Sexualidad

5 mitos de la infidelidad

Solteros o no, nuestra condición de seres fieles o infieles siempre se cuestiona. ¿Estaremos programados para tener múltiples parejas? ¿Contaremos con todo lo necesario para ser monógamos? Conoce la respuesta.

1. Las mujeres casi no son infieles.
Los países desarrollados han demostrado, con estadísticas, que la infidelidad entre hombres y mujeres es muy parecida en porcentaje. En México, lo vemos cada vez más en el consultorio y en los talleres.

2. Las fantasías son infidelidad.
Muchas parejas consideran infidelidad que el otro fantasee con personas que conoce o que se masturbe pensando en alguien más. Las fantasías son parte de la sexualidad de cualquier persona y están lejos del control de su pareja.

3. Las infidelidades deben confesarse.
Hacerlo es un gran error. Las personas lo dicen porque sienten culpa o porque desean (inconscientemente) lastimar a su pareja. Cuando alguien lo hace por culpa, le transfiere un peso al otro para sentirse mejor.

4. La infidelidad implica falta de amor.
No necesariamente. Existen parejas que se aman y que pactan no tener una exclusividad sexual. En otros casos, se experimenta una gran atracción por alguien, pero sin la intención de sustituir el vínculo amoroso que se tiene con la pareja.

5. El infiel siempre será infiel.
Las circunstancias cambian; la infidelidad es algo muy complejo, no es lineal.

Bienestar / Psicología

Las 5 fases de duelo en el amor

No muchas veces se está preparado para que la persona de quien estás enamorado te anuncie la mala noticia de que ya no existe ningún tipo de interés romántico o sexual entre ambos. El impacto de este acontecimiento puede generar en ti uno de los sufrimientos emocionales más profundos y perturbadores que puede soportar una persona: el desamor.

Estas emociones pueden afectar tus hábitos cotidianos, como comer, dormir, concentrarte o funcionar adecuadamente en tu vida laboral, académica o social. Por ello, en ocasiones puede resultar perturbador lo que podemos llegar a hacer con tal de evitar sufrir una pérdida amorosa: somos capaces de exponernos a cometer arrebatos que nos impiden resolver un proceso de duelo y es peor si no fuimos nosotros quienes elegimos la separación.

El duelo significa ponerse en contacto con el vacío que ha dejado la pérdida. Hay que valorar su importancia y traspasar el dolor y la frustración. El proceso de duelo posee al menos cinco fases y su duración depende de la cultura y la historia previa de la persona que se considera abandonada.

1. Negación

Pensamos que se trata de un error, que no puede estar ocurriendo, es algo que no estaba previsto. La primera etapa se caracteriza por incredulidad ante una nueva realidad, consiste en un intento de autoprotección contra el dolor y contra la fantasía de sufrir.

Se requiere de un gran esfuerzo adaptativo para vivir sin la pareja, el cerebro entero debe de reconfigurar sus conexiones. Mientras éste realiza esta actualización, podemos considerarnos discapacitados física, emocional y cognitivamente. Nuestro cerebro necesita del tiempo y de las condiciones adecuadas para realizar este trabajo. Cuando se consigue traspasar esta etapa de incredulidad, entonces podemos llegar a intentar negociar esta decisión.

2. Negociación

La antropóloga Hellen Fisher ha denominado a esta etapa como fase de protesta, en la cual los amantes abandonados intentan obsesivamente recuperar su relación. Cuando te empiezas a dar cuenta de que la persona a quien amas está pensando en terminar la relación, generalmente entras en un estado de intensa inquietud. Invadido por la añoranza y la nostalgia, entonces dedicas tu tiempo, energía y atención a la persona que está a punto de abandonarte.

Se cree que la reacción de negación y protesta está asociada con niveles elevados de dopamina y de norepinefrina, mismos que incrementan el estado de alerta y estimulan a la persona abandonada a buscar y reclamar ayuda. Sin embargo, después de haber llorado, irremediablemente, llega un momento de ira.

3. Ira: La furia ante el abandono

El intento de recuperar al ser amado, la necesidad de él, la ansiedad ante la separación y el pánico por la inminente pérdida son reacciones que tienen un sentido. Muchas personas pasan de sentir pena a experimentar un sentimiento de ira incontenible, ¿por qué? Debido a que tanto el amor como el odio se encuentran estrechamente ligados en el cerebro humano, los circuitos primarios del odio/furia atraviesan la región cerebral conocida como amígdala y llegan hasta el hipotálamo, prolongándose hacia otras áreas del cerebro. Y, cuando comenzamos a darnos cuenta de que una recompensa esperada es inaccesible, los centros de la corteza cerebral prefrontal envían señales a la amígdala y desencadenan la furia.

El amor romántico y la furia del abandono se encuentran íntimamente conectados en el cerebro y tienen muchas características en común: ambos están asociadas con la excitación corporal y mental; ambos producen una energía excesiva; ambos nos inducen a centrar obsesivamente nuestra atención en el ser amado; ambos generan conductas dirigidas a unos objetivos y ambos producen un intenso anhelo, ya sea de unión con la persona amada o de venganza hacia el amante que nos abandona.

4.Depresión

En diversos estudios realizados a hombres y mujeres rechazados por su pareja se ha identificado que un porcentaje significativo experimenta sintomatología clínica que corresponde a un episodio depresivo mayor, una fase que se caracteriza por un estado de ánimo francamente abatido y que no sólo es identificada por la persona afectada, sino es visible ante los demás. En esta etapa se puede experimentar una marcada disminución del interés en actividades que anteriormente generaban placer; además de pérdida significativa de peso o incremento/disminución en el apetito; insomnio o somnolencia excesiva; agitación o retardo psicomotor; fatiga y sentimientos de culpa.

El estado de depresión en este proceso de duelo es una señal sincera y creíble de que algo se encuentra terriblemente mal. Es importante que en el momento en que estos síntomas afecten la calidad de vida, las relaciones sociales, de trabajo y otras áreas del funcionamiento psicosocial, se busque ayuda para sanar lo que está perturbando nuestro sentir, y es preferible que se lleve a cabo el duelo de la mano de un especialista, ya que, cada persona procesa el dolor de forma distinta.

5. Aceptación

Se puede decir que un duelo se ha completado cuando somos capaces de recordar a esa persona sintiendo poco o ningún dolor, cuando hemos aprendido a vivir sin él o ella, sin eso que no está. Cuando hemos dejado de vivir en el pasado y podemos invertir de nuevo toda nuestra energía en nuestra vida presente y en lo que existe alrededor.

 

Tendencias

Las 6 mejores canciones de Frank Sinatra

Frank Sinatra es reconocido como un ícono de la voces masculinas, y  una de las figuras más importantes del siglo XX. Su calidad vocal enamoró a más de una mujer, y se convirtió en el blanco de odio por miles de soldados norteamericanos, pues mientras ellos se disputaban entre la vida y la muerte en la guerra, Sinatra ganaba casi un millón de dólares al año por cantar.

Su música ha sido el mayor legado e influencia para varios artistas de las últimas décadas. El nombre real de este gran personaje era Francis Albert Sinatra, nació en Los Ángeles, EEUU, el 12 de diciembre de 1915, y éstas son nuestras canciones favoritas:

New York, New York
La canción fue compuesta por John Kander y Fred Ebb, para utilizarse como el tema principal de la película homónima, del director Martin Scorsese.

Strangers in the night
Le letra fue escrita por Charles Singleton y Eddie Snyder. Rápido se colocó en los primeros lugares de la lista Billboard como el mejor sencillo. Además, con esta canción Sinatra ganó el Grammy como mejor canción en voz de un hombre y el Disco del Año, el cual llevaba el mismo nombre.

Fly me to de moon
Bart Howard la escribió en 1954 y fue Felicia Sanders quien la cantó por primera vez, sin embargo, en 1964 Frank la grabó para su disco It mights as well be swing con Count Bassie.

Come fly with me
Jimmy Van Heusen compuso la canción en 1957 y fue Sammy Cahn el encargado de ponerle letra.

My way
Es una de las canciones que rápidamente evocan a Sinatra, sin embargo, sus primeras reproducciones no lograron posicionarla bien en las listas de popularidad. La letra está inspirada en la canción francesa Comme d’habitude.

Something stupid
Frank Sinatra grabó esta canción a lado de su hija Nancy, para el álbum The World We Knew en 1967. Este dueto alcanzó la primera posición en las listas de Estados Unidos.

Agenda

¿Es el corazón un arma de doble filo?

Gisela Leal tiene apenas 27 años y dice que sí, que el amor es maravilloso, pero también trágico. La crítica narrativa la califica como una de las autoras contemporáneas con mayor ironía para describir ese crudo concepto llamado “amor”

A partir de cuatro historias, en su último libro El maravilloso y trágico arte de morir de amor, la escritora mexicana cuenta la vida de Nicolás, Balbina, Valentina y Cayetano: cuatro batallas que intentan demostrar que “el sentir” lo es todo en la vida. En entrevista con la autora, ella misma cuenta cómo sí se puede morir de amor cuantas veces quieras.

¿Qué es el corazón?

Un arma de dos filos.

¿Alguna vez has pensado en el “sería mejor estar muerta que sentir esto que siento”?

Sí, cuando no conocía las reglas de este juego. Ya no.

¿Amar es un lujo?

Totalmente; un privilegio que cuesta la vida.

¿Por qué el uso de distintas tipografías para cada personaje?

Cada tipografía es una voz; cada voz, un personaje; cada tipo de letra representa la personalidad de esa voz. Detrás de cada una de ellas existe una razón del porqué es ésa y no otra. No es sólo lo que se dice, sino también lo que se ve. Balbina (el personaje principal) es muy ególatra, ¿por qué comenzar con su idea de suicidio, si tiene una personalidad narcisista? Todos sabemos que, detrás del egoísmo, de ese supuesto amor extremo hacia uno mismo, siempre existe una gran falta, una insatisfacción, un miedo que se trata de ocultar.

Tienes un particular estilo que coloca al lector en situaciones que pudo haber vivido… ¿Qué opinas de los escritores que recurren a crear una ficción nada común para leerse, digamos, más “sofisticados”?

Creo que un lector se mantendrá interesado en una obra únicamente si logra identificarse con lo que lee, no por la historia per se, sino por las emociones y los pensamientos que ésta le provoca. Tal vez no sea muy común entablar una conversación telefónica continua con un escritor como Nicolás o un personaje como Balbina. Sin embargo, sus emociones son universales y cualquier persona que ha vivido lo suficiente como para haber sufrido de amor puede sentirse conectado con ellos.

Una vez, en la universidad, mi profesor de Lenguaje dedicó una clase a hablar de las definiciones del amor según distintos teóricos. Su conclusión fue: “El amor no es más que dolor”.

El amor es un proceso. Para entenderlo, es necesario pasar por distintas emociones. Es vital conocer y relacionarse con el amor desde todas sus ópticas para tener una comprensión transparente de él. Creo que de amor se puede morir, sí, que éste puede crear un dolor mucho mayor que cualquier enfermedad, que tiene el poder de mover nuestro mundo o paralizarlo por completo. Sin embargo, también considero que, una vez que se explora por completo, logramos crear una concepción en la cual ya no se ve a esta emoción como algo que nos domina a tal grado que nuestra vulnerabilidad frente a él nos provoca miedo, sino que, al entendernos frente a él, nos hace mejores personas, nos hace más fuertes porque no sucumbimos ante una emoción tan dominante.

¿Qué madurez notaste en ti misma de tu primera novela, Club de los abandonados, a ésta, El maravilloso y trágico arte de morir de amor?

No sabría determinarlo. Un doctor no puede operarse a sí mismo.

Pareciera que en esta época el amor y las relaciones son coleccionables: nos enamoramos y desenamoramos a cada rato…

Francamente, no lo creo así.

Por último, ¿qué se siente amar?

Vértigo.

el-maravilloso-y-trgico-arte-de-morir-de-amor-de-gisela-leal-1-638