Opinión

Declaración de amor a la mujer mexicana

Las primeras noticias que tuve de ti fueron a través de un comercial de televisión cuando era niño. Un anuncio patrocinado por gobernación promocionaba México con tu supuesta imagen. Morena y con un penacho azteca. Pero el arquetipo no obedecía a la realidad. Comprendí entonces que no eras una belleza de postal.

No se te podía buscar en la publicidad como a la rubia americana. Aunque todavía faltaban algunos años para ir a tu encuentro, te busqué. Y te encontré en las fotos de juventud de mi abuela. Mi primer gran héroe. Me sentí henchido de orgullo. No importa lo feo que sea, es un triunfo ser parte de algo tan hermoso.

El próximo año cumpliré cuatro décadas de habitar esta tierra y todavía no he entendido lo que es el chauvinismo. Para mí la patria eres tú. Si algo bueno tiene ser mexicano es haberte conocido. Bendita lotería de las nacionalidades que me depositó a tu alcance. A pesar del tiempo que llevamos de conocernos, para mí sigues siendo indescifrable. Entrañas un misterio. Por tal motivo, ni las postales ni los comerciales de televisión han podido instalarte en el cliché. Uno de tus más grandes atributos es ser desenfadadamente original. Única e inquebrantable.

Recuerdo el primer beso que me diste. A los tres años. En el kínder. Jamás he conseguido olvidarlo. Una maestra nos descubrió abrazados y con los labios unidos, eras una compañerita, y nos llevaron a la dirección. Me sentí un proscrito. Toda mi niñez creí que acabaría en prisión. Que a fuerza de tantos y tantos besos que estaba empeñado en dar y en recibir acabaría en la cárcel. Pero no existe cadena perpetua que asuste a un hombre enamorado. Porque desde ese beso inaugural caí redondito. A pesar del desconocimiento que tengo de mí mismo, y de lo que no sé de ti, lo que nunca se revelará, he decidido agarrar al toro del amor por los cuernos en tu nombre.

Esta carta nació como respuesta a la pregunta sobre qué define a la mujer mexicana. Lo mencioné arriba. Eres indefinible. Lo cual no es un defecto, aclaré. Y la verdad es que la respuesta se antoja harto difícil. Pero no es difícil apelar a la honestidad al momento de reconocerte. Sería una desfachatez decir lo obvio: que tu fuerza te caracteriza. Pero más allá de las explicaciones dadas, tu alegría y tu belleza son rasgos con los que coexisto día a día, y aunque son parte importante de tu personalidad, eres eso y mucho más.

Es esa complejidad la cual hace imposible resumirte en una carta, en un poema o en una canción, como lo han intentado muchos. Y vaya que lo hemos intentado. Te pido perdón por la cursilería.

Recapitulando en nuestro historial, ése que nunca podrá ser borrado del disco duro de mis sentimientos, he llegado a la conclusión, mi conclusión, de que si algo caracteriza a la mujer mexicana es la solidaridad. A pesar de mis pendejadas, nunca me has dejado solo. Nunca me has dejado caer. Recuerdo mi primera borrachera, patrocinada por mi abuela, quien me compartió de su tequila; recuerdo la ocasión en que mi madre me sacó de la cárcel por robar e impidió que me ficharan; recuerdo que tengo una hija; recuerdo a la mujer que me obsequia vinilos, y que todas ellas siempre están y estarán.

Cada vez que cometo un error, que necesito ayuda, he recibido la solidaridad de una mujer. De una mexicana. Sin importar lo mal agradecido que uno sea o el mendrugo de afecto con el que pague.

Quiero darte las gracias porque, a pesar de todas las ocasiones que te he fallado, has acudido en mi auxilio cada vez que te lo he solicitado. Porque la mexicana es esa mujer fiel.

Así tenga sesenta años siempre voy a depender de ti en alguna forma, por la solidaridad que me has demostrado. No importa cuán autosuficiente seamos las personas, siempre apoyaremos nuestros achaques en la solidaridad de otros. Y si alguien tiene doctorado en ser protectora y guardiana, ésa es la mujer mexicana. Los hombres confundimos la solidaridad con la abnegación. Sin embargo, yo bien sé que cuando una mujer es solidaria conmigo lo es y lo hace por complicidad. Porque la mexicana que yo conozco tiene una magia que trabaja para y con la gente.

La solidaridad con la que crecí, con la que me criaron, es una forma del amor, sí, pero también de la amistad elevada.

Tu fan.

Bienestar / Especial / Psicología / S1NGULAR / Tendencias

Mujeres solteras, ¿mujeres sobrantes?

“La sociedad china piensa que una mujer soltera no está completa”, dice frente a cámara una joven que es parte de la campaña #changedestiny, para la marca de productos de belleza SK-II.

En el video varias mujeres no mayores a los 30 años explican el problema social que viven en este país por el simple hecho de ser solteras. Ante sus amigos y familiares, ante el gobierno mismo, son consideradas sheng nu ‘mujeres sobrantes’, una etiqueta que afecta incluso en sus círculos más cercanos.

En esta ideología oriental, el respeto a los padres es uno de los principios básicos y éstos aún tienen un papel importante en la búsqueda de partido para sus hijas, por ello no estar casada antes de cumplir los 30 años se traduce en una gran falta de respeto.

Pero ¿de dónde viene esta idea generalizada de las sheng nu y por qué es tan importante para el país entero?

Durante el año 2007 diferentes campañas mediáticas difundieron el término. Incluso el portal de internet supuestamente feminista All-China Women´s Federation realizó diversos artículos al respecto, dando consejos para destacar sobre la multitud para encontrar pareja. De la misma manera salió a la luz un artículo publicado en el 2011 titulado Las mujeres sobrantes no merecen nuestra simpatía además de dibujos animados, noticias, reportajes e imágenes con la intención de reforzar el estigma, “principalmente, de mujeres solteras con altos niveles de estudios que van de los 27 a los 30 años”, menciona Leta Hong-Fincher, una mujer estadounidense que realiza un doctorado en sociología en la Universidad Tsinghua de Beijing.

Sin embargo, existen otros factores, más allá del empoderamiento femenino, que han influido en esta situación; entre ellos, el desbalance poblacional de los géneros (actualmente existen mucho más hombres menores de 30 años que mujeres) y la opinión de que los hombres de clase A encontrarán mujeres de clase B, los de clase B encontrarán de clase C, los C encontrarán clase D y los que quedan son los varones de clase D y las jóvenes de clase A, que suelen ser las mujeres sobrantes”, dice Huang Yuanyuan, entrevistada por la BBC.

Y son estas mujeres de clase A, las que tienen altos grados de estudio y un futuro exitoso por delante, las que el gobierno chino quiere que procreen.

Finalmente, Hong-Fincher cita una declaración hecha por el gobierno en el 2007: “China enfrenta problemas poblacionales sin precedentes y la calidad promedio de la población es demasiado baja, así que hay que aumentarla”. Así, la intención no sólo es mejorar la calidad de los genes, sino también tener tantos hombres emparejados como sea posible para reducir la cantidad de hombres solteros inquietos que pudieran causar estragos sociales.

 

S1NGULAR

21 cosas que las princesas de Disney nos enseñaron

No todo es machismo cuando hablamos de las historias de Disney. Incluso, si lo piensas por un momento, las princesas se las arreglaban bastante bien sin un príncipe y quizá, si no hubieran cedido ante su mirada encantadora o ese mentón característico en forma de pompis de bebé (porque aunque no lo crean, queridos hípsters, antes la barba sólo servía para ilustrar a los enanos y leñadores), la mayoría de las historias hubieran sido de heroínas y el feminismo habría alcanzado otro punto.

Por eso, vale la pena desempolvar nuestra colección de estos clásicos y darle play sin pena, mientras cantamos “¿Qué tengo aquí?, ¡Qué lindo es! Es un tesoro que descubrí”.

Blanca Nieves

  • Tener un grupo de amigos incondicionales puede salvarte la vida (no tienen que ser siete).
  • Es importante envejecer con dignidad (aunque las probabilidades de morir en un barranco bajo la lluvia sean pocas).
  • No aceptes fácilmente comida de extraños.

Cenicienta

    • Trabajar duro siempre tiene sus recompensas -en algún punto-.
    • Nunca permitas que la envidia de los haters te venza.
    • Cuando salgas sola asegúrate de tener un medio seguro para volver a casa. Ya sabes, sólo por si se rompe el encanto.

Ariel

  • Aunque sientes que tus padres te sobreprotegen, siempre querrán lo mejor para ti.
  • Tu voz (y con esto nos referimos a las ideas que transmites con ella) es tu arma más poderosa.
  • Siempre puedes utilizar un tenedor en un fashion emergency para arreglar tu cabello.

Jazmín

  • No dejes que nadie te diga qué hacer, ¡tú eres la princesa!
  • La libertad es más importante que el estatus social.
  • Siempre busca hacer realidad tus deseos (pero no esperes que se cumplan frotando lámparas viejas).

Bella

    • Leer y ser independiente te hace súper sexy.
    • La belleza realmente está en el interior.
    • Salir con hombres que quieren más a sus músculos que a ti, puede complicarte realmente la vida (ok, omitamos la parte de las antorchas).

Pocahontas

    • Los abuelos son muy sabios (no importa si algunos tienen forma de árbol).
    • No tengas miedo de acercarte a culturas desconocidas.
    • Jamás subestimes el poder de la naturaleza.

Mulán

    • Las mujeres son igual de fuertes que los hombres.
    • No tienes que ser refinada, equilibrada y servicial para encontrar el amor, ni para “brindar honor” a tu familia.
    • Nunca está de más tener un grillo de la suerte.

Tendencias

La cantidad de mujeres líderes a nivel mundial va en aumento

 

LinkedIn, la comunidad web que funciona como enlace entre las empresas y los distintos perfiles profesionales, analizó la data de los países donde las mujeres están prosperando para ayudar a identificar las barreras que la fuerza de trabajo global todavía necesita superar.

De acuerdo con esta información, actualmente las mujeres ocupan un poco más del 25% de todas las posiciones a nivel mundial y la cantidad va en aumento.

En números:

  • De los 10 países que se analizaron, Canadá, Estados Unidos y Francia tienen el porcentaje más alto de género femenino en el liderazgo.
  • La industria educativa y organizaciones sin fines de lucro, son los sectores con mayor cantidad de contratación de mujeres en puestos de liderazgo (47%), seguidos de las áreas de cuidado de la salud y la farmacéutica.
  • Las 5 habilidades más destacables de las mujeres que ocupan estos puestos son: gestión, liderazgo, planificación estratégica, servicio al cliente y hablar en público.
  • Más del 37% de los líderes en adquisición de talento creen que la diversidad e inclusión de género será la tendencia número uno que define el futuro de la contratación.

Sin embargo, aunque las empresas han avanzado a nivel global para reducir la brecha de género, todavía queda mucho trabajo por hacer. Uno de los aspectos clave, según LinkedIn, es identificar dónde hemos progresado y recuperar estos modelos para replicar los recursos que amplíen los caminos de liderazgo para las mujeres.