Especial / Salud

Maquillaje + gimnasio: lo peor para tu piel

Aunque el gimnasio es un espacio diseñado para ejercitarse y relajarse, en los últimos años se ha convertido en el estudio fotográfico favorito de muchos. El gusto por las selfies en el gym ha llegado a tal nivel, que muchos hacen lo que sea por verse perfectos: ropa deportiva de moda, peinado perfecto, maquillaje impecable y, obvio, ni una gota de sudor.

Quizá cumplir tus 20 minutos de cardio con base, ojos delineados y labios perfectamente marcados te haga ver guapísima, pero está lejos de ser una buena idea; ya que al hacerlo, puedes terminar con una serie de infecciones, alergias y otras complicaciones que afectan la piel.

De acuerdo con Rosie Johnson, maquillista de varias celebridades, la mayoría del maquillaje comercial no cede al calor que generas al ejercitarte, pues está diseñado para mantenerse intacto en estas condiciones, lo que puede generar congestión o bloqueo dentro de los poros.

Otros expertos en el cuidado de la piel del EWG’s Skin Deep Cosmetics Data Basey y The David Suzuki Foundation, aseguran que cada producto incluye una cantidad de químicos industriales, específicamente cancerígenos, esticidas y mercuri, que en combinación con el sudor tienen un efecto perjudicial en la piel.

Por otra parte, al realizar actividad física, los vasos sanguíneos se dilatan, incrementando la fluidez de la sangre en la piel, que junto con una buena hidratación se puede traducir en un cutis radiante; sin embargo, tapar los poros genera una apariencia opaca, puntos negros, acné y, a la larga, envejecimiento prematuro.

¡Date un respiro! Si utilizas maquillaje durante el día y mueres por tomarte una foto en el gimnasio, hazlo antes de comenzar tu rutina. Desmaquíllate y a sudar.

Bienestar / Psicología

¿Compartes fotos en el gimnasio? Quizá tienes problemas psicológicos 

¿Cuántas fotos de gente en el gimnasio ves en tu muro cada que abres Facebook? Todos tenemos al menos un amigo que publica su actividad de fitness día con día, o incluso, podrías ser tú mismo.

Fotos posando junto a los aparatos, levantando un poco la playera para mostrar los abdominales o realizando posturas extrañas se han vuelto algo cotidiano. ¿Porqué será que de un día a otro pareciera que la mitad de tus contactos se convirtieron en “gurús del fitness” “runners” y “expertos” en nutrición?

La psicología Tara Marshall explica que este tipo de actualizaciones en redes sociales “reflejen ciertos rasgos de personalidad”. Bajo esta teoría, investigadores de la Universidad Brunel, junto con Marshall, decidieron hacer una encuesta que incluyó 555 usuarios de Facebook para identificar los comportamientos psicológicos de quienes transmiten una imagen de “amantes del fitness”.

El estudio encontró que las personas que constantemente comparten publicaciones acerca de su rutina de ejercicio, su dieta y su apariencia física, tienden a ser narcisistas.

Asimismo, encontró que la principal motivación detrás de este comportamiento es “su necesidad de motivación y validación de la comunidad en Facebook”.

En cuanto a los “likes”, Marshall explicó que los resultados sugieren que las publicaciones que se realizan sobre este tipo de contenido usualmente generan más “likes” y comentarios por parte de la comunidad, lo cual es una “muestra educada que los amigos del narcisita ofrecen para mostrar apoyo, mientras en realidad detestan este tipo de expresiones narcisistas”.

Al parecer, las personas con baja autoestima publican actualizaciones frecuentes sobre su actual pareja romántica; las personas con mayor consciencia suelen publicar más contenido acerca de sus hijos; y los narcisistas, publican actualizaciones sobre sus logros, dieta y rutina de ejercicios motivados por la necesidad de atención y validación de la comunidad de desconocidos.

Bienestar

14 razones para hacer ejercicio

La gente que hace ejercicio dice que se vuelve adictivo. Si lo dejan de hacer, se sienten mal. Sin embargo, para los que no tienen esa “necesidad” de pararse a ejercitarse, no es tan sencillo mantenerse motivados.

Si estás teniendo dudas de salir a hacer ejercicio, aquí te damos buenas razones para sí hacerlo:

1. Te da gusto verte en el espejo

Ver cómo cambia tu cuerpo es de las mejores cosas que trae el ejercicio. Si eres muy delgado y haces ejercicio, se te empiezan a marcar los músculos. Y si tienes kilos de más, no hay mejor sensación que ver cómo tus pantalones te quedan mejor.

2. Crea un círculo virtuoso

Hacer ejercicio hace que comas más sano. Probablemente porque pararte a ejercitar requiere un esfuerzo, y no lo vas a echar a perder por cualquier comida chatarra.

3. Mejora la percepción de ti mismo

Incluso si no bajas de peso, hacer ejercicio hace que aprecies más tu cuerpo, y por lo tanto, te sientas mejor.

4. Conservas el peso sin sufrir dietas

Si haces mucho ejercicio puedes comer como siempre lo has hecho y no engordar.

5. Si ya tienes el cuerpo tonificado, ayuda a mantener los tejidos del cuerpo

Si crees que por hacer ejercicio un rato vas a quedarte así para siempre, estás equivocado. Para mantener tu cuerpo necesitas seguir haciendo ejercicio.

6. Te sientes más cómodo en tu ropa

Un día entero se puede arruinar si te pruebas unos pantalones y no te quedan. También es molesto probarse una playera y que se te marque la panza. En cambio, si haces ejercicio tu cuerpo se verá mejor en toda la ropa que te pruebes.

7. Ayuda a aliviar el estreñimiento

El ejercicio estimula el aparato digestivo, por lo que si sufres de problemas de estreñimiento, salir a hacer ejercicio hará que tu organismo funcione mejor.

8. Ayuda a aliviar síntomas de la menstruación

Las mujeres, por lo general, deciden dejar de hacer ejercicio cuando están en sus días. Esto es un error, considerando que el movimiento del cuerpo hará que se relajen sus músculos, y les duela menos.

9. Te ahorra dinero

Hacer ejercicio mejora tu sistema inmunológico, por lo tanto te enfermas menos. Menos enfermedad equivale a menos dinero gastado en doctores, hospitales y medicinas.

10. Te mantiene joven

Los adultos mayores que hicieron ejercicio toda su vida se ven hasta 15 años más jóvenes de lo que son. Lo mismo sucede si tienes 35 años.

11. Cuida tu cuerpo

El cuerpo que tienes es el único que vas a tener y es el que te mantiene vivo. Si deja de funcionar, tú dejas de funcionar.

12. Te hace sentir mejor en comparación con otros cuerpos

Ejercitarte te hace sentir bien en general. Sin embargo, también te hace sentir bien si comparas tu cuerpo con otros que no hacen ejercicio. La diferencia es abismal.

13. Mientras mejor cuerpo tengas, más miradas atraes

Es cierto que una relación la hace lo que eres por dentro, no por fuera. Sin embargo, la gente se acercará a ti mucho más mientras mejor te veas. Es un hecho.

14. Te ayuda a conseguir metas

Conseguir metas en el gimnasio (o en cualquier tipo de ejercicio) hace que te sientas más confiado y te animes a alcanzar tus metas fuera de. Es parte del círculo virtuoso.