Especial / Sexualidad

Lo mejor del sexo llega dos días después

Aunque nadie puede negar que lo más memorable de un encuentro sexual son los increíbles orgasmos, un estudio descubrió que hay una mejor parte que sucede los dos días después.

Un estudio encabezado por la científica en psicología Andrea Meltzer demostró que dos días después de tener sexo, las personas se sienten completamente felices, a lo que ella le llamó el “resplandor crepuscular” o “afterglow”.

Para descubrir esto, Andrea midió los datos de dos estudios realizados con 200 parejas de recién casados a quienes les pidieron que todas las noches y todas las mañanas escribieran en un diario qué tan felices y satisfechos se sentían con su relación.

Así, a través de estas notas, descubrieron que siempre que la pareja tenía sexo, ambos se sentían más felices los siguientes dos días; y esto sucedía con participantes de todas las edades.

Además, se dieron cuenta de que las parejas que tenían relaciones sexuales con mayor frecuencia reportaban menos conflictos matrimoniales, a diferencia de los que casi no tenían.

Finalmente, este estudio apoya otro que encontró cómo las parejas se sienten más conectadas cuando se acuestan abrazados que cuando tienen un orgasmo.

Psicología / Tendencias

¿Por qué te enloquecen los hombres creativos?

No es casualidad que en secundaria te gustara el baterista puberto que apenas sabía tocar tres tiempos y, en la Universidad, te enamoraras perdidamente del aquel que pintaba para ser el escritor que México esperaba. Si eres hombre, el escenario es diferente.

Un reciente estudio hecho por la universidad escocesa de Abertay señaló que los hombres creativos, que no parecían tan atractivos físicamente, obtenían el mismo grado de aceptación que aquellos quienes eran sólo considerados guapos. Por desgracia, en el caso de las mujeres, las calificaciones de los hombres dependían en gran parte de su aspecto físico e incluso, muchas veces mostrar creatividad les restaba “encanto”. ¿Cómo?

Los investigadores les mostraron una serie de fotos en las que les pedían dar notas con base únicamente en su apariencia física. Después agregaron un texto escrito por cada una de las personas expuestas, que acompañaba una imagen de la pintura Los amantes, de René Magritte.

La mitad de los textos eran aburridos o sosos (alguien escribió, por ejemplo: “¿Son rehenes?”), pero la otra mitad eran más inspirados y conceptuales, y éste fue el resultado. ¿Pero, por qué las mujeres dan tanta importancia a la creatividad en un hombre?

Christopher Watkins, el psicólogo que dirigió el estudio, apunta a que la culpa es de la biología evolutiva. Nuestro criterio animal nos llevan a buscar el mejor compañero o compañera que garantice una descendencia sana y que sea capaz de sobrevivir.

Por ello, la creatividad -y sus diferentes aplicaciones- muestra que esa persona puede invertir tiempo y esfuerzo en una tarea específica o ver las cosas de forma novedosa, aptitudes que son útiles para la supervivencia. De ahí que verbo, resolución de problemas, deportistas, músicos… maten carita.

Tendencias

Los tatuajes son sinónimo de ¿atracción sexual?

Llevas un rato pensando en tatuarte, pero ¿no estás seguro de hacerlo? Quizás algunos prejuicios sociales como el que no te contrate en un trabajo, te corran, te confundan con un carcelero, etc., son las ideas infundadas desde hace tiempo y, que te detienen dibujar tu piel. Pero ¿cómo te caería un poco más de sexo? Sí, así como lo leíste, un estudio reveló que a muchas mujeres estas le son más varoniles los hombres con tatuajes.

La investigación fue realizada por científicos del Colegio Médico de la Universidad Jagiellonian en Polonia, y éste también se dio a conocer que quienes poseen alguna imagen en el cuerpo, intimidan potencialmente a sus rivales masculinos. Para llegar a dichas conclusiones, el personal mostró a 2,369 mujeres y a 215 hombres fotografías de varones con y sin tatuajes, para que expresaran cuál de los dos tipos eran los que más llamaban su atención.

Las categorías eran: masculinidad, dominancia, agresión, salud y compañía sexual, “resultó que las mujeres no encontraban a los hombres con tatuajes más atractivos, pero creían que eran más masculinos y dominantes, lo que es más o menos lo mismo”, dieron a conocer los investigadores.

Pero, no sólo las mujeres fueron quienes encontraron más atractivos a los hombres con tintas en la piel, ellos también, por lo que se cree que éste es un factor importante para sentir celos y deseo de golpearos, pues los ven como una amenaza.

 

Sexualidad

¿Cuánto mide el pene promedio?

El tamaño de ciertas zonas del cuerpo siempre ha sido un tema que despierta curiosidad y, muchas veces también, complejos. En las mujeres, por ejemplo, son los senos y los glúteos, mientras que para los hombres su gran preocupación es el pene.

No por nada, muchos estuvimos en la prepa compartiendo medidas, y si eran más centímetros mejor, podrías ser el “macho alfa, pelo en pecho, lomo plateado” de la generación, o bueno, al menos de tus amigos sí. Por otro lado, ellas no podrán negar que también les acechaba la curiosidad y el morbo.

Muchas son las teorías de cuál debería ser el tamaño “normal” del pene, sin embargo, ya existe un estudio que lo confirma y lo da a conocer. Para poder llegar al resultado final, se analizaron más de 15,000 miembros en todo el mundo, determinando así que la longitud promedio del pene erecto es de 13.12 centímetros, con una circunferencia aproximada de 11.66cm. En estado de reposo, mide 9.16 de largo y 9.31 de grosor.

Esta investigación la realizó la revista británica de urología BJU Internacional, con la intención de dar a conocer los promedios generales y crear gráficos para, así, evitar y disminuir la cantidad de hombres con trastornos de dismórficos corporales, es decir, aquellos que se preocupan de más por las medidas de esa zona.

También se dio a conocer que sólo el 2.28% de los hombres tienen un pene anormalmente pequeño, y es el mismo porcentaje de forma contraria. Además, no existe relación entre el tamaño y la raza.

tamano pene promedio 2

 

 

 

Tendencias

Un estudio determinó que existen personas destinadas a la s1ngularidad

Social Psychological & Personality Science realizó un estudio a 4000 estudiantes universitarios, el cual arrojó como resultado que, actualmente, la felicidad para ellos no está determinada por el estado civil, sino por las metas que tengan tanto de manera individual, como con la persona que se espera tener relación, de lo contrario, no es algo que perturbe su bienestar.

Para este estudio se realizaron dos grupos, de acuerdo a sus intereses. El primero estaba enfocado a aquellos interesados en una relación romántica. El otro, por el contrario, a quienes deseaban evitar el conflicto y los “dramas” que conlleva una pareja. Los científicos determinaron que ambos casos no son buenos ni malos siempre y cuando las personas sean realmente fieles a lo que quieren, sin embargo, sí señalaron que de acuerdo con el estudio, son cada vez más las personas que se consideran más felices estando solteras.

Por otro lado, Yuthika Girma, profesora y psicóloga en la Universidad de Auckland, las personas que no tienen el deseo de una relación, tampoco desarrollan el miedo a la soledad de la soltería, sin embargo, lo relacionan con la evasión a los conflictos, lo cual, hasta cierto punto deja de ser positivo, pues se puede llevar a varias etapas o momentos de la vida.

Finalmente, la psicóloga enfatizó que la soltería es una decisión que en la que las personas se pueden concentrar más en sí mismas, en aspiraciones personales y metas. No hay por qué disculparse por cómo se quiere vivir la vida, lo esencial es definir lo que uno quiere, “hay personas que están destinadas, o más bien que deciden estar solteras”.

 

Sexualidad

Sex selfie sinónimo de ¿poco sexo?

Las selfies tomaron gran auge en el 2014 y a partir de ese año se ganó un lugar en el diccionario, en las fiestas y viajes con amigos no podía falta el momento de la “selfie”, para facilitar la captura del momento se crearon innovadores artefactos, pero qué pasa con este tipo de fotos en el sexo, existen varios términos que las involucran, por ejemplo belfie (capturar el trasero), o sex selfie (teniendo sexo).

De acuerdo con una encuesta realizada a 76 mil personas de 26 países por el portal de citas AshleyMadison.com, el 75% de hombres y el 70% de mujeres practican sexting, 60%de hombres y 51% de mujeres se han tomado fotos teniendo sexo, y los lugares que más realizan este tipo de prácticas son Japón, Reino Unido, y Taiwán. Sin embargo, las personas practican el sex selfie aceptaron que solamente tienen relaciones de una a dos veces al mes.

captura-de-pantalla-2016-11-24-a-las-1-28-41-p-m

Haciendo énfasis en el número de encuentros sexuales, el investigador holandés Christyntjes Van Gallagher descubrió que existe una relación entre el sexo y las ‘selfies’, que es el no poder sobrellevar las dificultades y la soledad, es decir, son un llamado ante el abandono sexual. La investigación se realizó con 800 personas que aceptaron y demostraron ser adictas a los autorretratos con conductas egocentristas, de los cuales el 83% aceptó que no mantenía una vida sexual activa.

“Los adictos al ‘selfie’ evalúan su nivel de bienestar en la imagen que construyen de sí mismos, utilizando las tecnologías para manipular la apariencia real y así poder vender algo que no existe “, puntualizó el estudio.

Tendencias

¿Las mujeres deberían pagar la cuenta?

Y ellos deberían dejarlas… sin culpa.

En el continente americano todavía es común que los hombres paguen la cuenta cuando salen a una cita. Así les enseñaron sus padres, y así ha sido durante décadas.

Esto sucedía, principalmente, porque los hombres eran los proveedores. Por lo tanto, era lógico que fueran ellos quienes se encargaran de las finanzas y pagaran todo.

Sin embargo, en nuestra época ellas trabajan tanto como ellos (o más), y tienen la misma facilidad de pagar las cuentas que los hombres. Por lo tanto ¿es justo que ellos sigan pagando todo? ¿ningún hombre se enoja por tener que pagar la cuenta completa en una cita… si ella gana tanto dinero como él?

En la Universidad de Chapman en California se hizo una investigación al respecto. El investigador David Frederick entrevistó a 17 mil personas para entender cómo veían las nuevas generaciones el rol del hombre y la mujer en cuanto al dinero.

«El 76 por ciento [de los hombres] se siente mal y culpable de aceptar el dinero de ellas»

Los resultados indican que a pesar de que ambos sexos creen que está bien que los dos paguen, llevarlo a cabo les molesta a ellas, y les da pena a ellos, ya que dos de cada tres hombres afirman que las mujeres sí deberían ayudar a pagar en una cita, pero cuando llega el momento de hacerlo, el 76 por ciento se siente mal y culpable de aceptar el dinero de ella.

Y en el caso de las mujeres, el 57 por ciento de las encuestadas dijeron que sí se ofrecen a pagar, sin embargo, el 39 por ciento admitió que deseaba que él les dijera que no era necesario hacerlo.

Opinión

El amor es científico mientras dure

Hace unas semanas cayó en mis manos un libro subversivo. Un texto donde la academia hace un “mea culpa” por no haberle puesto atención, salvo algunas excepciones de autores europeos, al estudio del amor. ¿Por qué había pasado esto? Porque no se consideraba digno de respeto, no daba prestigio intelectual, era un asunto frívolo, y un “delirio ideológico”. Las relaciones han entrado en un caos, la intimidad se transforma, el espectro afectivo y los acuerdos amorosos han mutado, pero la academia hacía el fuchi al mundo amoroso. Era como aceptar estar frente a los libros de autoayuda en un Sanborns.

Los ochenta dieron el primer aviso de que había que ponerle atención, pero en los noventa, las ciencias sociales, las humanidades y las ciencias naturales (a través de la neurociencia) iniciaron la cruzada interdisciplinaria de bajarle a la arrogancia, tejer más fino y ponerse a trabajar en el aparato moderno del amor. Al mismo tiempo, reconocen las autoras del libro Cuerpo y afectividad en la sociedad contemporánea, Adriana García Andrade y Olga Sabido Ramos, que la disciplina conocida como la Sociología de las Emociones, jugó un papel muy importante para voltear a ver, de manera científica, al amor.

El amor lo convulsiona todo y es tan serio que no hay que dejarlo al garete.

La investigadora Anna G. Jónasdóttir, en este libro, recuerda que en 1985 participó en Barcelona en una conferencia internacional con un ensayo sobre el amor y fue cuestionada con el argumento de que el amor pertenecía al ámbito de la ficción. Casi se burlaron de ella. Veinte años después, les da la bienvenida a todos aquellos que menospreciaron el tema y que ahora coordinan investigaciones, publican, desmenuzan y le otorgan categoría de objeto de estudio central para entender las nuevas formas de emparejamiento, la violencia en todas sus esferas y los estados afectivos que ésta genera, la discriminación a personas por su mera apariencia física, los miedos y las angustias que se vuelven cuerpo, y muchos más aspectos que se viven cotidianamente. El amor lo convulsiona todo y es tan serio que no hay que dejarlo al garete.

El amor como un poder creativo, único, transformador, con posibilidades de generar un cambio en la sociedad contemporánea, pero también con capacidad de hundirla. Eso es lo que han resuelto los recientes estudios.

Un gran grupo de teóricos modernos, como Ulrich Beck, Anthony Giddens, Niklas Luhmann, Eva Illouz, y Zygmunt Bauman, han puesto las reglas del juego y han advertido que hay que aceptar el reto, y que sólo desde la mirada multidisciplinaria se podrá entender la importancia de las variadas revoluciones (sin terminar) que están teniendo lugar en el mundo de la sexualidad y la intimidad.

Salud

Las mujeres inteligentes beben más alcohol

¡Ojo, esto no es una noticia del todo buena! De acuerdo con un estudio de la London School of Economics cuanto más elevado es el nivel educativo de una mujer, mayores son sus probabilidades de beber alcohol y por lo tanto, de tener problemas de alcoholismo. Esto no es casualidad, ya que generalmente las mujeres con estudios universitarios tienen hijos más tarde, mayor nivel de vida social o trabajan en lugares dominados por hombres y la cultura del alcohol, lo cual eleva su contacto con la bebida.

Según este estudio se puede predecir desde la infancia la tendencia que tendrá cada mujer a beber alcohol: con analizar las calificaciones de una niña de sólo 5 años se puede identificar si presentará inclinación hacia el alcohol en su vida de adulta. En este sentido, las calificaciones altas o medias indican que se tiene un 2.1 más de probabilidades de beber alcohol de forma diaria en la adultez que aquellas niñas con peores calificaciones.

Esta correlación entre inteligencia y consumo de alcohol también se manifiesta en los hombres, pero no con tanta intensidad como sucede en el sexo femenino. Sin embargo, es importante mencionar que se necesitan más estudios que incluyen diferentes variables para corroborar la hipótesis del estudio de la London School of Economics.