¿Con qué música disfrutan más del sexo? ¡Qué fuerte sonó eso! Me dirán: “Estamos chupando tranquilos” y con toda razón.

Por La mojigata*

 

Lo cierto es que la música es lenguaje universal, lo mismo que el sexo. Incluso antes de existir el lenguaje hablado, ya había manifestaciones musicales y por supuesto practicantes activos del sexo.

De verdad me puse curiosa con esto y me encontré con que Darwin asoció el canto de los pájaros con el instinto sexual.

Publicidad

Y hablando de humanos, que son los que nos encantan, no me parece descabellada la idea de que el sonido de la música llegue a excitar más que el mismo contacto con el otro. Desde luego aquí interviene nuestra maravillosa imaginación y eso ayuda, pero aunque no la usemos, se nos mueve algo dentro (y afuera).

No es casualidad que bailando imitamos los movimientos propios del coito.

*Se pregunta si la música hace al encuentro o el sujeto hace la música.

Si estamos con alguien a quien no conocemos bien pero que nos encanta y nos pone, vulgarmente dicho, podemos ayudarnos con unos tragos y el shuffle hará el resto. El mood irá cambiando conforme haya más confianza y relajación, pero ¡claro! se corre el riesgo de convertir el tan ansiado encuentro en una fiesta de karaoke si se pasa uno de cucharadas. Voy a dejar este consejo por aquí: Si de verdad se quieren dar a alguien, no pongan música muy cantable.

Claro que siempre nos podemos encontrar moviendo el piecito o tarareando una canción en pleno acto cuando somos fans y eso puede desconcentrar, o bien motivar. Dependerá del autocontrol y de las ganas que se traigan.

Si ya estamos súper clavados es otra cosa; ahí podemos permitir algo más romántico, gustos culposos o rolas locales entre los dos.

Foto: Shutterstock

Si la onda es en jacuzzi, ya sea sexo casual o de enamorados totales: champaña y chill out es un combo infalible. Si la escena es entre burbujas y sin espacio vital, hasta sin música seguro se arma. Consejito gratis: El vino espumoso prende y viene muy ad hoc con el ambiente, (ya la cruda es otro tema).

(Recuperado de Toc, toc, ¿quién se toca?)