Sin la correcta amalgama entre historia, rol y gráficos, los videojuegos están destinados al fracaso. Pero hay un elemento que no sólo termina de dar vida a esta forma de entretenimiento, sino que se convierte en un personaje en sí: la música.

Por Enrique Navarro

 

Foto: Shutterstock

Desde Guitar Heroe o Rock Band, hasta trabajos más conceptuales, la alquimia entre música y videojuegos resulta ser explosiva y aquí te enlistamos algunas de las mejores y más curiosas mezclas.

League of Legends
Publicidad

En este juego, la música está en el limbo entre lo real y lo ficticio. En la trama existe la banda Pentakill, que este año estrenó su nuevo disco, “Grasp of the Undying”, y aún cuando no existen en la vida real, el álbum alcanzó este año el número 1 de iTunes, superando a estrellas del metal como Avenged Sevenfold o Alice Cooper. ¿Otro dato curioso? Esta música no es parte de la banda sonora del videjuego, sino que sólo existe en la realidad.

God of War

Cualquiera que haya manejado a Kratos sabe que la historia sobre este espartano encomendado por el Dios de la Guerra para cumplir misiones no sería nada sin la música. Tan es así que existe un EP llamado God of War: Blood & Metal, en el que participan íconos como Opeth, con “The Throat of Winter”, y Dream Theater con “Raw Dog”.

Brutal Legend

Este juego es una agasajo para los metaleros, pues se trata de un hombre que salva al mundo precisamente con este género. Entre sus curiosidades está el hecho de que hay 70 minutos de música original compuesta por Peter McConnell e interpretado por Slough Feg, bataco de Harry Cantweel, y el guitarrista Glenn Tipton, de Judas Priest. Además están las voces de gente como Lemmy Kilmister, Rob Halford y Ozzy Osbourne.

 

Guitar Hero Metallica

La realización de este videojuego, lanzado en 2009,  requirió una técnica llamada motion capture, que consistía en colocar sensores a los músicos para registrar sus movimientos y gestos mientras tocaban en vivo para luego trasladarlo a las gráficas y que esto fuera más real. Así se trabajaron las 28 canciones que completan el videojuego. Otro dato curioso es que parte de la historia va sobre una banda emergente que sigue a Metallica por un tour y hasta llegan a abrirles un show, pasaje que realmente sucedió en una gira europea.

 

Rock N’ Roll Dancing

Esta entrega es nostalgia pura. El juego de carreras, lanzado en 1993 para la plataforma Super Nintendo, apostó por incluir guitarrazos, aún cuando el formato sólo permitía sonidos análogos. Aún cuando suena rarísimo se puede escuchar “Paranoid”, y cinco canciones más, mientras corres un auto y tratas de destruir –literalmente– a los otros competidores.