Cuando era pequeña, la ganadora al Oscar como mejor actriz de reparto por 12 años de esclavitud, Lupita Nyong’o, se avergonzaba de su piel.

Por Andrea Sánchez

 

Por las noches, su única súplica a Dios era que al despertar tuviera una piel blanca. La mañana llegaba y ella se emocionaba por ver el cambio, pero sufría la misma desilusión que el día anterior. Trataba de negociar con Dios, le decía que dejaría de robar cubos de azúcar de la alacena, que escucharía a su mamá en todo lo que le decía y que no volvería a perder el suéter de la escuela: todo por tener una piel clara.

Esto es parte del discurso de Lupita Nyong’o en el evento Essence de mujeres afroamericanas en Hollywood. Evento donde menciona que ella siempre se sintió avergonzada de su piel hasta que la modelo Alek Wek apareció en el panorama internacional. Ella no podía creer que pudieran admirar tanto a una mujer con su mismo color de piel y así como Wek fue inspiración para Nyong’o, ella ahora lo es para millones de mujeres afroamericanas por todo el mundo.

Publicidad

“Hace unos meses recibí una carta de una chica que decía: Querida Lupita, creo que tienes mucha suerte de ser negra y aún así ser tan exitosa en Hollywood. Estaba por comprar una crema para blanquear el color de mi piel, cuando apareciste en el mapa y me salvaste”.

Ella jamás pensó tener el impacto que Wek tuvo en ella. Por ello Nyong’o ha decidido debutar como escritora de libros para niños con “Sulwe”, la historia de una niña kenyana de cinco años que vive en una familia donde la piel más oscura es la de ella. Así como Lupita, Sulwe crece acomplejada y es la aventura hacia la aceptación y el entendimiento de lo amplio que puede ser el concepto de belleza, lo que hace que esta historia sea maravillosa e inspiradora.

Aunque no hay todavía una fecha exacta de lanzamiento, lo más seguro es que podamos tener el libro en nuestras manos para principios del 2019. Lupita asegura que aunque es una historia para pequeños, espera le sirva a todos de inspiración para caminar con seguridad en su propia piel.