Tras el último vuelo de VSS Unity, la compañía Virgin Galactic va a tiempo para programar vuelos espaciales comerciales a finales del 2018.

Por Doménica Díaz

 

Virgin Galactic efectuó su primera prueba del año, en la que la aeronave VSS Unity completó exitosamente un vuelo de alta velocidad, manteniendo el plan de operar las primeras expediciones espaciales turísticas a finales de este año.

Foto: Virgin Galactic

El jueves pasado, el Unity salió liberado de la nave nodriza VMS Eve sobre el desierto de Mojave en California. A 50,000 pies, la nave espacial fue empujada y logró acelerar a 0.9 Mach antes de descender. En ensayo se concentró en comprobar el rendimiento, la estabilidad y el control del vuelo previos al aterrizaje.

Publicidad

Tras esta prueba, la compañía va a tiempo para alcanzar la meta de lograr un test suborbital en abril.

Foto: Virgin Galactic

VSS Unity tiene la capacidad para transportar a seis pasajeros y dos pilotos, y Virgin Galactic pretende terminar el año con una flota de cinco naves. La primera experiencia de vuelo turístico durará 2 horas y media, con seis minutos de ingravidez tras los cuales se podrá ver la curvatura de la Tierra desde el espacio.

Con un costo por boleto de $250,000 dólares, el Unity ya tiene 600 reservas, incluidas las de Stephen Hawking, Ashton Kutcher y Leonardo DiCaprio.

Sitio oficial de Virgin Galactic