atrevería hasta a cortar con su pareja.

¿Tú qué estarías dispuesto a hacer?

Agenda / Sexualidad

Acóplate con tu pareja: claves para un mejor sexo

Si algo aprendemos en nuestras clases de secundaria es que la química sí existe, y más cuando se trata de intimidad.

Sea cual sea el tipo de encuentro que tengamos, hay que partir de dos premisas indispensables: la interacción debe establecerse sin engaños ni falsas expectativas y siempre comprendiendo que no somos objetos de consumo mutuo, sino sujetos generadores y receptores de placer.

Acoplarse en términos sexuales toma tiempo porque armonizar los deseos de cada persona es un proceso complejo. Para ello, Antoni Bolinches, terapeuta y sexólogo catalán, señala cinco variables que se deben conciliar en los encuentros eróticos para lograr el acoplamiento sexual.

  1. La iniciativa. Una propuesta es bilateral facilita que ambas partes se sientan deseadas.
  2. La frecuencia. Lo ideal es que esté marcada por el propio deseo, pero a veces éste puede ser caprichoso y variar con el tiempo y con cada persona, así que lo ideal es hablarlo y quizá establecer una cantidad que satisfaga a ambos.
  3. Los rituales. La variedad de prácticas y conductas hacen que el acoplamiento sea algo diverso y satisfactorio.
  4. La resolución. Cuando un encuentro sexual difícilmente culmina en el orgasmo produce tal frustración que puede causar resentimiento: no se trata de “llegar juntos, siempre y con la misma intensidad”, sino de lograr una descarga placentera .
  5. 5. La afectividad posorgásmica. Sobra decir que el acoplamiento sexual no solo depende del antes y del durante, sino también del después. Las muestras de afecto posteriores incrementan o reducen la receptividad sexual y facilitan o dificultan la disposición para los próximos encuentros.

Confiar en la dimensión erótico sexual es una de las tareas más desafiantes, pero también genera vínculos duraderos, por eso los encuentros casuales pueden devenir —cuando salen bien— en pasiones formidables.

Trabajar y esforzarte en tu vida sexual es algo que te beneficia directamente y que, de paso, tu pareja agradecerá. Aplícate, conversa y consulta; da un paso más allá con la conferencia: Claves para el acoplamiento sexual, que S1ngular impartirá este próximo 25 de marzo.

Para inscribirte o pedir mayor información, escribe a esther@s1ngular.com o llama al
5616 8552.

 

Sexualidad / Tendencias

‘Bud sex’: prácticas homosexuales sin etiquetas

Actualmente existen diversos términos para describir la variedad de preferencias sexuales, una de ellas es el “bud sex”, la cual se refiere a la prácticas entre homosexuales y heterosexuales, pero sin ser con considerados bisexuales.

La tendencia no es nueva, se sabe que desde el inicio de la humanidad, algunos hombres disfrutan de estar tanto con personas de su mismo sexo como del opuesto, sin tener que sacrificar su condición de “macho alfa”.

El sociólogo Tony Silva realizó una investigación con un grupo de hombres de Missouri, Illinois, Oregón y Washington, quienes se catalogaban como seres heterosexuales, conservadores y muy machos; incluso, varios de ellos contaban con una familia, sin embargo, eso no era impedimento para que gozaran del sexo con personas de su mismo género, incluso varios aceptaron que eran compañeros del trabajo.

Silva concluyó que se puede mantener la actividad sexual sin incluir el factor romántico, ni la relación de los conceptos feminidad u homosexualidad.

 

Opinión / Sexualidad

Ojalá lo hiciera como mi ex

Descubrir esas pequeñas cosas, como si está circuncidado o no, si estás depilada o no, si tiene lunares o cicatrices. Sentir el peso de su cuerpo sobre el tuyo. Descubrir si embonan. Cuánto dura el juego previo. Si la excitación te hará lubricar. Si su erección será rígida. Un sinfín de cosas.

Tal vez no sean preguntas tan específicas las que pasan por nuestra mente. Pero, aunque uno no lo desee, aunque nos digamos que no las haremos, siempre vienen las comparaciones. Las terribles y odiosas comparaciones. Porque, de entrada, es posible que no salga bien parado (es decir, sí, pero de otra forma). Sobre todo si vienes una relación larga. Tal vez tu ex ya sabía cómo hacerte llegar al orgasmo. Conocía los botones que debía apretar. Y es como comenzar de cero.

Claro, puede pasar lo contrario: que te guste más la nueva experiencia. Pero siempre habrá algo que te guste más del anterior. Y la nostalgia aflorará.

En mi caso, puedo decir que de Mario me encantaba el sexo oral. No sé cómo demonios lo hacía, pero era perfecto. A diferencia de Luis que, cuando comenzaba, prefería decirle que ahí la dejáramos y que mejor se dedicara a penetrarme. De perrito, por favor. La especialidad de la casa. Cuando estuve con Fernando, lo mejor sucedía cuando yo estaba arriba. Me encantaba tener el control total de los movimientos hasta el punto de explotar.

Algunos han destacado por ser más arriesgados; mientras que otros por su timidez, aunque lo compensaban de distintas y especiales maneras. Pero todos tenían algo especial, algo que los hacía cogibles. Algo que siempre extrañaré y recordaré con cariño. Si pudiera crear a mi amante perfecto, lo haría con cada una de sus fortalezas a la hora de coger. Sí, es utópico. Y mientras esto no se pueda realizar, soy feliz con lo que tengo y trato de guiar a mi pareja a esa perfección. Porque, al igual que ellos, no soy esa chica ideal.

Opinión

Si algo envidio de los hombres es su capacidad de olvidarse de todo a la hora del sexo

Cuando ellos cogen, no les importa si están gordos, flacos, si se les nota la lonja, si se rasuraron, si se bañaron o no… o si tú tienes estrías en las nalgas. Cogen y lo disfrutan. Claro, están los metrosexuales o los que son la excepción de la regla; tampoco hay que encasillar. Pero, con las mujeres, la excepción seríamos quienes no nos preocupamos.

Todas, en algún momento de nuestra vida, sin importar la edad que tengamos, nos hemos visto envueltas en conversaciones sobre ejercicios, cremas, champús y un amplio espectro de recetas y artilugios de belleza, lo que indica la importancia que le damos a sentirnos bellas. ¡Cuántas revistas no sobreviven gracias a las recetas de todo tipo de menjurjes para sentirnos mejor con nosotras mismas! No es que esté mal, pero es que, en ocasiones, le damos tanta importancia que llega a influir en nuestras formas de relacionarnos en la cama.

A la hora de revolcarme con alguien, sólo pienso: “Que no note el gordito de mi cadera o la celulitis de mis muslos…”

En cambio, en las conversaciones masculinas, abundan las cosas sin importancia, como los deportes, el cine y, sí, que si alguna que otra mujer está buena.

Siempre sentí que tenía muslos de jamón de puerco. Me veo al espejo y… así esté en mi peso ideal… definitivamente hay algo que no me gusta. Siempre existe la comparación con las demás. Pero sé que no soy la única. Las amigas como quienes desearía estar yo se sienten igual; y son estas pláticas donde una se da cuenta de eso.

A la hora de revolcarme con alguien, sólo pienso: “Que no note el gordito de mi cadera o la celulitis de mis muslos; que no se dé cuenta de que se me ven las venas o que tengo pechos pequeños”. Pero he aprendido que a ellos, la verdad, la verdad, les vale un reverendo comino cómo nos veamos.

Llevo muy bien grabada aquella ocasión en que salieron unas fotos de Scarlett Johansson en bikini, tomadas por paparazzi, donde criticaban su celulitis. Cuando se las mostré a unos amigos, haciendo hincapié en lo asquerosa que se veía, ellos sólo dijeron: “¡Qué sabrosa!”. Así funciona su mente. A partir de ahí, comencé a relajarme.

De las parejas que he tenido, sólo una me ha dicho que el aspecto físico le interesa ante todo. Las demás, en general, hasta me pedían que no me cuidara tanto, porque les gustaba “la carnita”. No, no pretendo hacer de esto un curso de superación personal, un “ámate como eres”, porque eso es casi seguro que jamás lo lograremos.

Lo que intento decir es: ¿Acaso, a la hora de la pasión, nosotras nos fijamos en si los hombres engordaron, enflacaron o lo que sea? No. A la hora de coger, lo que importa es la química, la lubricación, las sensaciones. Olvidémonos de cómo lucimos y disfrutemos más a la hora de coger.

Tendencias

Rumuki: la app ideal para grabaciones íntimas

Aceptémoslo, a todos en algún momento nos han dado ganas de protagonizar un video sexual con nuestra pareja, si no, al menos intercambiar imágenes con poca ropa, ya sea por simple curiosidad o porque es una forma de mantener encendida la llama de la pasión. Sin embargo, esta actividad suele ser bastante riesgosa, pues al tener material “indebido” en nuestros celulares o tabletas, corremos el riesgo de que alguien más lo vea. Por ello, y por fortuna, ya existe Rumuki, el mejor aliado para mantener la multimedia candente de forma privada.

Este software  lo que hace es encriptar los videos e imágenes para poder mantenerlos a salvo y evitar que alguien más vea el contenido. Para poder grabarse, así como reproducir los materiales, es necesario que los involucrados sincronicen sus equipos y pongan una contraseña. Por el momento sólo se encuentra disponible y sin costo para iOS.

Lo que sí se puede hacer de forma independiente, y esto al igual es una maravilla, es eliminar el contenido del equipo, brindando mayor seguridad por si un dispositivo se pierde o es robado.

Tendencias

‘Love mist’: congelar tus genitales por placer

Mejorar los encuentros sexuales es algo que pone a trabajar duramente tanto a hombres como mujeres, llevándolos incluso a probar cosas impensables como: congelar los genitales para incrementar el placer. A esta tendencia se le conoce como Love Mist. 

Este servicio que se ofrece en Cryotherapy UK, un centro especializado para aliviar dolores y moldear la figura a través de tratamientos con nitrógeno líquido que provocan un descenso de temperatura a -71ºC, y al emplease en los genitales, incrementa el flujo de la sangre, las endorfinas y por ende, el estado de ánimo.

Otro beneficio que se tiene a partir de este tratamiento es la producción de colágeno, el cual, ayuda a retrasar los signos de envejecimiento y dar aspecto más juvenil. El costo $62 dólares aproximadamente.

Tendencias

Youporn recompensará a quien logre hackear el sitio

El sitio de pornografía más reconocido del mundo, Youporn, se encuentra evolucionando constantemente para que la seguridad de su plataforma sea tan buena que ninguna persona pueda extraer videos o datos personales. El portal está tan interesado en ser impenetrable que incluso se está ofreciendo una recompensa a quien logre hackearlo.

Youporn -que hoy pertenece a MindGeek, una compañía que también alberga los sitios RedTube y Pornhub-, entregará entre $50 y $25,000 dólares a los hackers que consigan burlar los puntos de seguridad de su plataforma y logren robar materiales pornográficos.

El tema de la privacidad de datos personales ha cobrado gran importancia, pues se han dado a conocer diversos casos de robo de bases de datos de grandes empresas, tanto de la industria bancaria como de entretenimiento, además de páginas para encontrar pareja. Esta situación sin duda perturba a más de un usuario, ya que existen miles de episodios de extorsión, robo de identidad, entre otros delitos que se desencadenan a partir de la extracción de información.

 

Sexualidad

Rough Sex, ¿qué es?

El rough sex no se trata de un ataque o de violencia sexual. Más bien, es una experiencia exquisita donde si aprendes a manejar los límites y a jugarlo (bien y bonito), tu apertura erótica te dejará sentir éxtasis inimaginables.

Aunque ahora muchos se autodefinen como raros, especiales, únicos y diferentes, todos hemos querido encajar en esa extraña categoría conocida como “normalidad”, ajustarnos a las reglas, al canon.

Afortunadamente, hay un aspecto de nuestras vidas en donde todo es posible: el sexual. No sólo nos devuelve la capacidad de jugar, sino que nos arroja a nuestra animalidad y nos quita (aunque sea por un instante) varias de las cadenas y convenciones a las que vivimos atados.

En el sexo nada es anormal; sin embargo, hay prácticas más peculiares que otras. Hablar de rudeza es subjetivo; para algunos quizá un tirón de cabello es demasiado, una mordida o una nalgada algo impensable, aunque unos más no pueden imaginar un encuentro erótico sin golpes, amarres o electricidad.

Además de la mezcla de placer y dolor, el rough sex involucra: juegos de rol, sumisión y dominación, petplay, en el que los participantes se disfrazan y actúan como animales, especialmente como perros o caballos. También, nalgadas (con la mano u otros utensilios, como bastones o paletas), mordidas, arañazos, cachetadas, escupitajos, asfixia erótica, empleo de pinzas en genitales y pezones; inmovilización, humillación y degradación, tanto física como verbal, postergación o negación del orgasmo, así como penetración y masturbación forzadas e inserción total del puño, ya sea vaginal o anal. De igual forma, es común eyacular u orinar en el rostro.

El sexo duro está muy ligado al Bondage y al sadomasoquismo, sin embargo, su rama más oscura, el edge play, es algo que incluso pone en conflicto a la comunidad BDSM, pues, como su nombre lo indica, se trata de actos extremos. Entre éstos, beber sangre, usar excremento, realizar heridas con agujas, cuchillos, uso de pistolas, etc. Además, este tipo de sexo implica la ausencia de palabras de seguridad o consensual non-consent, rape play o la recreación de violaciones, la cual, según estudios realizados el año pasado en la Universidad North Texas, es una fantasía común en las féminas.

Sin embargo, este estudio concluyó que lo anterior no quiere decir que las mujeres deseen ser abusadas o que disfruten un ataque sexual, más bien, es un reflejo del deseo por ser dominadas y sentirse deseadas, lo que representa apertura sexual o todo lo contrario: pudor.

Adentrarse al rough sex requiere de comunicación, respeto y confianza, de hecho, kinkly.com, uno de los sitios más especializados en el tema, recomienda evitar practicarlo con desconocidos, parejas casuales o en fiestas sexuales, ya que puede ser sumamente riesgoso y se aleja de una de las normas más básicas del BDSM, la llamada SSC: Seguro, Sensato y Consensual. Todo lo que no se haga con autorización y acuerdo previo se considera un abuso, lo mismo si la persona se niega a detenerse o a usar la palabra de seguridad (en caso de establecerla) o realiza heridas de gravedad.

Tendencias

Los tatuajes son sinónimo de ¿atracción sexual?

Llevas un rato pensando en tatuarte, pero ¿no estás seguro de hacerlo? Quizás algunos prejuicios sociales como el que no te contrate en un trabajo, te corran, te confundan con un carcelero, etc., son las ideas infundadas desde hace tiempo y, que te detienen dibujar tu piel. Pero ¿cómo te caería un poco más de sexo? Sí, así como lo leíste, un estudio reveló que a muchas mujeres estas le son más varoniles los hombres con tatuajes.

La investigación fue realizada por científicos del Colegio Médico de la Universidad Jagiellonian en Polonia, y éste también se dio a conocer que quienes poseen alguna imagen en el cuerpo, intimidan potencialmente a sus rivales masculinos. Para llegar a dichas conclusiones, el personal mostró a 2,369 mujeres y a 215 hombres fotografías de varones con y sin tatuajes, para que expresaran cuál de los dos tipos eran los que más llamaban su atención.

Las categorías eran: masculinidad, dominancia, agresión, salud y compañía sexual, “resultó que las mujeres no encontraban a los hombres con tatuajes más atractivos, pero creían que eran más masculinos y dominantes, lo que es más o menos lo mismo”, dieron a conocer los investigadores.

Pero, no sólo las mujeres fueron quienes encontraron más atractivos a los hombres con tintas en la piel, ellos también, por lo que se cree que éste es un factor importante para sentir celos y deseo de golpearos, pues los ven como una amenaza.