Especial / Psicología / S1NGULAR

El dinero (también) da la felicidad

En los medios existe una impresionante pandemia de gente que asegura tener el secreto de la felicidad. Algunos dicen que es necesario acercarse a Dios, otros recetan viajes y otros tantos aseguran que el secreto está en reencontrarse con la familia y amigos. Estamos acostumbrados a creer que sólo los ámbitos espirituales y vivenciales nos traerán felicidad pura y esto podría no ser del todo cierto.

¿Por qué negar que el dinero o las posesiones materiales nos hacen felices si todos hemos experimentado la emoción que causa obtener un nuevo coche, un buen libro o cualquier cosa para la que hayamos ahorrado cierta cantidad de dinero?

Y es que no podemos limitarnos a creer que existe un solo tipo de felicidad, afirma un estudio publicado en la revista Social Psychological and Personality Science. Si bien los “bellos momentos” nos hacen felices en cierta forma, el bienestar económico y materialista nos hará felices con mayor frecuencia, pues el gozo no sólo aparece en el momento de la compra o adquisición, sino que sigue ahí conforme se usa o se aprovecha lo adquirido.

Los tres tipos de felicidad propuestos por Aaron Weidman y Elizabeth Dunn, autores del trabajo, están basados en el tiempo respecto al objeto:

  • Felicidad anticipatoria: es la emoción que produce la expectativa de lo que vamos a adquirir o lo que estamos por vivir; cuando investigas sobre el lugar al que vas a viajar o revisas una y otra vez las especificaciones técnicas de tu futura lap-top.
  • Felicidad momentánea: ésta es en la que se han enfocado la mayoría de los estudios hechos sobre el tema. Es la felicidad que te da al momento, es decir, al probar el nuevo sabor de helado o el instante en el que estás tirado en la playa.
  • Felicidad crepuscular: es la producida por las memorias. Recordar tu primera bicicleta o el día que tu hijo dijo su primera palabra.

Además, la intensidad cambiará según la perspectiva que tengamos de lo que nos hace felices, por ejemplo, gozaremos de una gran felicidad anticipatoria al planear el viaje a Tailandia, pero al estar allá la momentánea será poca porque olvidaste la bolsa con tus pertenencias importantes; y finalmente, al recordar todo eso dentro de unos años, la felicidad crepuscular podría ser grande porque de ahí surgieron muchas anécdotas y vivencias gracias a lo sucedido.

Ahora bien, esto conforme a una experiencia, pero ¿qué tal si el objeto de nuestra felicidad fuera una nueva camisa? En este caso, la felicidad momentánea se repetirá por más tiempo, al sentir la tela o al admirar que bien se nos ve puesta dicha camisa, pues hay menor posibilidad de que existan estos altibajos en los niveles de cualquiera de los otros dos tipos.

Si algo nos hace felices, no hay más, eso es felicidad. Ya sea pasar tiempo de calidad con tus hijos o pasarlo en un Ferrari, todo depende de quién seas y cuáles sean tus prioridades.

S1NGULAR / Sexualidad

6 maneras de darte cuenta de que estás harto de tu trabajo

¿Sientes que tu trabajo es demasiado estrenaste? Lamentamos decirte que no eres el único; 48% de los estadounidenses aseguran que su empleo mantiene sus nervios al borde, pero lo importante es reconocer si es momento de hacer algo al respecto.

Éstas son algunas señales para saber si tu situación va más allá de una mala racha.

1. Tu salud se comienza a ver afectada, física y psicológica. Algunos malestares comunes son dolor de espalda, obesidad, depresión o sentir debilidad de manera constante.

2. Si empiezas a olvidar cosas, te cuesta mucho trabajo tomar decisiones y controlar tus emociones, éstos son efectos del estrés en tu corteza frontal.

3. No puedes dejar de pensar en trabajo, aún cuando estás fuera de la oficina y en días de “descanso”.

4. Te sientes cansado todo el tiempo y la fatiga te acompaña 24/7.

5. Siempre tienes una actitud negativa, nada te pone de buenas y respondes con pésima actitud a cualquier comentario o instrucción.

6. Notas que tu desempeño laboral está viéndose afectado. Ya no das el 100% en lo que haces.

Psicología / Salud

5 razones por las que sigues siendo infeliz

Sentirnos felices no es tan complicado; sin embargo, tendemos a culpar de nuestra falta alegría y satisfacción a las obligaciones, el estrés y cualquier situación que sea difícil de enfrentar porque ¿a quién no le gusta algo de drama?

Así, sorteamos los obstáculos con una terriblemente baja fuerza de voluntad y decidimos seguir adelante por pura inercia. Pero ¿qué es eso que haces sin darte cuenta y que te mantiene en un bache del que no encuentras cómo salir?

  1. Te faltan pasiones

Tener algo que te enchine la piel, te convierte en alguien con mayor seguridad porque ésta actividad se vuelve tanto una guarida como un lugar de descanso; no obstante, encontrarla y mantenerla requiere voluntad y esfuerzo. No tiene porqué ser sólo una, ni la misma a lo largo de tu vida; explora la literatura medieval, hazte un runner, enamórate de la jardinería o del arte contemporáneo; lo que sea, pero hazlo.

  1. No mantienes el control

Una de las principales razones por las que nos sentimos frustrados es no tener el control que quisiéramos sobre nuestra propia existencia, pero ésta es la vida, deal with it!

En lugar de vivir llorando por los rincones, identifica aquellas cosas sobre que dependen de ti y encárgate de ellas. En el caso de los asuntos incontrolables, reconoce hasta qué punto puedes intervenir y cumple con tu parte. No se trata de volverte una persona indiferente, sino de elegir las batallas que te corresponden.

  1. Te haces alérgico al sol

Está demostrado científicamente que entrar en contacto con la naturaleza, por breves que sean estos momentos, crea reacciones en tu cerebro que te levantan el ánimo de manera considerable. Así que inténtalo, da un paseo, aléjate lo más posible de la ciudad y descubre los beneficios que la sombra de un buen árbol te ofrece.

  1. No miras hacia adelante

¿Hace cuánto no estableces metas que quieras ver realizadas a corto, mediano o largo plazo? Tener propósitos en la vida te mantiene activo en pos de cumplirlos. ¡Ojo! No es vivir de esperanzas, sino de comenzar un camino que, llegues o no al objetivo esperado, te dará experiencias diferentes.

  1. Te esfuerzas poco en aprender cosas nuevas

Comprender otros puntos de vista y conocer distintos lugares, comidas o idiomas aumenta la confianza en ti mismo. Siempre tendrás algo de qué hablar y enriquecerá tu día a día al aplicarlos. No importa si se trata de carpintería, música o ballet, todos pueden aportar algo que no imaginas en tu trabajo, relaciones personales o salud física.

Bienestar / Psicología

Poder elegir te hace infeliz

Café, ¿americano, latte, cortado?, ¿chico, mediano, grande?, con leche ¿entera, light, deslactosada?, ¿regular, de almendras, coco o soya? Y al final ¿estás satisfecho con lo que elegiste?

El mundo actual nos ofrece opciones, muchas y en todo: ropa, comida, carreras universitarias, viajes, trabajos, parejas. Y todo es intercambiable y reemplazable a corto plazo.

En teoría, esto es una ventaja que nos haría más felices; pero de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades que más afectan a la sociedad hoy en día son patologías mentales y, como primer lugar, la depresión. ¿Por qué?

Una de las causas, según el psicólogo Barry Schwartz, es lo que se conoce como “paradoja de la elección”. Tener la posibilidad de elegir entre diversas opciones nos paraliza -antes de alegrarnos- al no saber qué escoger y, una vez que lo haces, te sientes infeliz al pensar que pudiste haber realizado una elección diferente. Es decir, no disfrutas lo que tienes porque subes las expectativas de aquello que no, de eso a lo que estás renunciando.

Actualmente, es difícil tener una experiencia placentera que te sorprenda, dice el especialista, porque al imaginar el nivel de satisfacción que pueden darte las demás cosas, los estándares están por encima todo el tiempo y, en consecuencia, vives en una insatisfacción continua. Además, al pensar que estaba en tus manos decidirte por otra opción, experimentas una especie de culpa. ¿Habías pensado en todo esto?

Por ello, concluye, una de las claves de la felicidad es aceptar las condiciones básicas que el entorno te ofrece -restando toda la complejidad- y tener bajas expectativas de tus decisiones.

S1NGULAR

¿Por qué amamos los conciertos?

Las experiencias en vivo son una forma de enriquecer nuestra vida por los valiosos recuerdos que nos generan. No es casualidad que, de acuerdo con una encuesta realizada en 20 países por el marketplace Starhub, el 35% de las personas asegura recordar más su primer concierto que su primer beso.

Brincar frente al escenario de nuestro cantante favorito o gritar apoyando al equipo del que portamos la camiseta impacta directo en nuestras emociones y memorias, por lo que, a corto y largo plazo, influye en nuestra felicidad y las conexiones sociales que establecemos. ¿Increíble, no?

Los encuestados afirmaron que los eventos en vivo tienen prioridad sobre su rutina diaria, pero ¿qué somos capaces de ofrecer a cambio de estas experiencias?

Con tal de ver a su artista preferido tocar en vivo: 

  • 42% borraría sus redes sociales por un mes.
  • 35% dejaría de usar su celular una semana .
  • 33% sería capaz de dejar de beber un año completo.
  • 26% renunciaría al sexo por un mes.
  • 12% no se bañaría por un mes.
  • 7% se atrevería hasta a cortar con su pareja.

Y por ver jugar a su equipo:

  • 31% borraría sus redes sociales por un mes.
  • 28% dejaría de usar su celular una semana .
  • 27% sería capaz de dejar de beber un año completo.
  • 19% renunciaría al sexo por un mes.
  • 15% no se bañaría por un mes.
  • 7% se atrevería hasta a cortar con su pareja.

¿Tú qué estarías dispuesto a hacer?

S1NGULAR

¿Por qué tú y yo no podemos ser sólo amigos?

Neha Nathani, colaboradora de la revista digital unwritten, escribió recientemente un post en el que comparte la lucha y el desgaste emocional -que casi todos hemos experimentado-, después de terminar una relación. Este post ha dado la vuelta al mundo, al lograr expresar lo frustrante que es sentirnos estancados en una relación estática e incapaces de poner orden en nuestras emociones. Aquí la publicación original.

 

“¿Es egoísta decir que no quiero ser tu mejor amigo si no estamos juntos? No sería fácil decir adiós, pero tampoco es imposible. Es una locura pensar que hubo un tiempo, hace no mucho, en el que ni siquiera sabía que existías. Simplemente no siento que pueda manejar verte con alguien más, incluso escucharte hablar de alguien más. En algún momento, esos fueron nuestros temas de conversación, pero las cosas han cambiado, hemos cambiado. Y sólo estoy tratando de proteger mi corazón.

Lamento haberte mentido al decir que podíamos volver a ser sólo amigos si eso era lo que se suponía que debía suceder, pero me enamoré de ti, ¿qué debo hacer? Te veo y quiero abrazarte, quiero aferrarme a ti. Quiero que estés cerca y no puedo tener todo eso si no estoy contigo. Ahora estoy bien ahora porque no estás con nadie más, pero ¿qué sucederá cuando la encuentres? ¿Que voy a hacer?

Dices que soy tu mejor amiga y te creo. Tu también eres mi mejor amigo. Dices que no puedes imaginar la vida sin mí y tiene sentido porque también es difícil imaginarla sin ti. Pero siento que eso es justo lo que necesito hacer para seguir adelante. Quiero aclarar que no creo que sea justo para cualquiera de nosotros, pero no sé qué más hacer.

Espero con ilusión los días en que sé que voy a verte porque haces mi día mejor. Me encanta cuando mi teléfono suena y veo tu nombre porque escucho tu voz; siempre tenemos mucho que hablar. Eres una de las personas que más come que conozco y no me importa. Lo que más disfruto es cuando estamos juntos en el sofá viendo una película. Podría escribir sobre ti durante horas, pero eso es lo que más me preocupa.

Hablo de ti como si fueras mi novio porque seguimos haciendo muchas cosas juntos. Me estás enviando señales mezcladas y me confunde. No quieres estar conmigo, pero la forma en que me miras dice lo contrario. Recuerdo el momento en que dijiste que todo era perfecto, pero al final no lo fue para ti. Y quiero saber qué fue lo que falló para arreglarlo, pero sé que así no es cómo funciona. Dijiste que podrías casarte conmigo, pero ahora parece que no soy lo que quieres. ¿Quieres que vayamos de vacaciones solos, pero no debemos estar juntos? Puedes creer que estoy loca, pero ¿esto no suena como alguien que te invita a salir? Por favor, responde a mis preguntas porque ahora mismo no entiendo nada.

Lo siento pero si no soy tu todo, no puedo ser tu nada”.

Bienestar

6 preguntas que debes hacerte antes de buscar pareja

¿Cómo vas a festejar el día de San Valentín? Si tienes novio(a) seguro harán algo romántico, pero si no tienes y tus amigos estarán ocupados con tu pareja, seguro te empezará a hacer ruido la idea de comenzar una relación, si en verdad así lo quieres, entonces toma en cuenta estas preguntas que la especialista de una de las plataformas más importantes de citas por internet match.com,Valeria Shapira, comparte para reflexionar si realmente se quiere una relación o sólo es momentáneo.

  • ¿Te quieres bien?

Si tu autoestima está por el piso, si te criticas por todo lo que haces o dejas de hacer, si no estás cómodo contigo, es hora de que trabajes en ti mismo antes de salir a buscar una pareja. Para atraer un buen amor primero hemos de sentirlo por nosotros. Un buen amor de pareja comienza por nuestro cuidado interior y el de quienes nos rodean.

  • ¿Te aceptas?

Aceptarnos no significa carecer de autocrítica sino entender que somos seres únicos en evolución y cambio permanente. Por lo tanto, siempre tendremos aspectos en los que trabajar para ir creciendo. Eso requiere poder observarnos, determinar qué nos gustaría modificar y accionar. Aunque suene raro, para cambiar primero hemos de aceptarnos tal como somos aquí y ahora. Y desde allí empezar.

  • ¿Sabes lo que quieres?

Quien no sabe lo que quiere encuentra lo que no debe. Cuando tenemos claridad en lo que deseamos no perdemos tiempo ni se lo hacemos perder a los demás. Un excelente ejercicio para clarificar hacia dónde queremos ir en materia sentimental es tomar lápiz y papel y anotar las cualidades que deseamos – y las que no – en una pareja y qué estamos dispuestos a brindar de nosotros a esa persona.

  • ¿Te centras en lo que tienes o en lo que te falta?

Focalizar en pensamientos positivos y de aceptación hace que atraigamos a personas que vibran en la misma frecuencia. Lo que pensamos y decimos es la realidad que creamos. Cuando nos expresamos con frases como “nunca me van a querer bien” cerramos las puertas a una buena relación. Para ser prósperos en el amor no podemos funcionar con sentimientos de carencia.

 

  • ¿Buscas a alguien que te complete?

Si estás buscando una pareja para que te haga sentir mejor, llene tus vacíos, tape tu sensación de soledad o te haga sentir “completo” estás atrayendo una relación olvidable. Nadie completa a nadie. Somos seres íntegros en nuestra individualidad y hemos de trabajar en ella. Suponer que alguien hará ese trabajo por nosotros es infantil e ingenuo. Caminar de a dos y nutrirse en ese intercambio es un paso posterior.

  • ¿Estás dispuesto a soltar?

Para comenzar a escribir una historia de amor hay que hacer las paces con el pasado y enamorarse del presente. Esto implica estar dispuesto a dejar de aferrarse a apegos de viejas relaciones. Soltar no significa olvidar sino no quedarse a vivir en los recuerdos y permitir que entren nuevas experiencias.

Recuerda, para amar bien hay que amarse bien.

Bienestar / Tendencias

La ciencia explica por qué los solteros son más plenos

Algunas de las preocupaciones de los padres y otros miembros de la familia es ver a sus hijos, sobrinos y/o nietos a cierta edad sin pareja, porque eso es sinónimo de “infelicidad, de no sentirse pleno, no tener una estabilidad económica, etc.”, sin embargo, el estudio realizado por The American Psychological Association (APA) Convention, dio a conocer que las personas sin pareja tienden a tener más dinero y alcanzar una mayor plenitud que quienes están casados.

Bella DePaulo, lider del proyecto, científica en la Universidad de California, y autora del libro Cómo los solteros son estereotipados, estigmatizados, ignorados y aún así viven felices explica que , “vivir solo tiene grandes recompensas, como un crecimiento personal más fuerte”.

Por otro lado, la científica dijo que lo anterior es porque los solteros suelen ser más seguros al tomar decisiones, además de que suelen formar relaciones sociales más fuertes.

 

 

Sexualidad

5 mitos de la infidelidad

Solteros o no, nuestra condición de seres fieles o infieles siempre se cuestiona. ¿Estaremos programados para tener múltiples parejas? ¿Contaremos con todo lo necesario para ser monógamos? Conoce la respuesta.

1. Las mujeres casi no son infieles.
Los países desarrollados han demostrado, con estadísticas, que la infidelidad entre hombres y mujeres es muy parecida en porcentaje. En México, lo vemos cada vez más en el consultorio y en los talleres.

2. Las fantasías son infidelidad.
Muchas parejas consideran infidelidad que el otro fantasee con personas que conoce o que se masturbe pensando en alguien más. Las fantasías son parte de la sexualidad de cualquier persona y están lejos del control de su pareja.

3. Las infidelidades deben confesarse.
Hacerlo es un gran error. Las personas lo dicen porque sienten culpa o porque desean (inconscientemente) lastimar a su pareja. Cuando alguien lo hace por culpa, le transfiere un peso al otro para sentirse mejor.

4. La infidelidad implica falta de amor.
No necesariamente. Existen parejas que se aman y que pactan no tener una exclusividad sexual. En otros casos, se experimenta una gran atracción por alguien, pero sin la intención de sustituir el vínculo amoroso que se tiene con la pareja.

5. El infiel siempre será infiel.
Las circunstancias cambian; la infidelidad es algo muy complejo, no es lineal.

Agenda

5 películas budistas que te ayudarán a calmar la ansiedad

¿Cuántas veces a la semana o al día te sientes desgastado/a, con temor, desesperado/a o con ansiedad? Seguro más de dos o tres ocasiones, y es que el día a día se ha convertido en la pesadilla de muchos. Las cargas de trabajo cada vez son mayores, además, el aumento de tránsito en las calles todos los días y a todas horas no ayuda. Por tal razón, los especialistas recomiendan a las personas tener aunque sea una hora para ellos mismos, en la que puedan realizar actividades que los haga sentir mejor, calme el estrés, los relaje y disminuyan la ansiedad. Además, puedes incluir estas cintas budistas que seguro te harán sentir mejor.

Un buda
La película cuenta la historia de un joven que está en la búsqueda de la espiritualidad y eso lo llevará a vivir varios episodios en donde siente no poder más, sin embargo, éstas son justamente las que le ayudarán a encontrarla y contagiar a los demás.

Zen
Esta historia está inspirada en la vida de Dogen Zenji, un monje antiguo, en la que un joven emprende un largo viaje después de que su madre muere, en el cual la meditación cobrará un papel muy importante.

Milarepa
Después de perderlo todo, una familia bien acomodada tendrá que buscar la forma de limpiar su karma, mantener la calma para lograr rehacer su vida.

Buda explotó por vergüenza
La película cuenta la historia de una niña afgana que para poder asistir a la escuela debe pasar por situaciones sumamente complicadas de desigualdad y violencia que a más de uno hará reflexionar.

Samsara
Todo se resume al significado de esta palabra sánscrita: el ciclo de la vida.

 

Bienestar

Miedo de amar

Me digo: “Miedo de amar”, y me suena como a nombre de telenovela. Pero en el día a día observo que el temor al amor… bien que se muestra en distintas personas, con diversas facetas y a variadas edades.

Cuando navego en internet, con frecuencia se despliega ante mí un sinfín de portales que me invitan a encontrar “la pareja de mis sueños”. Ni qué decir de conversaciones que escucho entre s1ngulares que externan (explícita o tácitamente) su deseo de tener pareja… así como todos los miedos que afrontan al encontrarla.

¿Será que le tememos a esa particular fragilidad que caracteriza los vínculos humanos de nuestro siglo? Si bien la mayoría de las personas anhelamos poder relacionarnos amorosamente, al mismo tiempo cobijamos un temor y una desconfianza de relacionarnos, particularmente en términos del “para siempre”.

La semana pasada recibí la llamada de Roberto, mi vecino. En tono de sobresalto (y por aquello de que soy terapeuta) me pidió un ratito para conversar. Al minuto, toca a mi puerta y entra diciendo de corridito que, tras ocho meses de vivir con una compañera y de hacer vida “medio de pareja”, ella le preguntó qué eran y, de alguna manera, le sugirió dar un paso a un compromiso mayor. Roberto pregunta, con cara de extrañeza: “¿Por qué tan rápido subir un escalón?”. Él teme que la relación se convierta en una carga, generando tensiones que no se siente ni capaz de manejar, ni con ganas de aguantar. “¿Limitar mi libertad? ¡No!”, me dice.

Con esta anécdota presente me vino a la mente Bauman, quien afirma en su libro El amor líquido que, en este mundo de galopante individualismo y autonomía, las relaciones amorosas son un golpe de suerte… ¡a medias! Así como el “encuentro con el amor” es el proyecto de vida de miles de individuos que sueñan en conquistar la felicidad en pareja, es justo esa dificultad de encontrar relaciones satisfactorias la que genera el “miedo de amar”.

El dilema es bastante claro: queremos que una relación disminuya la inseguridad que produce la soledad, al tiempo que, al tenerla, nos genera cierta sensación de asfixia, por aquello a lo que tenemos que renunciar, así como ansiedad por lo que tememos arriesgar. ¿Solución? Quizá más que temerle al amor, habrá que aprender a tolerar la incertidumbre que implica: esa ambivalencia que se ha de soportar para no ahuyentarlo antes de tiempo, y luego esa necesaria carencia en la que vive para no saturarlo y saturarnos en él.

Y al final, en caso de que no marche la cosa, digamos como Samuel Beckett: “Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Pero fracasa mejor”.

El dilema es claro: queremos que una relación disminuya la inseguridad que produce la soledad, al tiempo que, al tenerla, nos genera cierta sensación de asfixia, por aquello a lo que tenemos que renunciar

Opinión

Yo soy mi proyecto de…. ¡huida!

¿Arranca el año teniendo que responderme qué tengo que lograr en esta ocasión? ¡De tan sólo pensarlo me empiezo a cansar!

¿Será que el año pasado estuve nadando a marcha forzada con la tempestad azotando sobre mi cabeza y pensando sólo en llegar a la playa para poder descansar? Sin considerarme mediocre, y sabiendo que sieeeeeempre hay algo que se puede mejorar en esta agitada vida, en verdad este año me quedo sentada en la playa viendo pasar las olas y mandando porras a los que les toca nadar.

Ojalá y la vida nos preguntara “¿quiere usted echarse una nadadita esta temporada?”, “¿prefiere con mar en calma o con olas pa’ surfear?”. Bien sabemos que así no es la cosa y que, si sube la marea y nos revuelca, hay que darle con todo para no claudicar. Pero si de planear se trata, yo este 2017 no me apunto ni a “regatas”, ni “a triatlones”, ni siquiera a clases de scuba diving. Los 10 meses que faltan me alcanzan (y apenas) para extender mi toalla sobre la arena, darle la cara de frente al horizonte y zamparme una (o dos o tres) piñas coladas con libro en mano y toda embadurnada de bloqueador solar.

¿Es esto más que proyecto de vida, prospecto de huida? Algo, sí, porque lo que a mí me cuesta (ante los malabares que la vida me pone) es detenerme, observar y dejar a los otros nadar. Ya sé, ya sé: habrá algunos días más soleados que otros, y seguramente en más de una ocasión habré de levantar “campamento” y meterme a resguardar, pero de que no planeo nada en particular, es cierto. Cuanto más un chapuzón de muertito cuando el mar se encuentre en santa paz, dejando que las olas me mezan y me lleven un poquito para acá y otro para allá.

En el 2016 nadé a todo, ¡no hay duda!, y hubo muchos que me empujaron y me ayudaron a flotar. Pero, tras echarme un clavado profundo, hoy quiero tomar aire, soltar el cuerpo y saborear los récords que batí. ¿Quién me asegura que el futuro no me depare alguna tormenta? Nadie. Pero yo me resguardo bajo techo y aviento llanta a los que sientan ahogarse. Y si la hiperactividad me apremia (que es costumbre en este cuerpo inquieto), pues “corro, vuelo y me acelero”, pero sobre tierra firme y dejando bajo llave mi traje para nadar. ¿Pasividad? No, sólo recargar energía, y con ello retomar perspectiva, actualizar enfoque, reforzar competencias, afinar reflexiones y consolidar la posibilidad de contemplar.

Así comienzo el año: con un proyecto de “huida” que alinea mis mundanas aspiraciones a mis presentes posibilidades, y como la filósofa francesa, Simone Weil (sin queja, ni victimez, ni azote), “acepto el pasado sin pedirle compensación al futuro”, pero sí informándole a la vida que este año no me apunto a surfear.

S1NGULAR

¿Por qué la gente inteligente disfruta su soledad?

Ser una persona introvertida tiene sus propios beneficios: relaciones más fuertes, más energía, mayor concentración en tu trabajo, y quizá el más positivo de todos, ser más inteligente.

Lo anterior está basado en la “Teoría de la Savana de la Felicidad”, una idea que fue expuesta en el Diario Británico de Psicología. El estudio encontró que la gente en áreas más apartadas (zonas rurales y pueblos pequeños) eran más felices con sus vidas que aquellos en poblaciones mayores. Si alguna vez has estado en el metro en hora pico bajo la axila de alguien en medio del verano, entonces, esta teoría cobra sentido.

También se encontró que mientras más interacciones sociales tiene una persona con sus amigos, más feliz y más satisfecho está con su vida… pero hay una excepción significativa: la gente altamente inteligente mostró una correlación opuesta, es decir, ellos experimentaron mayor felicidad con un número menor de interacciones sociales. Cuando estos cerebromaníacos son forzados a pasar tiempo con otros, incluso si se trata de amigos, no les trae tanta satisfacción como ocurre con las personas menos inteligentes.

La “Teoría Savana” sigue la siguiente lógica: nuestros ancestros acostumbraban a viajar grandes distancias en grupos pequeños, trabajaban en equipo y cazaban bestias salvajes para obtener alimentos, lo cual era un componente fundamental de la felicidad. Mientras que, los humanos modernos en áreas más extensas como las ciudades, son generalmente menos felices que los pobladores suburbanos y rurales, pues la convivencia no tiene el mismo fin, “conseguir alimentos”.

“Pasar tiempo con amigos es una actividad tan natural, que comúnmente fue necesaria para sobrevivir por millones de años”, dijo el doctor Norman Li, profesor de psicología en la Universidad de Singapur y coautor del estudio.

Hoy las buenas vibras por socializar persisten. Excepto, de nuevo, en personas súper inteligentes, pero ¿por qué?

“La inteligencia alta, en general, puede permitir que la gente maneje mejor las actividades actuales, como usar computadoras, teléfonos inteligentes, sin necesitar (para fines de sobrevivencia), tener que asociarse con otras personas de manera regular”, mencionó el doctor.

Opinión

Las ciencias sociales al servicio del ligue digital

Mientras unos satanizan el ligue digital, las estadísticas muestran que las parejas encontradas por medios en línea van en aumento.

“Interesa investigar cómo son las formas de relación y representación virtuales y mediáticas en Tinder. Se trata de un cuestionario fácil de resolver”, decía el post en Facebook y lo firmaba un investigador en el área de comunicación de la UNAM.

“El amor en tiempos de Tinder”, 14 páginas publicadas en la revista Culturas y Representaciones Sociales, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, trabajo de la socióloga argentina, Paola Bonavitta.

Por otra parte, se encuentra Jessica Carbino, doctora en sociología por la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), especialista en cómo funciona el comportamiento de los usuarios de Tinder.

Y aún hay más, la revista Vanity Fair atizó el fuego en septiembre de 2015 con un reportaje basado en estudios académicos y testimonios sobre el hábito de los millennials de fomentar “las parejas sexuales fáciles” a través de las aplicaciones digitales.

Quizás por todo este ruido los psicólogos de la Universidad Estatal de San Diego se subieron al debate y montaron su propia investigación publicada este año en Archives of Sexual Behavior, desmintiendo que sea una generación del “sexo casual”.

Resultado de imagen para tinder

Mientras el  mito es comprobado o no, las estadísticas muestran que las citas en línea han desplazado a los viejos lugares de reunión (escuela, vecindario, iglesia) para el encuentro romántico. Es la nueva Celestina que incluso ha beneficiado a la comunidad LGBT y a las mujeres mayores.

Por ejemplo, el estudio “Marital satisfaction and break-ups differ across on-line and off-line meeting venues”, publicado en 2013, en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, por investigadores de la Universidad de Chicago y de Harvard, reportó el crecimiento de las parejas que llegan al matrimonio a través de citas en línea, y de cómo se estaba viendo alterada la dinámica conyugal y sus efectos.

Todos se rompen la cabeza, invierten recursos económicos y teóricos para descifrar cuál es el futuro de las relaciones sexuales y amorosas. Los usuarios de estas aplicaciones brindan sus testimonios, especulan, sus experiencias las convierten en verdades; las empresas buscan replicar ese modelo para hacer match en otros ámbitos; los libros de autoayuda para el ligue digital proliferan en los estantes; mientras tanto el algoritmo celestino exprés calienta la plaza corporal. No es TInder solamente, es la sociedad misma la que está mutando.

Resultado de imagen para tinder

 

Opinión

Lo que fui, lo que soy

En mi barrio es un agasajo caminar cualquier día, a cualquier hora, por casi cualquier calle, y observar cafecitos repletos de gente diversa, parques llenos de “un poquito de todo”, librerías atiborradas de gente “varia” y bicicletas de un lado a otro.

Una grata diversidad de personas que distan mucho de aquellos mis compañeros de vida (de infancia, adolescencia, adultez temprana y media), que siguen viviendo en espacios recluidos, bonitos, pero con un sabor a “todo igual”.

Y ni qué decir de aquello que de pronto me entra, a la Proust, de implicarme con esmero en la búsqueda del tiempo perdido, con esa sensación de que desperdicié tiempo y vida, y que no experimenté lo suficiente, que no conocí a los necesarios, y que no he visitado a los “top ten”. Y como hilo de media me voy acordando de mandatos infantiles que mi madre tarareaba con la voz de Serrat: “Hija: ‘que eso no dice, que eso no se hace y que eso no se toca'”. (Sorry, soy cincuentona y crecí de la manita de Serrat). Por no decir las exhortaciones -imposiciones paternas de “las niñas decentes…”, “las mujeres educadas…”, “las buenas hijas…”.

Me detengo, recopilo y me vivo en el presente. Y me digo “mi vida es buena”. No en vano he tejido y destejido mi experiencia, llorado mis traumillas, liberado algunas represiones, actualizado mis queridas relaciones y, pensando a la Neruda, no me queda duda de que “¡Vida, nada me debes!¡Vida, estamos en paz!”.

Todos tenemos historias que nos marcan y todos hemos de “acomodar nuestros cajones” para dar cabida a lo nuevo que viene por vivir. Deshacerse del pasado es imposible, resignificarlo es un regalo que refresca la vida. No sería la que soy sin lo vivido, y no quisiera cambiar a quienes troquelaron parte de la persona en la que me he convertido. Sigamos lo que nos dicta Harold MacMillan: “deberíamos utilizar el pasado como trampolín y no como sofá”.

 

Bienestar / Psicología

Vivimos con un pie en el pasado y otro en el futuro

Pocas veces en realidad estamos ocupados. Más bien, nos la pasamos la mayor parte del tiempo preocupados, obsesionados, excesivamente inquietos, desconfiados de todo y con miedo. No importa si eres soltero o no. Ésta es una circunstancia que rebasa cualquier estado civil, género, estatus social, color de piel, religión: no vivir el aquí y el ahora es una condición humana.

¿Y por qué?
Según el psicólogo y autor del libro Thinking Fast and Slow, Daniel Kahneman, nuestra mente funciona de la siguiente manera:

Pensamos en retrospectiva → volvemos al pasado para aprender de la experiencia

Pensamos en prospectiva → buscamos anticipar

= PARA SOBREVIVIR

Nuestra condición instintiva como especie es sobrevivir a toda costa. Y quizá antes el ser humano prestaba más atención a su medio justamente porque su vida corría peligro a cada paso, en cada búsqueda de comida o de refugio, pero ahora, en este tipo de sociedad nuestras necesidades básicas están resueltas de manera casi inmediata. Por ello, esa atención que le dábamos antes al entorno, hoy no es igual (sin tomar en cuenta los peligros o riesgos que implica una vida en la urbanidad).

Por estas razones, entre muchas otras más complejas y que no cabrían en este breve espacio, lo menos que tenemos en nuestra mente es estar aquí y ahora. Al contrario, el presente se pasa entre nuestras piernas. Así visualiza esta situación la psicoterapeuta Silvia Andonegui, quien comenta que vivimos con un pie en el pasado (lo cual nos causa tristeza, culpa, nostalgia), otro en el futuro (que provoca ansiedad, frustración, angustia, incertidumbre), y el presente se va como “hilo de media” entre nuestras piernas. Tan enfocados estamos en lo que fue y en lo que será, que lo único que sí tenemos más cercano a una experiencia verdadera de vida, que sí podemos, de algún modo, “controlar”, es ese presente que a todos nos viene y nos va, como si fuera algo que se pudiera fácilmente reemplazar con un recuerdo o con un anhelo.

Tres espacios al mismo tiempo

Por supuesto, “hablar de que los seres humanos pueden vivir en tres espacios del tiempo a la vez es una completa mentira […] La mente se aferra a las experiencias pasadas o anticipa lo que está por venir, pero raras veces descansamos en la profundidad del aquí y ahora”, comenta Andonegui. Perdemos una cantidad exorbitante de energía física y mental alimentando a los pensamientos y a nuestro ego. Y todo se trastoca porque, como menciona la especialista, las creencias, los hábitos y comportamientos adquiridos de la conciencia colectiva (donde se encuentra la familia, la escuela, el trabajo, los amigos, los medios de comunicación, entre otros) han alimentado quizá de una forma insana la forma en la que invertimos cada segundo de nuestra rutina y en el cómo observamos el mundo.

Nada es suficiente

Siempre estamos al 50% en cualquier lugar o circunstancia”, apunta acertadamente Andonegui: “Si estoy en casa, pienso en el trabajo. Si estoy en el trabajo, pienso en los amigos. Si estoy con ellos, quiero estar solo o con tal o cual”, y así podemos pasar toda una vida, creyendo que estar soltero es una maldición y que sólo casándonos estaremos bien, pero cuando nos casamos recordamos con nostalgia y tristeza nuestra etapa de soltería, y un largo etcétera de situaciones que nos dejan claro que no estamos conformes con nada ni nadie y que estar aquí y ahora no es una opción.

A diferencia de lo que creeríamos, a menudo el problema de nuestras vidas no es el tiempo, sino la actitud y la idea que tenemos de cómo debe vivirse según los preceptos que dictan los demás (o una mayoría que, simplemente por serlo, tomamos como autoridad), dejando de lado nuestra propia forma de pensar o siquiera la posibilidad de pensar distinto.

En una sociedad de este tipo, creemos que dedicarle un momento al presente es un lujo, es algo que sólo podemos conseguir si: a) somos “exitosos”; b) ricos o millonarios; c) al final de nuestros días. Pero en realidad es una cuestión de tomar conciencia de lo importante y beneficioso que es empezar a vivir el presente y, claro, de estar dispuestos y comprometidos a reeducarnos.

Pa’trás ni para agarrar vuelo

No tienes que recurrir al pasado para empezar a estar aquí. Sí, cierras el 2016 y se acerca un 2017 donde seguro pasarán muchas cosas que ni puedes anticipar o prever, por más metódico o cauteloso que seas. Entonces, ¿por qué, en lugar de tener 12 o 6 deseos al año, no sólo te concentras en UNO? No hacer dieta, ni lograr tal ascenso en el empleo o tener un bebé, ni tampoco casarte o correr ese maratón. Más bien, ¿por qué no te dedicas simple y llanamente a vivir? Y de veras vivir implica (antes que ese ascenso y que esa suma enorme de dinero que planeas conseguir) estar aquí, en este ahora… viviendo. No hay modo de tener certeza sobre lo que ocurrirá mañana, de si estaremos aquí o no, así que para qué perder el tiempo. Pide un deseo y hazlo real.

Tendencias

Un estudio determinó que existen personas destinadas a la s1ngularidad

Social Psychological & Personality Science realizó un estudio a 4000 estudiantes universitarios, el cual arrojó como resultado que, actualmente, la felicidad para ellos no está determinada por el estado civil, sino por las metas que tengan tanto de manera individual, como con la persona que se espera tener relación, de lo contrario, no es algo que perturbe su bienestar.

Para este estudio se realizaron dos grupos, de acuerdo a sus intereses. El primero estaba enfocado a aquellos interesados en una relación romántica. El otro, por el contrario, a quienes deseaban evitar el conflicto y los “dramas” que conlleva una pareja. Los científicos determinaron que ambos casos no son buenos ni malos siempre y cuando las personas sean realmente fieles a lo que quieren, sin embargo, sí señalaron que de acuerdo con el estudio, son cada vez más las personas que se consideran más felices estando solteras.

Por otro lado, Yuthika Girma, profesora y psicóloga en la Universidad de Auckland, las personas que no tienen el deseo de una relación, tampoco desarrollan el miedo a la soledad de la soltería, sin embargo, lo relacionan con la evasión a los conflictos, lo cual, hasta cierto punto deja de ser positivo, pues se puede llevar a varias etapas o momentos de la vida.

Finalmente, la psicóloga enfatizó que la soltería es una decisión que en la que las personas se pueden concentrar más en sí mismas, en aspiraciones personales y metas. No hay por qué disculparse por cómo se quiere vivir la vida, lo esencial es definir lo que uno quiere, “hay personas que están destinadas, o más bien que deciden estar solteras”.

 

Bienestar

El lunes más triste del año es hoy

¿El día de hoy te has sentido triste sin aparente razón alguna? Quizás existen miles de motivos por los cuales te puede invadir la tristeza, o quizás sólo es el día. Así como lo lees, el tercer lunes de enero se ha considerado como ‘blue monday’, o el más deprimente.

Cliff Arnall, psicólogo de la Universidad de Cadiff, en el 2005 dio a conocer que el tercer lunes del primer mes del año es el más triste y/o deprimente, pues es cuando se toman factores como las deudas que quedaron de las fiestas decembrinas, los regalos, el tiempo transcurrido, el dinero que se cobra en este mes, el clima, la toma de decisiones y la motivación.

A pesar de que no existen bases científicas, son varios los casos que se conocen, éstos a partir de un estudio de mercado para varias campañas publicitarias, específicamente de viajes.

Así que si te sientes triste hoy, revisa qué factores previamente señalados te pueden estar causando este sentimiento y reflexiona si puedes solucionarlo, o ya está solucionado. Además, puedes agregar algunas fresas, arándanos o chocolates a tu dieta, aunque sea por hoy, para ayudar a tu cuerpo a producir endorfinas y serotoninas; la droga de la felicidad.

 

Psicología

5 Tips para no morir de amor

El amor duele porque estamos constituidos para que así actúe nuestra composición cerebral, pero cuando nuestra conciencia acepta que aquello que era ya no es más, entonces nuestro cuerpo físico y nuestra mente entra en un nuevo estado de estabilidad. Pues bien, como decía Heráclito: “Imposible bañarse dos veces en el mismo río. Ni el río trae la misma agua ni yo soy ya el mismo”.

El dolor psíquico del duelo y de un corazón roto es insoportable, y presenta toda la evidencia neurobiológica de un estrés similar al sufrido por quienes son sometidos a algún tipo de tortura. Así que no te asustes ni te arrepientas, amar duele. Pero si no quieres morir de amor, estos consejos te podrán ayudar.

1. Aprende a perder (aunque duela).

2. La esperanza es lo primero que debes perder.

3. Evita el sesgo confirmatorio “Aún me quiere”.

4. Deja a un lado el romanticismo y aléjate de aquello que te recuerde a la persona amada.

5. Recuerda tanto lo bueno como lo malo.

S1NGULAR

6 características que debe tener tu pareja S1ngular

Ser s1ngular no es sinónimo de ser soltero/a, es algo más que eso; es una persona que se reconoce como una “naranja completa”, pero que busca, quiere y decide compartir su vida, sus momentos con alguien más, sin perder su independencia, dejando de lado la búsqueda “cruel” y a veces frustrante de la “media naranja”. Mantener la búsqueda interminable de la “pareja ideal” se convertirá en eso, algo interminable y frustrante.

Es tiempo de romper con esos estigmas de ser seres incompletos, como se nos ha enseñado desde pequeños, para poder disfrutar de una forma diferente, y por qué no, más sana, el amor en pareja.

El “alma gemela” no existe, la pareja se trata más bien de una persona con quien podemos tener una experiencia única y especial. Algunas de las 6 características que debe tener tu pareja s1ngular son:

1.Imperfecto
Una vez que aceptamos que las personas perfectas no existen, todo será más fácil. Podremos aceptar los defectos del otro, sin esperar que sean sólo los que queramos ver para justificar o culpar a la pareja; se es imperfecto porque se es humano.

2. Inestable
Es importante y básico aceptar que las personas cambian, no se es siempre igual, mientras que el respeto se mantenga presente los cambios pueden ayudarte a crecer de la mano de tu pareja.

3. Temporal
Dejar de lado el “felices para siempre” es fundamental, sólo así aprenderemos a valorar la relación el tiempo que dure, sin preocuparse ni agobiarse por un futuro que es incierto.

4. Diversa
Mantenerse a la expectativa es como ponerse una soga al cuello, se puede convertir en algo asfixiante. Hay que disfrutar de las diversas formas del amor, dando lo mejor de cada uno.

5. Independiente
Como s1ngulares sabemos que la independencia es muy importante para cada persona. Saber qué es lo que cada individuo quiere y saber cómo obtenerlo, el apoyo es importante y necesario, pero cada uno debe trabajar por lo que quiere.

6. Amor a sí mismo
“No puedes amar a nadie, si no te amas primero” una frase que ya es cliché, pero muy cierta. Cuidar del equilibrio emocional, corporal y mental propio nos ayudará a crecer como personas, además de reconocer cuando una relación se torna dañina.

 

Agenda

Los 6 mejores libros de Jane Austen

La escritora británica, Jane Austen, es considerada una de las autoras de novela romántica más reconocida en el mundo. En sus historias se pueden apreciar toques feministas, personajes con múltiples detalles psicológicos que le permiten al lector sentirse parte de la historia.

Los libros de esta autora británica son títulos que las personas deben leer al menos una vez en la vida, o al menos alguno de ellos. Aquí te dejamos una lista con los que consideramos son los mejores.

Orgullo y prejuicio

Esta obra se publicó por primera vez en 1813 y es la novela más famosa de la autora. La historia gira en torno a la familia Bennet, un matrimonio humilde que busca que sus cinco hijas logren casarse con un buen hombre, por lo que la llegada del señor Binglye (un millonario) provoca todo un revuelo dentro de la familia.

Emma

La obra ha logrado varias adaptaciones en la pantalla grande. La historia cuenta la vida de Emma, hija del señor Woodhouse, quien busca solucionar la vida de los demás, para poder realizarlo deberá pasar varios obstáculos.

La abadía de Northanger

La vida de Catherine Morland se encuentra llena de varios secretos e intrigas que reflejan la sociedad inglesa de esa época, entre 1798- 1799.

Lady Susan

La historia gira en torno a Lady Susan, una mujer que queda viuda recientemente e intenta encontrar un nuevo marido, además de casar a su hija de 16 años. Los hechos que en el texto se describen, muestra los vínculos entre una familia de la burguesía rural y los matrimonios por conveniencia.

Persuasión

Fue el último libro que escribió Austen, de hecho su publicación fue después de su muerte. En él, cuenta la historia de una mujer adulta que por un mal consejo deja escapar al amor de su vida, el cual reaparece y ella busca una segunda oportunidad con él.

Sentido y sensibilidad

Esta historia deja al descubierto la hipocresía dentro de la sociedad inglesa a principios del siglo XIX, a través de la vida de unas jóvenes hermanas que, a pesar de tener caracteres diferentes, tienen una misma meta: encontrar la felicidad.

Bienestar

5 ejercicios que ayudan a tener una buena salud mental

El estilo de vida que han adoptado la mayoría de las personas ha traído consigo múltiples periodos de depresión, estrés y un desequilibrio emocional que no le permite a las personas estar bien, por eso recurren a terapias o actividades como yoga y meditación para poder equilibrar sus emociones, sin embargo, a veces el mismo ritmo de vida no deja tiempo para poder asistir a una clase como tal, por suerte, existen 5 pasos que podemos empezar a llevar como estilo de vida y ver resultados.

1. Cambiar los conceptos “bueno” y “malo”
De acuerdo con Doke, “nunca sabemos si algo es realmente bueno y malo, por lo que estas palabras son prácticamente insignificantes”. Por eso, debemos empezar a dejar de usar estos términos y en su lugar, utilizar palabras más específicas, que denotan realmente su significado.

2. El cambio es inevitable
Aunque no se quiera, los cambios son inevitables, las cosas no se pueden quedar siempre igual y es sumamente desgastante intentarlo. “El cambio es un hecho, aceptarlo requiere mucho menos esfuerzo emocional y mental que tratar de preservar la ilusión”, asegura Doke.

3. Entender que no se tiene el control de todo
La mayoría de las personas quieren tener el control de todo, sin embargo, cuando se dan cuenta que no, les es complicado y hasta frustrante aceptarlo. “Trata de reconocer, cuando estés frustrado, por qué las cosas no están saliendo a la manera que querías. Luego experimenta lo liberador que es aceptar que el resultado está, en gran medida, fuera de tu control”, Doke.

4. Se tolerante con las personas
Muchas ocasiones aceptamos las “tonterías” de nuestros amigos, pero nos cuesta trabajo aceptarla de otras personas, debemos ser más congruentes con este tipo de acciones, claro sin volvernos intolerantes, ahora, con los amigos

5. Aceptar emociones
Todas las emociones se valen y ayudan a ser personas más conscientes tanto con uno mismo, como con los demás.

Psicología

¿Cuánto dura la magia del amor?

El éxito de esa casi “mágica” palabra de la que tanto gozamos, amor, depende de una traducción altamente exitosa de los componentes en acción -deseo, enamoramiento y apego-. Los estudiosos del comportamiento humano, desde la psiquiatría, han encontrado que el amor romántico suele durar entre 6 meses y 3 años; por supuesto, también está psicológicamente probado que varía drásticamente dependiendo de quiénes son los personajes involucrados.

Sin embargo, el amor romántico no se ha desarrollado para ayudarnos a mantener una relación de pareja estable y duradera. El tipo de amor cambia con el paso del tiempo. Se puede convertir en un amor más profundo, o menos intenso, puede pasar por la pasión desaforada, el anhelo y hasta los pensamientos obsesivos. Es que, al final, todo se disuelve. Inclusive son pocos los poetas, compositores o escritores que dediquen tiempo a este tipo de emociones.

amor-3-an%cc%83os

No hay nivel de amor que dure lo que dura una vida, siempre estando en la misma línea y porcentaje, en el mismo nivel de entrega: todo tiene una fecha de caducidad. Lo que nos resulta   más seductor de nuestra pareja   suele ser precisamente   lo   más ambivalente. Es decir, las cualidades identificadas por los miembros de la pareja como más atractivas, con el curso del tiempo suelen ser las mismas que más tarde se convierten en motivo de conflicto.

De este modo, las cualidades originalmente “fascinantes” pueden ser reetiquetadas más adelante y terminan transformándose en los aspectos más problemáticos y negativos de la personalidad y de la conducta de pareja. Sólo nos resta que, a partir del trabajo mutuo, del compromiso para activar las hormonas encargadas de mantenernos felices y satisfechos, el amor del que se goza ahora también se goce mañana, aunque sea de forma distinta y con la veracidad de que algún día acabará y se trasformará.

Psicología

4 reglas básicas para volver al ruedo después de una separación

Una ruptura de pareja puede modificar por completo la relación que tengas contigo mismo y con tu entorno, por ello, reincorporarte a un estilo de vida individual no es tarea sencilla, más si existe una fuerte presión por parte de la familia, amigos y sociedad en general. La idea de volver a sentir esa libertad tan s1ngular es algo que, muchas veces, no se puede manejar tan fácil, empieza un nuevo gozo de individualidad, se retoman acciones personales con mayor intimidad, si estás en este punto de quiebre, estos consejos te pueden ser muy útiles para disfrutar esta nueva y diferente etapa.

1.- Mantén una actitud positiva

Es indispensable para poder sobrellevar los momentos de crisis y shock en los que se ven envueltas las emociones. Por ello, evita aislarte, practica meditación o yoga, recuerda que las personas que se separan vuelven a tener pareja (si así lo desean), cuando se termina una relación, no significa que finalice la vida social o amorosa.

actitud-positiva

2.- Periodo de duelo

Toda pérdida requiere de este tiempo y espacio para poder recuperarse, sin embargo, si el duelo lleva más de un año y no te puedes despegar de ese pasado, es necesario acudir con un especialista o terapeuta para poder trabajar con las emociones y así superar de la mejor forma la pérdida.

duelo

3.- Separar lazos económicos

Maneja tus propias finanzas, cancela las tarjetas mancomunadas, si es que las hubo. Si tienen deudas compartidas, liquida tu parte lo más pronto posible, que el dinero no sea el lazo que tengas con la persona de la que te separas te traerá menos conflictos, y si él o ella te ayudaba a administrar tu dinero, entonces es tiempo de que lo hagas solo/a, toma un curso si lo requieres, pero no dependas de tu ex.

4.- Supera el enojo

Este sentimiento es uno de los factores que más impiden aceptar la soltería, no dejes que éste te prohíba perdonar lo que sucedió en lo plural para comenzar una nueva relación con el ex, pero esta vez desde un acto personal, ya no como un conjunto. Olvida el odio o rencor hacia esa persona y acepta el cambio como un proceso positivo que te permitirá verte y ver distinto.

 

Bienestar

Soltería por decisión no por imposición

Atrás quedó la idea de tener que casarse para formar una “familia feliz”, cuando hombres y mujeres “debían” salir de casa para conocer a la persona que los acompañará toda la vida. El tiempo en que a nadie, o a pocos, les pasaba por la cabeza la idea de que la soltería es una opción, una decisión.

Una decisión que se toma desde el deseo de libertad y de independencia, actualmente las personas solteras ya no producen “lástima o preocupación”, al contrario, son blancos de “envidia” y de admiración.

Los solteros por vocación, quienes decidieron desde hace tiempo no abandonar por nada ni nadie el mundo de los s1ngulares saben de sobra que vivir sin pareja es uno de los mayores beneficios hacia si mismo, el compromiso con uno es y debe ser para siempre (con o sin pareja), eres la responsable de cumplir tus sueños sin excusas ni pretextos.

Estar soltera no es sinónimo de estar sola, es justo romper con esa idea de que una pareja no es tu mundo, tu compañía, es descubrirte y re descubrirte feliz; compartir tiempo y momentos a lado de tus amig@s, familia, a tu gato, perro, peces…y tienes mil y un oportunidades de conocer gente nueva, tienes la libertad de ir y venir sin dar explicaciones; independencia en estado puro.

El grado de soledad que uno siente es el que uno mismo se impone, pero tampoco es sinónimo de “vida loca”, pues no es salir de fiesta cada noche, gritar a los cuatro vientos que estás “libre”, es conocerse a uno mismo cada día más, llegar a ser la persona que siempre has querido ser, porque no eres la media naranja de nadie.

 

Agenda

No importa si te quedas o te vas de la CDMX en este último puente

Este fin de semana es el más esperado de este mes porque es último puente oficial del año y a pesar de que los días fríos y lluviosos no cooperan mucho para querer salir, con estas opciones seguro estarás con pie fuera de tu cama y llamando a tus amigos, opciones tendrán para hacer deportes extremos, disfrutar de un buen vino o simplemente pueblear, o visitar alguna de las atracciones de la CDMX ¡este fin es el mejor para hacerlo!

1. Wine Circus Fest de Viñedos la Redonda

Si te gusta el vino, está será tu mejor opción. Se trata de catas exóticas de vinos mexicanos acompañados de un espectáculos de circo, música, además de los ya famosos recorridos al viñedo. Este espectáculo será el 19 y 20 de noviembre, en un horario de 11:00 a 18:00, en Viñedos la Redonda, en Ezequiel Montes, Querétaro.

Más información:Vinoslaredonda.com

la-redonda

2. Deportes extremos

Te encanta la adrenalina y los deportes extremos, existen varias opciones cerca de la ciudad, algunas son:

Tolantongo : un destino perfecto para desconectarse del mundo y relajarse con sus grutas y pozas de agua caliente. Además sus tirolesas te harán sentir adrenalina pura. Este lugar se encuentra rumbo a Pachuca, en el kilómetro 213.

Tequesquitengo: este lugar reúne todo lo que necesitas para disfrutar de los deportes extremos porque podrás practicar esquí, paracaidismo, nadar , descender de un río o -mi favorito- escalar paredes. Además, al estar muy cerca de Cuernavaca, te garantiza un clima bastante agradable.

extremos

3. Festival del Globo 2016

Como cada año, se lleva a cabo el Festival del Globo en la bella ciudad de León, Guanajuato. El despegue inicia a las 6:30 de la mañana, por lo que una excelente opción es quedarse acampar allá una noche antes, también se puede reservar en alguno de los hoteles cercanos, pero si vas con amigos es más divertido convivir en las tiendas de campaña.

Para más información revisa su página oficial http://www.festivaldelglobo.com.mx

globo

4. Parque Nacional la Malinche

Es un el destino ideal para quienes son amantes del senderismo o escalar. La vista de este lugar es de las más hermosas del valle de Tlaxcala y puebla. Se encuentra a 176 km de la CDMX saliendo de Tlaxcala.

la-malinche

5. Viernes de Bailongo

Si te gusta sacudir el cuerpo y danzar al ritmo de la cumbia o la salsa, entonces lánzate el 18 de noviembre a las 19:00 al Centro Cultural España en México a festejar con ellos su 14 aniversario y lo celebrarán con un evento musical bastante versátil con el dúo Tropikal Forever. La entrada es libre.

tropikal-forever3

6. Magia entre libros 

¿Te encantan los libros y no has tenido tiempo de ir a la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil?, no te preocupes, aún estás a tiempo para adentrarte en todo un mundo de diversidad literaria que además se caracteriza por estar acompañada de actividades lúdicas y culturales como: talleres, cuentacuentos, narraciones, obras de teatro, entre otras.

Este año la FILIJ cambió de recinto al Parque Bicentenario, así que si ya estás allá, no dejes de visitar sus hermosas áreas verdes. Para más información entra a la página oficial: http://filij.cultura.gob.mx/

filij-2016

7. Concierto tributo a The Beatles

Para los fans de The Beatles, esta es su oportunidad para corear todos los éxitos de los británicos a cargo de bandas como Morsa, The Wigs, London Twon, Hel y The Beagles.

Este gran concierto se llevará acabo el domingo 20 de noviembre en la plancha del Zócalo Capitalino, a partir de las 16:00.

the-beatles

8. Chocolate Artesanal 

Si ya estás aburrido del café para quitarte el frío de estos días, ¿qué te parece un chocolate caliente? En la Fiesta de Café y Chocolate que está organizando el Bazar Fusión y que será petfriendly el 18, 19 y 20 de noviembre en Casa Fusión ubicado en Londres 37, colonia Juárez.

chocolate

9. Bazar Local

Para impulsar el comercio local, Distrito Condesa presenta el primer bazar con propuestas nacionales en gastronomía, moda, belleza y arte, el cual se llevará a cabo en Cholula 62, col. Condesa, el 19 y 20 de noviembre de 11:00 a 18:00.

bazar-local

10. Matilda San Miguel

El lugar favorito de todos en Guanajuato. Este hermoso y moderno hotel minimalista se encuentra a tres cuadras de la plaza principal. El spa de este hotel ofrece varias terapias relajantes para el cuerpo, la mente y el espíritu, seguro regresarás a la ciudad con más energía que nunca.

san-miguel

Tendencias

Razones por las que no extrañas ser estudiante

Seguramente más de una ocasión al llegar al trabajo te ha pasado por la cabeza el pensamiento: “cómo quisiera regresar a la escuela, en lo único que me preocupaba era terminar la tarea antes de que la revisara el profesor, o pasar los exámenes”, o “los mejores años de mi vida fueron en la escuela”, de hecho hay varias razones que te hacen extrañar la época estudiantil. Pero también existen varios motivos por los cuales no hay que dejar de hacerlo y disfrutar la adultez.

Levantarse temprano

Aunque te sigues levantando temprano para ir a trabajar, seguro no es a la misma hora, porque la hora de entrada a la escuela normalmente es a las 7am, mientras que la mayoría de los trabajos inician a las 9.

Además no vas con la preocupación de haber olvidado la cartulina para exponer, o haber estudiado para los 20mil exámenes que tenías en un día.

La tarea 

Llegar a casa cansado, hasta el gorro de las matemáticas o las lecturas forzosas, y aún así tener que hacer ejercicios o contestar cuestionarios interminables.

Adiós a los exámenes

Todo el estrés, las horas extra de tareas y estudio para poder pasar los exámenes es algo que definitivamente agradecerás ya no tener.

El uniforme

Seguro a veces no sabrás ni qué ponerte para ir a trabajar, pero usar el mismo uniforme durante casi 10 años no está tan padre y menos cuando tenías clase de educación física y el pants era el más horrible, además de que cómodo no era su definición.

El dinero

O lo mismo que la famosa etapa de “estudihambre”. Qué tal cuando te querías ir de fiesta, invitar a tu ligue a salir, ir al cine o a un concierto, nunca tenías dinero y no neguemos que pedirle a nuestros papás era todo un drama, suertudo cuando tenías beca y no necesitabas gastarlo en materiales escolares.

Tu look

Si eres fan del maquillaje, las perforaciones, tatuajes, cabello largo (en hombres), rastas o cabello teñido, difícilmente podías usarlos. En la mayoría de las escuelas, hasta la prepa, debías llevar un look bastante natural y para nada extravagante, es cierto que en algunos empleos tienes que mantener una línea, pero ya puedes ponerle tu sello personal.

Los que te caen mal

Es típico que cuando un niño o niña te cae mal en el salón, los maestros y los papás hagan sus mayores esfuerzos porque se relacionen todos en armonía y se lleven bien. Pero la verdad es que no entienden que aunque eres niño, también te pueden caer mal otros, no por tener menos de 18 años eres optimista y te llevas bien con todos.

Los profesores frustrados

Cómo olvidar a los profes que pareciera no tenían otra opción que la docencia y la verdad la ejercían muy mal, de inmediato se les notaba el desagrado y sólo se dedican a hacerte la vida de cuadritos sin razón alguna.

Los libros

No todos, pero aceptémoslo, la mayoría de los textos que dejan en esta época no son los mejores, muchas veces siquiera entendemos lo que el autor quiere decir y lo peor es la premura con la que los profes dejan las lecturas, además de un resumen de mil páginas con su respectivo análisis y de paso un cuestionario. Eso en más de una materia.

Reprobar

El sentimiento de estrés, estómago retorcido y manos sudorosas era lo peor que te podía pasar en la vida mientras el profe decía las calificaciones finales. Sabías perfectamente que pasar o no era sinónimo de cómo pasarías tu vacaciones.

Los baños

Es todo un tema, porque pareciera que es los baños en las escuelas es sinónimo de sucio. Rara es la institución que mantiene los sanitarios impecables, o al menos que se puedan usar sin temor a ensuciarte o pescar alguna infección.

 

Bienestar / Especial / Tendencias

5 ventajas de viajar solo

Viajar solo dejó de ser  toda una tortura por no tener alguien con quien compartir nuestras experiencias, o con quien compartir gastos comidas, habitación, etc. Está super de moda recorrer hermosos y recónditos lugares solos. Por si fuera poco, recorrer varios lugares sin otra compañía más que la nuestra, tiene grandes beneficios. 

Libertad de decidir a dónde ir, a qué hora y cuándo

No necesitas llegar a un acuerdo con nadie más que contigo mismo, no significa que la planeación se convierta en algo súper fácil, todo depende de lo que quieras hacer y en qué horarios.

viajar-solo7

Un solo presupuesto

Gastas en lo que quieras y como quieras, sólo debes recordar que es el único presupuesto con el que cuentas y administrar como planear bien tu dinero, porque esta vez no va tu amigo quien siempre te saca de apuros, pero también no pasas corajes porque pongas más dinero que la otra persona.

viajar-solo6

Itinerarios, rutas y paradas

Cuando viajas solo no importa si por alguna extraña razón alteras el itinerario, porque es tu tiempo y tu decides. Además, siempre es divertido salirse de la rutina, del esquema para improvisar las rutas, paradas, cambiar lugares, etc.

captura-de-pantalla-2016-11-14-a-las-3-39-44-p-m

Nuevos amigos

Conocer a más personas es inevitable, además, cuando vas solo curiosamente te vuelves más abierto y sociable. Con un simple hola estás abriendo el canal de comunicación y de nuevas experiencias.

viajar-solo9

Precavido con gastos, bienestar y salud

En estos viajes es cuando más consciente estás de los gastos, pues no cuentas con otro presupuesto más que el tuyo, no hay opciones de préstamos, lo que te vuelve más administrado e incluso disciplinado.

Por otro lado, estar en un país extraño sabes que no hay quien socorra por ti, por eso te cuidas más en todos los aspectos de salud.

viajesolo

Agenda / Bienestar

15 maneras de ser bondadoso

Ser bondadoso – amable-  con las personas a nuestro alrededor a veces es complicado, pues aceptémoslo, no siempre estamos del mejor humor, sin embargo, es una virtud que muchas veces nos mantiene alejados de conflictos un tanto absurdos, como pelearse en el tráfico por no ceder el paso. Además, las acciones bondadosas no son del otro mundo, y sí puedes mejorar la interacción con los demás, alegrarle el día a alguien, o hacer sentir mejor a otra persona. Si no tienes idea de qué actitudes pueden demostrar tu bondad, aquí te decimos algunas.

  1. Si no tienes prisa, puedes renunciar a ese espacio de estacionamiento en el centro comercial.
  1. Ayudar a la gente mayor a sostener sus bolsas pesadas mientras espera un taxi o busca su carro.
  1. Cuando entres a algún lugar, sostén la puerta.

bondad

  1. Si te invitan a una cena o comida, llévale a tu anfitrión una botella de vino o una bebida que sepas que le gusta.
  1. Donar ropa que ya no usas y esté en buen estado.
  1. Dejar una noche buena (en esta época) o una maceta con flores en un hospital local sólo porque sí.
  1. Dejar una caja de chocolates o galletas para el empleado de la oficina de correos en agradecimiento por sus servicios.

galletas

  1. Dona tu lugar en la fila del autoservicio si alguien tiene prisa o lleva menos cosas que tu, al menos puedes hacerlo de vez en cuando.
  1. Ayudar al vecino a barrer su banqueta.
  1. Llevar la basura del vecino al camión, si son pocas bolsas, no te pesará.
  1. Ser voluntario en asilos, hospitales, casas de cuna, etc.

090510 - Atlanta - Volunteer Cindy Trentini serves one of the tables. She is from Snellville. In support of the many mothers residing in Atlanta area shelters, The Mothers Association of America, Georgia Chapter, again hosted it's annual Mothers Day Brunch at The Salvation Army in Atlanta. Volunteers provided homeless families from area shelters a free, hot brunch the shelter dining room. The brunch included a program of singing and storytelling. At the close of the program, each mother receivee a gift bag courtesy of The Salvation Army and The Mother's Association. Sunday, May 10, 2009. BOB ANDRES / bandres@ajc.com

  1. Donar tus cupones de descuento si no los vas a usar. Están de súper moda y no vamos a negar que todos los usamos al menos una vez en la vida.
  1. Reconocer el trabajo de los empleados en tiendas, restaurantes, bancos, etc., puede ser personal o en los buzones especiales que tienen.
  1. Enviar un detalle al vecino que siempre te saluda.
  1. Donar alimentos en los semáforos, no tienes que estar parado, puedes llevarlos contigo en bolsas y mientras esperas el siga, dárselos a los niños, limpia parabrisas, etc.

 

 

Bienestar

3 pasos para alcanzar la felicidad

De acuerdo con psicólogos y filósofos el principal objetivo del ser humano en esta tierra es ser feliz. Sin embargo, los problemas económicos, políticos, religiosos, familiares, entre otros, orillan a las personas a creer que la felicidad es sólo un mito, algo para sólo unos cuantos y no es así. Sólo nos hace falta tomar control y acción de nuestros pensamientos para conseguir ese estado de placer, ¿cómo? con simples pasos como estos:

Hay que cambiar el chip
La felicidad no consiste en lograr aspiraciones impuestas por la sociedad, sino en sentir satisfacción por lo que se ha logrado, así lo explica Alejandra López, quien desde hace ocho años que fundó el Instituto de la Felicidad en la Ciudad de México descubrió que sus pacientes tienen un problema en común: la frustración.

 logro

Mente dispersa,¡bye,felicidad!
La atención es fundamental para ser feliz. Si se piensa en algo distinto a la situación que se vive el costo emocional será elevado, así lo explican Matthew A. Killingsworth y Daniel T. Gilbert, psicólogos de la Universidad de Harvard, que en 2010 publicaron en la revista Science un estudio que comprueba que el 50% del tiempo la mente está en un estado de divagación, para evitarlo debes:

1) Concentrarte en lo que haces a partir de mirar alrededor con interés
2) Concentrarte en lo que escuchas
3) Percibir los olores del lugar en el que se estás
4) Ser consciente de los sonidos de tu alrededor

concentracion

Reconoce lo que te hace feliz
El psicólogo estadounidense e investigador de la Universidad de Harvard, Dan Gilbert, no habla de cómo ser feliz, ni de por qué la gente no es feliz, sino de por qué las personas no saben lo que les hace felices: “Los seres humanos infravaloran su propia resiliencia: no se dan cuenta de lo fácil que será cambiar su visión del mundo si ocurre algo malo. Constantemente sobredimensionan lo infelices que serán ante la adversidad”, reflexionó en un artículo publicado en el diario español El País.

felicidad

Bienestar

3 grandes razones para abrazar

Bien lo decía el querido Juan Gabriel: “abrázame que el tiempo pasa y él nunca perdona… abrázame muy fuerte amor, mantenme así a tu lado…” porque un abrazo puedes calmar a una persona, cambiar su mundo, hacerle saber que no está sólo, hacerla sentir importante. Son varios los estudios que demuestran la importancia en la salud de los abrazos, algunas razones son estas:

abrazos3

  • Disminuye notablemente el estrés, baja la intensidad del dolor, la ansiedad y depresión

Sentir un abrazo provoca que el cerebro libere endorfinas, aumenta la cantidad de serotonina y dopamina, que son las hormonas asociadas a los estados de ánimo positivos como la felicidad, tranquilidad, bienestar. Por otro lado disminuye la producción de cortisol, la cual favorece el estrés, por eso nos sentimos relajados cuando alguien nos abraza.

abrazos

  • Reduce la presión arterial

Con los abrazos se activa el sistema nervioso que se libera oxitocina, además de impulsar unos mecanorreceptores en la piel llamados corpúsculos de pacini para reducir la presión arterial y el resultado es la disminución de dolores, ayuda a la prevención de problemas cardiovasculares. Reducen el riesgo de padecer demencia. Algunas investigaciones sugieren que cuando existe este contacto entre las personas, en realidad se fortalece el nivel de hemoglobina que transporta oxígeno a los tejidos, traducción, mayor juventud.

abrazo

  • Aumenta el autoestima, confianza y seguridad

Los abrazos son, muchas veces, sinónimo de apoyo y confianza, que se traduce en seguridad para favorecer la comunicación en el círculo familiar, amistad y de pareja (te hace sentir sexy). Cuando se tiene este tipo de contacto físico desde pequeños ayuda a incrementar la capacidad de afecto y amor personal. Son saludables para el apego emocional, aquí también la oxitocina juega un papel importante, pues ésta se encuentra íntimamente ligada al parto y la lactancia, por lo que biológicamente es la relación entre la madre y el bebé.

abrazo

Principal / S1NGULAR

Para alcanzar la felicidad hay que cambiar el chip

No importa la edad, ni la raza, ni la religión, ni el tipo de sexo: todos compartimos el deseo de ser felices. Desde la infancia nos enseñan a asociarla con la conquista de ciertas aspiraciones: “cuando me titule”, “cuando encuentre al amor de mi vida”, “cuando tenga un buen trabajo”, y así se van las horas, los días y los años, en los que nos transformamos en ratones corriendo sobre una rueda esperando encontrar el tesoro al final del arcoíris.

Pero la felicidad no consiste en lograr esas aspiraciones impuestas por la sociedad, sino en sentir satisfacción por lo que se ha logrado, así lo explica Alejandra López, quien desde hace ocho años que fundó el Instituto de la Felicidad en la Ciudad de México descubrió que sus pacientes tienen un problema en común: la frustración.

Un sentimiento que surge al enfocarse en ciertos acontecimientos externos o estereotipos relacionados con cosas materiales. “Hay que trabajar con la vida interna de las personas. Cultivar la serenidad, el asombro, el interés y la curiosidad”, resalta en entrevista.

Avanzar, pero imaginando con nostalgia aquello que nunca fue, impide valorar aquello que sí se tiene y que con tanto esfuerzo se ha logrado. Imaginar un futuro perfecto donde la vida sonríe es, en pocas palabras, engañarse a sí mismo, “es como aspirar al clásico de Disney: ¡Y vivieron felices por siempre!”.

Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio; la felicidad es una manifestación del alma en determinadas acciones. —Aristóteles

Para la especialista, un camino que acerca a las personas a la tan ansiada felicidad es renunciar a la perfección, que es incompatible con el desarrollo óptimo de las personas. Tomar decisiones (buenas o malas) es también un primer paso hacia las sensaciones placenteras.

Otro aspecto importante es comprender que la felicidad es un compromiso que requiere de mucha atención a lo que se vive y se tiene. Cuando un paciente acude por primera vez al instituto, Alejandra recomienda un ejercicio que consiste en anotar tres cosas buenas que haya vivido a lo largo del día durante 15 días, “es una forma efectiva para darse cuenta de que siempre hay muchos más momentos buenos”, comenta.

Hay que saber enfocar la atención más en el control interno que externo. De nada sirve angustiarse porque el novio no ha llamado o el jefe no te aumenta el sueldo, pero si sales a comer con un amigo hay que disfrutar de la plática. Si haces ejercicio, hay que lograr esas 40 sentadillas. Buscar el control en las actividades que se realizan al momento. En pocas palabras, disfrutar lo que tenemos. Y sí, aunque suene cursi, valorar hasta la luz que entra por la ventana.

Sentirse feliz está relacionado con la manera en la que se percibe la situación actual, sin embargo, en una sociedad en la que predominan valores como la ambición, la generación de necesidades, surge una insatisfacción patológica, “es difícil ayudarles a darse cuenta de que es imposible obtener de ese modo la felicidad, la cual no se puede condicionar mediante el dinero y cosas materiales”, resalta la experta.

Así que con demasiada frecuencia se confunde esa satisfacción o placer temporal con la felicidad, que es en realidad un estado mental de cómo nos enfrentamos a la vida, por eso se vive enganchado al logro y a las emociones efímeras.

Especial

La felicidad es negocio

Hay que distinguir entre el bombardeo de “productos” que te garantizarán la felicidad en cinco días y la verdadera y honesta búsqueda de bienestar, porque, en la actualidad, es muy fácil distraernos con esos métodos de a millón y perder de vista nuestros objetivos.

Aunque encontrar la felicidad es como querer bajar de peso sin dieta ni ejercicio, Alejandra López, del Instituto de la Felicidad, admite que un primer paso para alcanzarla es liberarse de las creencias que desde pequeños nos han inculcado sobre ésta: “Hay una exigencia muy grande por llegar a ser lo que no somos y eso genera infelicidad”, a esa conclusión llega después de ocho años de ofrecer soluciones que permiten a las personas y empresas alcanzar su desarrollo óptimo a través de su organización.

A pesar de que la felicidad ha sido una cuestión interminable con concepciones y enfoques casi infinitos, la especialista en temas de educación y liderazgo resalta que la realización de la persona es algo distinto para cada individuo, dependiendo de su cultura, necesidad y situación, pero “aunque es un tema que siempre ha acompañado a la humanidad por siglos, en la actualidad es más observable por las redes sociales”.

«Hay una exigencia muy grande por llegar a ser lo que no somos y eso genera infelicidad»

Encontrar la felicidad es quizá el anhelo más antiguo de la humanidad, sin embargo, en esta era digital se ha transformado también en un objeto de consumo más. Una obsesión de investigadores, pero también en una he- rramienta de la industria para fomentar el consumismo, que, en teoría, garantiza una alegría sostenible.

Si la depresión es la enfermedad del siglo XXI, la felicidad es un negocio muy redituable: desde los simposios científicos hasta la lista de libros más vendidos. Según Ed Diner, psicólogo de la Universidad de Virginia (llamado también como el “Doctor de la Felicidad”), en su artículo publicado en el diario El Mundo, calculó que mientras en 1980 se publicaban 130 artículos científicos al año sobre el tema, ahora se editan más de mil al mes, es decir, este sector se ha multiplicado por cien.

Con sólo escribir “felicidad” en el buscador de Google se pueden encontrar más de 81 mil 200 artículos relacionados con el tema. Y no sólo eso. En 2012, la ONU creó el Día Internacional de la Felicidad: el 20 de marzo. En el estudio, que abarca a 156 naciones, este año México ocupa el lugar 21 del listado. Una prueba más (por si hace falta) de lo indescifrable que es el concepto de felicidad.

«Todos quieren ver cambios sin hacer nada para obtenerlos, y así es imposible»

Mientras se combate la depresión con medicamentos, la aspiración hacia la felicidad es un tema rentable para la política, el consumo y la ciencia, sin embargo, a decir de Alejandra López, todo consiste en entrenar la conciencia, enfocar la atención en nuestra vida y en los pequeños cambios. “Todos quieren ver cambios sin hacer nada para obtenerlos, y así es imposible”, indica con resignación.

Datos curiosos

Sonja Lyumbomirsky, en su libro The How of Happiness, indica que los estudios de la psicología positiva muestran que el rango base genético contribuye con un 50% al nivel de felicidad; las circunstancias, como el país en el que vivo, si estudio o trabajo, si tengo dinero o salud contribuyen con el 10%; mientras que la voluntad, es decir, lo que yo decido hacer para construir mi felicidad contribuye con el 40 por ciento.

Martin Seligman, padre de la psicología positiva, propone en su libro Authentic Hapiness la fórmula: F = R + C + V
F es el nivel de perdurable felicidad que resulta de sumar. R el rango base de la felicidad, que son las características con que se nacen. La genética determina el género (hombre/mujer), raza, apariencia física y temperamento. Esas cualidades determinan el patrón de pensamiento, sentimientos y actitud ante lo que sucede. C son las circunstancias que nos rodean (estado civil, nacionalidad, nivel socioeconómico, ocupación, situación laboral, edad, etcétera).
V acciones que se emprenden de manera voluntaria. El componente más importante de los tres. Hacer lo que se quiere, pero sobre todo, disfrutarlo y vivirlo con atención.

Opinión / S1NGULAR

¿Existe la clave de la felicidad?

El Diccionario de la Lengua Española describe “epicúreo” como “dicho de una persona que busca los placeres de la vida”.

En nuestra idiosincrasia, cuando no es posible alcanzar la fortuna, la fama o “el amor verdadero”, todos ellos equivalencias (o esperanzas ciegas) de “la felicidad plena” (si es que tal cosa existe), no falta quien diga con cierto aire de satisfecha resignación: “pero mientras… ¿lo bailado quién me lo quita?”.

Si “alcanzar la felicidad” ha sido una inquietud natural del ser humano, ¿no existiría ya un método para ello desde hace milenios?
En el año 306 a.C., en la ciudad de Atenas, un estudioso se propuso ser congruente con su pensamiento y fundar una escuela cuya filosofía se fundaba en una idea: “El gozo es el principio y el fin de una vida dichosa”. Epicuro, como se llamaba este filósofo nacido en Samos hacia el 341 a.C., también afirmaba:
“Quien asegura que aún no le ha llegado o que ya se le ha pasado el momento de interesarse por la verdad, igual asegura que no le ha llegado o que se le ha pasado el momento de ser feliz”.

«El gozo es el principio y el fin de una vida dichosa». —Epicuro

Aunque ahora nuestra idea de lo “epicúreo” se remite a lo fastuoso y, sobre todo, a exquisitos manjares, en realidad este término tenía que ver con el goce que daba la libertad plena. En pocas palabras: asegurarse una estabilidad de vida prescindiendo de todo aquello que nos hace infelices.

Y aquí viene “la pregunta de los 64 mil”: ¿qué diablos es primordial en la vida para ser feliz? Epicuro, luego de varios años de filosofar y poner esas ideas en práctica, llegó a tres conclusiones:

La amistad. Nada confirma nuestro lugar en el mundo como la certeza de que alguien sea testigo ( y partícipe) de nuestras experiencias.

La libertad. Epicuro y sus discípulos lograron prescindir de trabajar para otros: compraron una amplia casa con jardín para sembrar y producir sus propios alimentos. Con ello asumieron un tipo de vida muy humilde (sin lujo alguno), pero así evitaron someterse a las órdenes de algún patrón tiránico o déspota.

La reflexión. La vida libre y relajada que alcanzó Epicuro le permitió escribir más de 300 libros y que su escuela filosófica no sólo trascendiera durante siglos, sino que fuera vista con recelo porque significaba un riesgo para la “vida económica” de su sociedad.

Tal vez nuestro ritmo de vida actual hará imposible intentar una aventura similar a la de Epicuro, pero ¿en verdad vale la pena todo lo que padecemos ahora por mantener nuestra “calidad de vida”?

Bienestar

La felicidad, ¿un ideal inalcanzable o una realidad tangible?

Lo aceptemos o no, lo digamos o no, seamos conscientes de ello o lo mantengamos en las entrañas del inconsciente, todos los seres humanos aspiramos en esta vida a cierto grado de bienestar y satisfacción. Pero ¿se puede alcanzar la felicidad, o su búsqueda es sólo un espejismo? Y, ¿existen caminos probados para llegar a ella?

Pero antes (si es que se puede), pongámonos de acuerdo: ¿qué significa ser feliz? Sé que es una pregunta con tantas respuestas como personas en el mundo. Partamos, entonces, de un acuerdo muy simple: ¡no existe un acuerdo! No hay consenso en relación a lo que es la felicidad ni a cómo alcanzarla. Aspiramos a ella, pero no podemos hablar de “la felicidad” como algo único y universal.

Lo que sí es claro y generalizable es que podemos vivir profundamente infelices: según lo que entendamos que significa ser feliz y la forma en que nos demos a la tarea de conquistarla, la felicidad puede nunca llegar a nuestra existencia. Antaño la vida transcurría sorteando los desafíos de la sobrevivencia, y es ahora, cuando están bastante bien resueltos los asuntos del diario vivir, que no sólo se sobrevalora el derecho a ser feliz, sino que se impone casi como una obligación.

«Los ciudadanos del siglo XXI nos empeñamos en buscar, encontrar y disfrutar la felicidad a cualquier costo».

Así, los ciudadanos del siglo XXI nos empeñamos en buscar, encontrar y disfrutar la felicidad a cualquier costo. Y, ojo, aquí empiezan los problemas: correr frenéticamente para conseguir “un ideal” es estresante en sí mismo. Una carrera de este tipo hace que la búsqueda de la felicidad se llene de autoexigencia y, por tanto, de frustración personal. Si a esto agregamos que la consecución de la felicidad tiende a basarse en criterios externos impuestos por la sociedad, la carrera por alcanzarla, lejos de llegar a su meta, termina en el desencanto personal.

Pero, entonces, para eludir una búsqueda frenética, ¿podemos sentarnos a esperar, exigir o reclamar la felicidad, como si fuera responsabilidad de otros o de la vida hacernos felices? Muchas personas, como la Penélope de Serrat, en espera de su amado, se quedan sentaditas eternamente esperando en el andén. Ésta tampoco es la respuesta.

Pareciera hasta aquí, y con estas dos perspectivas planteadas, que la felicidad es deseada, pero es un ideal inalcanzable para muchos. Intentemos darle vuelta a la moneda apoyados sobre la base de que los seres humanos, como parte de nuestro engranaje físico y psíquico, tenemos la capacidad de experimentar emociones, y que entre las emociones primarias se encuentra la alegría: esa experiencia de disfrute, de gratificación, de deleite, de dicha.

¿Cómo hacer perdurar un bienestar que es efecto de la suma de diversas experiencias gratificantes?

Esta emoción puede ser, en un principio, una experiencia corta y de cierta intensidad. Pero si tal experiencia es posible, ¿cómo lograr prolongarla? ¿De qué forma extenderla a manera de sentimiento, quizás menos intenso, pero más o menos sostenido? ¿Cómo hacer perdurar un bienestar que es efecto de la suma de diversas experiencias gratificantes?

s33-bienestar-felicidad-INT

Probablemente la clave está en la palabra “suficiente”: parece que lo primero que frustra la experiencia de “ser feliz” es soñar con una felicidad total y absoluta. Podemos, entonces, pensar en la felicidad como una experiencia posible en vez de “idealizarla”, queriéndola así permanentemente a través de cosas muy concretas, de situaciones muy planeadas, y con personas muy esperadas. Pensemos en la felicidad como una condición interna (no externa) que genera cierto bienestar, suficiente satisfacción y, en ocasiones, sentimientos de alegría. Así como el amor total no existe, la felicidad total y perfecta, como meta final de la vida, tampoco. Esa concepción de felicidad es un “ideal” no sólo inalcanzable, sino infantil.

La felicidad, por otro lado, es una construcción personal y una elección vital; requiere de autoconocimiento y de responsabilidad. Se plasma en lo cotidiano más que en un futuro idealizado. ¿Cómo se construye? Con nuestros actos de cada día que van haciendo un tejido de pequeños momentos satisfactorios que generan bienestar y realización personal.

Pongamos la piedra fundamental de una tarea ineludible: la de hacernos cargo de nuestra propia vida; y, en ese camino, no corramos a alcanzar la felicidad como meta, sino la felicidad real, de un mundo real.

Agenda / Libros

¿El rock nos puede enseñar a ser felices?

Jacobo Celnik no concibe un mundo sin libros. Su padre era melómano por lo que creció oyendo todo tipo de música: desde Santana, Mahler, Mozart, José Alfredo Jiménez, Piazzolla, la Billos Caracas hasta Ray Conniff. El primer disco que escuchó fue Now!, de los Stones, “ahí todo cambió”, dice entusisasmado. Tenía doce años. Luego vino lo demás: The Beatles, Queen, Zeppelin, Charly García. Hoy Jacobo Celnik es un reconocido periodista muscical que escuha rock en todas partes “en mi casa, en el carro, en la oficina… En el auto uso un ipod que lo actualizo cada mes, es el compañero ideal ante el horrendo tráfico de Bogotá. Intenté un tiempo con Spotify, me parece interesante, no me emociona del todo y sigo apegado al formato físico”.

¿Cómo nació Satisfaction? ¿es una idea tuya o te lo propusieron?

Puedo decir que tuvo dos partes, un interés mutuo tanto de Penguin Random House como mío. El principal antecedente fue mi primer libro Rockestra. Tenía una deuda con el lector no especializado en rock, así que decidí incluir 19 entrevistas inéditas que no incluí en Rockestra además de perfiles.

Cuéntame de la historia del título, ¿por qué Satisfaction?

Es un homenaje a la generación de 1965 cuando la música pop cambió y se convirtió en rock, en un fenómeno masivo, en una actitud de vida, gracias en parte a los Stones, a los Kinks, a The Who y a Dylan. También es un homenaje a los Stones por su tema icónico de 1965, la canción que les abrió el camino del éxito en Estados Unidos.

Es un libro complejo en su realización pero de ágil lectura; con múltiples referencias y datos, ¿cómo fue el proceso de creación?

Yo he entrevistado a músicos desde el año 2004. Algunas entrevistas vieron la luz en medios como la Rolling Stone Colombia y el portal mtres.co. Otras se quedaron inéditas. Lo más dispendioso fueron las traducciones y la curaduría, es decir a quién incluir en el libro. Tengo más de 30 entrevistas inéditas que tuve que dejar por fuera.

«Los contenidos del rock son atemporales. No pierden vigencia».

¿Cuál fue el criterio de selección de las entrevistas que aquí aparecen?

Pioneros con acento británico en su gran mayoría. Que me permitiera abordar diversos estilos en el rock desde su arte y legado.

s21-agenda-libros-celnik

Al leerlas, y a pesar de que son historias y personajes de otra generacón, las leí sumamente actuales, ¿a qué crees que se deba esto?

Se debe a que los contenidos del rock son atemporales. No pierden vigencia. Sucede lo mismo con otros géneros. Hoy podemos leer una entrevista a Miles Davis o Duke Ellington y no pierden vigencia o relevancia, son de suma importancia para comprender procesos. Son voces que no mueren. Son voces que son vigentes hoy, en 5 años en 20, 30 años.

Es una antología de entrevistas íntimas, pero también un libro sobre la historia reciente del rock, ¿cómo definirías tu libro?

Es una puerta para comprender y conocer más de 50 años de gesta en el rock. Para comprender que detrás de la grandeza de un músico hubo procesos, ombres, instituciones, coyunturas que fueron determinantes. Es un libro para conocedores y curiosos que decidan enamorarse, más, del rock.

Cuéntame acerca de uno de los personajes que más disfrutaste al escribir sobre él.

De todos tengo gratos recuerdos. Andrew Loog Oldham, Jack Bruce, Clapton, Steven Wilson, Roger Daltrey, pero si me pones a escoger uno disfruté mucho la entrevista con Jazz Summers, fue un tipo abierto, sincero, sin tapujos, y con muchas enseñanzas sobre el negocio de la música. Fue un diálogo de casi dos horas, con muy buena información. La industria de la música perdió el año pasado a un grande.

«El periodista debe conocer de los artistas a la hora de hablar de ellos. Hay que leer mucho, no basta con conocer los álbumes».

¿Qué tanto sabías de él antes de entrevistarlo?

Leí sus memorias, Big Life, uno de los mejores libros que se han escrito sobre el negocio de la música y su evolución. Sobre lo que significa liderar y tener fe en un artista, dar el todo por el todo y sacarlo adelante. También nos muestra la faceta menos amable de este negocio cuando la fama y el dinero ganan y la correspondencia queda sujeta a una cifra.

¿Qué cosas sobre su vida y obra te sorprendieron específicamente?

Cómo terminó de mánager de grandes artistas sin siquiera proponérselo. La vida lo fue llevando por ese camino y terminó llevando a la cima a Wham! Y a George Michael a quien le tenía una fe bárbara, cuando nadie daba un peso por ellos. Algo similar pasó con The Verve cuando tuvo que perder en una negociación feroz con ABCKO por los derechos de “Bitter Sweet Symphony”, pero ganó al posicionar a la banda como uno de los actos más importantes de la cool Britania. Jazz fue un “hustler” en todo el sentido de la palabra, un hombre que pecó por bonachón.

A veces se tiene la idea de que hacer periodismo musical es sencillo, ¿qué le dirías a quien piensa eso?

En lo más mínimo. Esto no es un ejercicio subjetivo de apreciación. El periodista debe conocer de los artistas a la hora de hablar de ellos. Hay que leer mucho, no basta con conocer los álbumes.

¿Crees que hay que reivindicar al periodismo musical?

El periodismo en general pasa por un momento complicado. El periodismo de afán se ha tomado a los medios. Las cámaras de seguridad ahora son la fuente predilecta de los medios. Cada vez hay menos análisis, solo afán por likes.

Finalmente, ¿Qué aprendizajes te dejan los personajes que entrevistaste?

Son hombres que huyen a vivir de los recuerdos. Solo el presente importa.

***