Es cierto, el futbol americano (tocho pa’ los cuates) no es fácil de entender. Pero hay que decirlo, tampoco es una ciencia oculta y una vez que conectas con él, no hay marcha atrás.

Por Shantale Carrera

 

Para empezar te digo, que el domingo 4 de febrero a las 5:30pm (hora de México) es tu oportunidad para disfrutar de uno de los deportes y espectáculos más sorprendentes: el Súper Tazón que se jugarán los Patriotas de Nueva Inglaterra y las Águilas de Filadelfia en Minneapolis, Minnesota. Se enfrentarán Nick Foles y Tom Brady en un estadio fuera de este mundo.

During #PHIvsNYG, QB Nick Foles recorded his second 4+ TD game.

A post shared by Philadelphia Eagles (@philadelphiaeagles) on

Publicidad

Hablemos de la sede: se trata del impresionante U.S. Bank Stadium, la casa de los Vikingos de Minnesota –quienes estuvieron a punto de llegar al SB y jugarlo en su casa; ningún equipo lo ha logrado aún– y tiene una capacidad de albergar a 66,200 almas. Su diseño con paredes de vidrio inspiradas en las figuras de hielo del Río Mississippi te dejan con la boca abierta y dejan ver los 1,100 millones de dólares que costó.

En cuanto al historial de Filadelfia, este equipo no ha ganado ni un Súper Tazón. Sin embargo, con el que se celebrará en febrero ya será el tercero que juegan.

Mientras que Nueva Inglaterra jugará por décima vez en SB y de esos ha ganado ya cinco. De ganar esta edición, los Patriotas igualarían a los Acereros de Pittsburgh, quienes han sido sus rivales en la Conferencia Americana y tienen seis ganados en su historia. Como dato curioso, los Vaqueros y los 49s son los equipos que les siguen en cantidad de tazones ganados, con cinco cada uno.

La alineación de los Patriotas será distinta a la que llevaban cuando se enfrentaron en 2005 a las Águilas en Florida. Los únicos que estarán el 4 de febrero (13 años después) son Tom Brady (mariscal) y Bill Belichick (entrenador).

One step closer! #LFG 💯🏆💪🏼

A post shared by Tom Brady (@tombrady) on

Notas relacionadas:

Los cinco mejores shows de medio tiempo en el Super Bowl