Bienestar / Psicología

Poder elegir te hace infeliz

Café, ¿americano, latte, cortado?, ¿chico, mediano, grande?, con leche ¿entera, light, deslactosada?, ¿regular, de almendras, coco o soya? Y al final ¿estás satisfecho con lo que elegiste?

El mundo actual nos ofrece opciones, muchas y en todo: ropa, comida, carreras universitarias, viajes, trabajos, parejas. Y todo es intercambiable y reemplazable a corto plazo.

En teoría, esto es una ventaja que nos haría más felices; pero de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades que más afectan a la sociedad hoy en día son patologías mentales y, como primer lugar, la depresión. ¿Por qué?

Una de las causas, según el psicólogo Barry Schwartz, es lo que se conoce como “paradoja de la elección”. Tener la posibilidad de elegir entre diversas opciones nos paraliza -antes de alegrarnos- al no saber qué escoger y, una vez que lo haces, te sientes infeliz al pensar que pudiste haber realizado una elección diferente. Es decir, no disfrutas lo que tienes porque subes las expectativas de aquello que no, de eso a lo que estás renunciando.

Actualmente, es difícil tener una experiencia placentera que te sorprenda, dice el especialista, porque al imaginar el nivel de satisfacción que pueden darte las demás cosas, los estándares están por encima todo el tiempo y, en consecuencia, vives en una insatisfacción continua. Además, al pensar que estaba en tus manos decidirte por otra opción, experimentas una especie de culpa. ¿Habías pensado en todo esto?

Por ello, concluye, una de las claves de la felicidad es aceptar las condiciones básicas que el entorno te ofrece -restando toda la complejidad- y tener bajas expectativas de tus decisiones.

S1NGULAR

5 Tips para mantener el buen humor

Te has preguntado ¿cuántas veces al día o a la semana estás de buen humor? Es algo que pudiera parecer bastante absurdo, banal, sin tanta relevancia, pero no es así. Mantener un ánimo positivo, que sea agradable para ti y para las personas que te rodean es algo que mantendrá una convivencia sana y cómoda.

Si bien es cierto que es inevitable sentir frustración o desilusión en ciertos momentos, éstos no deben reinar todo el día. Para conseguirlo, podemos modificar algunas actividades, por ejemplo:

  1. Duerme las horas que tu cuerpo te pide, por lo regular en la edad adulta son de 6 a 8 horas.

  1. Realiza actividad física regular

  1. Respeta tus horarios de comida, porque cuando se prolonga el ayuno, el cuerpo sufre estrés ya que las células están hambrientas y como resultado se acelera el envejecimiento celular.

  1. Disminuye el estrés: No es fácil con todo lo que sucede en el país y a veces hasta en el planeta, pero el estrés puede controlarse con actividades holísticas como yoga o meditación. Recuerda que el estrés también produce inflamación celular.

 

  1. Aunque parezca imposible, olvídate de ser multitask y concéntrate en tus prioridades.