Bienestar

Soltería por decisión no por imposición

Atrás quedó la idea de tener que casarse para formar una “familia feliz”, cuando hombres y mujeres “debían” salir de casa para conocer a la persona que los acompañará toda la vida. El tiempo en que a nadie, o a pocos, les pasaba por la cabeza la idea de que la soltería es una opción, una decisión.

Una decisión que se toma desde el deseo de libertad y de independencia, actualmente las personas solteras ya no producen “lástima o preocupación”, al contrario, son blancos de “envidia” y de admiración.

Los solteros por vocación, quienes decidieron desde hace tiempo no abandonar por nada ni nadie el mundo de los s1ngulares saben de sobra que vivir sin pareja es uno de los mayores beneficios hacia si mismo, el compromiso con uno es y debe ser para siempre (con o sin pareja), eres la responsable de cumplir tus sueños sin excusas ni pretextos.

Estar soltera no es sinónimo de estar sola, es justo romper con esa idea de que una pareja no es tu mundo, tu compañía, es descubrirte y re descubrirte feliz; compartir tiempo y momentos a lado de tus amig@s, familia, a tu gato, perro, peces…y tienes mil y un oportunidades de conocer gente nueva, tienes la libertad de ir y venir sin dar explicaciones; independencia en estado puro.

El grado de soledad que uno siente es el que uno mismo se impone, pero tampoco es sinónimo de “vida loca”, pues no es salir de fiesta cada noche, gritar a los cuatro vientos que estás “libre”, es conocerse a uno mismo cada día más, llegar a ser la persona que siempre has querido ser, porque no eres la media naranja de nadie.