La coincidencia de estos cuatro fenómenos astronómicos ocurre una vez cada 150 años, pero ¿en qué consiste cada uno?

Por Nuria Ocaña

 

Superluna

Aparece cuando el momento en que la luna se encuentra más cerca de la Tierra, coincide con el momento en que hay luna llena. Con esto, podrás verla entre un 10% y un 15% más grande de lo regular.

Luna azul

Ocurre cuando se producen dos lunas llenas en un mismo mes. En los primeros días del mes (1 y 2), se pudo observar una luna llena, así que esta segunda es, además, una “luna azul”.

Eclipse lunar
Publicidad

La Tierra, el Sol y la Luna alineados. Sin embargo, éste no será visible en todo el planeta. En América del Sur, África y Europa Occidental no podrán observarlo, mientras que en América del Norte será visible antes del amanecer del 31 de enero. En Asia, Australia, Nueva Zelanda y el este de Rusia podrá verse el eclipse lunar total.

Luna de sangre

Mientras sucede el eclipse, la atmósfera de la Tierra filtrará la luz azul y verde de los rayos solares, pero dejará pasar la roja, que bañará a la luna. En consecuencia, será visible en las regiones donde se pueda ver el eclipse.

De acuerdo con el diario español El País, la última vez que la humanidad pudo observar una superluna fue en 1866 y se pronostica que la siguiente aparezca hasta el 2037, así que ésta será especialmente única.