Opinión / S1NGULAR / Sexualidad / Tendencias

Homonormatividad, ¿cómo debe comportarse un gay?

Michael Warner define “heteronormatividad”, en el libro Fear of a Queer Planet, como el “conjunto de las relaciones de poder por medio del cual la sexualidad se normaliza y se reglamenta en nuestra cultura, y las relaciones heterosexuales idealizadas se institucionalizan y se equiparan con lo que significa ser humano”.

Aplicando este concepto a la comunidad LGBTTTI, nace la homonormatividad, en la que comúnmente se idealiza lo que para muchos es el “buen gay”.

Con base en este término, el “buen gay” debe mostrar en todos los sentidos superioridad, desde física hasta intelectualmente. De ninguna manera puede mostrarse afeminado o vulnerable porque automáticamente esto lo haría menos, debido a lo cual gran parte de los hombres homosexuales buscan llevar vidas lo más heteronormatizadas.

Y aquí es cuando nos preguntamos: ¿por qué nos cuesta tanto trabajo aceptar a alguien cuando no se rige en comportamiento como la sociedad indica?

¿Por qué se tiene tanto pavor al ver a un transexual o a un travesti por la calle? Es increíble cómo las personas, incluso dentro de la misma comunidad, discriminan a una lesbiana por tener una apariencia masculina. ¿Y de los bisexuales? Ni hablar, eso no existe para el común denominador de las personas. ¿Por qué no aceptar que el mundo y la sexualidad es tan diversa que hay cabida para todos y todas?

Recuerdo cómo hace algunos años yo mismo era de las personas que criticaba a la gente que asistía a la Marcha Gay. “No me representan”, “Yo no soy así”, decía refiriéndome a las personas que iban vestidas de manera “estrafalaria”. Podría decirse que estaba regido por la homonormatividad.

Sin embargo, no fue hasta que comencé a tener contacto con diferentes personas LGBTTTI que se comportaban fuera de lo “establecido”, que me di cuenta de que es válido expresarse de la manera que uno quiera, que todos merecen respeto y, mientras no afecten a nadie más, está bien ser de la forma que uno desee y con la que se sienta más cómodo.

Antes de que alguien sea gay, lesbiana o trans, es una persona que tiene los mismos derechos y obligaciones que un heterosexual. El concepto del “buen gay” debería ser la persona que respeta, trabaja, es responsable, es valiente, amigo y, sobre todo, que ama a pesar de las diferencias.

Hasta el momento en que entendamos que dentro de la misma diversidad que existe en el mundo está su riqueza, cuando nos apoyemos realmente entre todos y hagamos una sola fuerza, daremos ejemplo de unión y de tolerancia que ayudará a que se nos respete y reconozca como comunidad.

S1NGULAR

“Sheng – nu”: el estigma de las mujeres solteras en China

La cultura China es una de las más radicales en cuanto a la equidad de género, pues existe una tradición patriarcal muy arraigada que ha prevalecido a lo largo de varias generaciones y dinastías.

Las mujeres han crecido con la presión social y familiar de casarse antes de los 25 años, de lo contrario las catalogan como “Sheng – nu” que su traducción exacta es “mujeres sobrantes” y que deben soportar comentarios como: “Ya dejaste de ser una niña”. “Debes encontrar un marido”. “Sólo moriré en paz si te casas”.

Para estas mujeres, la peor época es el Año Nuevo Chino, porque deben soportar las miradas y comentarios incómodos que cuestionan su estado civil, además de que “ya no son tan jovencitas, la vida las está dejando solteronas y no está bien. No eres una mujer completa hasta que te cases”.

Esta situación ha propiciado el “Mercado del matrimonio”, el cual está integrado por los padres de las chicas que no se han casado, en donde publican sus perfiles con la información que las haga más “atractivas”, por ejemplo, dónde trabajan, el sueldo que tienen, puesto, si tienen casa, autos, lujos, etc.

La presión que existe para ellas, también las ha obligado ha pagar miles de yuanes para que hombres se hagan pasar por sus parejas, sin necesidad de que se casen, sólo deben asistir a alguna reunión con familiares o hacer algunas llamadas telefónicas para que las mujeres puedan convencer a sus padres. Ya que en la cultura china, el respeto a los padres es un valor de suma importancia, por eso si una hija decide no casarse, es una forma de deshonrar a la familia.

Sin embargo, ya hay un grupo de mujeres que se ha armado de valor para alzar la voz, para expresar que si son solteras es por decisión, no porque no se quieran casar con ellas; que son mujeres profesionistas, emprendedoras, pero sobre todo, valiosas e independientes: “No quiero casarme por el sólo hecho de hacerlo. No viviré de esa manera”.

 

 

Agenda

Los 6 mejores libros de Jane Austen

La escritora británica, Jane Austen, es considerada una de las autoras de novela romántica más reconocida en el mundo. En sus historias se pueden apreciar toques feministas, personajes con múltiples detalles psicológicos que le permiten al lector sentirse parte de la historia.

Los libros de esta autora británica son títulos que las personas deben leer al menos una vez en la vida, o al menos alguno de ellos. Aquí te dejamos una lista con los que consideramos son los mejores.

Orgullo y prejuicio

Esta obra se publicó por primera vez en 1813 y es la novela más famosa de la autora. La historia gira en torno a la familia Bennet, un matrimonio humilde que busca que sus cinco hijas logren casarse con un buen hombre, por lo que la llegada del señor Binglye (un millonario) provoca todo un revuelo dentro de la familia.

Emma

La obra ha logrado varias adaptaciones en la pantalla grande. La historia cuenta la vida de Emma, hija del señor Woodhouse, quien busca solucionar la vida de los demás, para poder realizarlo deberá pasar varios obstáculos.

La abadía de Northanger

La vida de Catherine Morland se encuentra llena de varios secretos e intrigas que reflejan la sociedad inglesa de esa época, entre 1798- 1799.

Lady Susan

La historia gira en torno a Lady Susan, una mujer que queda viuda recientemente e intenta encontrar un nuevo marido, además de casar a su hija de 16 años. Los hechos que en el texto se describen, muestra los vínculos entre una familia de la burguesía rural y los matrimonios por conveniencia.

Persuasión

Fue el último libro que escribió Austen, de hecho su publicación fue después de su muerte. En él, cuenta la historia de una mujer adulta que por un mal consejo deja escapar al amor de su vida, el cual reaparece y ella busca una segunda oportunidad con él.

Sentido y sensibilidad

Esta historia deja al descubierto la hipocresía dentro de la sociedad inglesa a principios del siglo XIX, a través de la vida de unas jóvenes hermanas que, a pesar de tener caracteres diferentes, tienen una misma meta: encontrar la felicidad.