Tendencias

La cantidad de mujeres líderes a nivel mundial va en aumento

 

LinkedIn, la comunidad web que funciona como enlace entre las empresas y los distintos perfiles profesionales, analizó la data de los países donde las mujeres están prosperando para ayudar a identificar las barreras que la fuerza de trabajo global todavía necesita superar.

De acuerdo con esta información, actualmente las mujeres ocupan un poco más del 25% de todas las posiciones a nivel mundial y la cantidad va en aumento.

En números:

  • De los 10 países que se analizaron, Canadá, Estados Unidos y Francia tienen el porcentaje más alto de género femenino en el liderazgo.
  • La industria educativa y organizaciones sin fines de lucro, son los sectores con mayor cantidad de contratación de mujeres en puestos de liderazgo (47%), seguidos de las áreas de cuidado de la salud y la farmacéutica.
  • Las 5 habilidades más destacables de las mujeres que ocupan estos puestos son: gestión, liderazgo, planificación estratégica, servicio al cliente y hablar en público.
  • Más del 37% de los líderes en adquisición de talento creen que la diversidad e inclusión de género será la tendencia número uno que define el futuro de la contratación.

Sin embargo, aunque las empresas han avanzado a nivel global para reducir la brecha de género, todavía queda mucho trabajo por hacer. Uno de los aspectos clave, según LinkedIn, es identificar dónde hemos progresado y recuperar estos modelos para replicar los recursos que amplíen los caminos de liderazgo para las mujeres.

S1NGULAR

Madres solteras buscan trabajo… ¡y no se los dan!

“Las madres solteras cargan con un estigma súper injusto, ya que generalmente son vistas como personas de dudosa moral o se les culpabiliza por no mantener a su pareja a su lado, cuando muchas veces es una elección de cualquiera de los dos –señala Manuel Turrent, psicoterapeuta especializado en género y pareja–. En contraste, los padres solteros gozan de muy buena fama. Lo que a las mujeres se les condena, a los hombres se les condona”.

Además de injusto, este prejuicio multiplica los problemas de las madres solteras. A la monumental tarea de cuidar a un hijo se le suma la de conseguir un empleo digno, que ofrezca un sueldo que pueda alcanzar para los dos y que tenga un horario que, al menos, se ajuste a los de una guardería.

«Lo que a las mujeres se les condena, a los hombres se les condona.»

Desafortunadamente, en muchas ocasiones, dichos empleos resultan inalcanzables para estas mujeres, precisamente por su condición de madres solteras. “Desde que dices que eres madre soltera y que tu hijo es pequeño, creen que faltarás a cada rato. Me tocaron jefas que eran señoras con hijos y se quejaban de las empleadas que pedían permiso para ir al festival del 10 de mayo. Durante el tiempo que estuve pidiendo empleo sí me sentí discriminada”, dice Alicia Torre, madre soltera.

La dificultad de encontrar un empleador libre de prejuicios va de la mano con las pocas oportunidades laborales que cuenten con las características que una madre soltera requiere para mantener y cuidar a su hijo. “Buscar trabajo es difícil cuando no tienes quien te apoye para cuidar a tu hijo, porque no puedes aceptar cualquier cosa. Si el horario es muy matado, te complica muchísimo la vida; entonces acabas en un trabajo con muy poco ingreso, pero lo aceptas con tal de tener un horario que te permita estar llevando y trayendo a tu hijo de la guardería a la casa”, asegura Alicia.