S1NGULAR / Sexualidad

Sí es agresión física y sexual

Las mujeres en México han normalizado situaciones comunes de género que aunque las provoca sentirse incómodas terminan por no aceptar como algo no “tan grave”. Desde “piropos” incisivos hasta comentarios por parte de sus parejas como “¿así vas a ir vestida?”, la realidad es que acostumbrarse a estos escenarios muchas veces impide tomar conciencia de que están enfrentando agresiones estipuladas legalmente que merecen ser, no sólo frenadas sino castigadas. La propia ley señala, por ejemplo, que si un desconocido te toma fotos sin tu consentimiento, esa persona puede ir a la cárcel hasta por 10 años.

¿Sabes qué otras cosas no debes soportar?

 

1.Abuso sexual

Nunca creas que estás exagerando al demandar a una persona que le toma fotos a tu cuerpo sin tu permiso.

De acuerdo con el artículo 260 del Código Penal Federal, se considera abuso sexual, el simple hecho de que una persona exhiba otro cuerpo sin consentimiento previo. Esto está castigado por la ley con hasta 10 años de prisión o 200 salarios mínimos, cerca de 17 mil 600 pesos.

2.Acoso laboral

“Claro Laurita, usted dígame cómo nos arreglamos”.

Si tu jefe es de los que te “masajea” la espalda sin que tú se lo pidas, la ley dice que puede ser sancionado con 40 días de multa o 3 mil 500 pesos. Y si es funcionario público, debe ser separado de su cargo.

3.Secuestro
Quizá en la Ciudad de México no sea tan común observar esto, pero en otros estados del país, muchos hombres tienden a dejar encerradas a las mujeres en sus propias casas, lo cual es privación de la libertad, misma que está tipificada con hasta tres años de prisión o 8 mil 800 pesos según el Código Penal Federal.

4.Violencia intrafamiliar

El simple hecho de que alguien te empuje de forma agresiva, es un delito.

Si estás casada o vives en unión libre, la ley asegura que si la persona con quien compartes casa, independientemente que sean familiares o no, te agrede, éste debe pasar de seis meses a cuatro años de prisión.

5.Discriminación

“¿Vas a ir vestida así?”, si esa frase te suena aunque sea un poco, cuidado, ser juzgada por tu forma de vestir es discriminación.

Así, por “discriminación”, la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres señala que se considera como tal “todo acto de distinción, exclusión o restricción” contra cualquier persona. A pesar de que no todos los estados del país tienen la misma legislación respecto a este delito, en general son castigados con hasta tres años de cárcel o hasta un poco más de 17 mil 600 pesos de multa.

Y aunque hay muchos huecos legales, los estatutos cambian en cada estado y los veredictos en México varían según las circunstancias en que se emite el juicio, es importante alzar la voz y no fomentar que este tipo de situaciones sean comúnmente aceptadas.