El 2017 fue un año lleno de sorpresas y excelentes programas de streaming, hubo estrenos y el regreso de varias de nuestras series favoritas. Sin embargo, hubo otras que no dejaron satisfechos al público.

Por Laura Uribe

Santa Clarita Diet

Esta producción, con Drew Barrymore a la cabeza, contaba la historia de Sheila y Joel, una pareja que se enfrenta a varias dificultades después de que Sheila desarrolló una extraña afición por la carne cruda. La serie no tuvo el éxito esperado.

 

Iron Fist

Publicidad

También duramente criticada por su tratamiento de las artes marciales, Iron Fist no logró convencer a la audiencia y tuvo muy malas críticas. Sin embargo, Netflix decidió renovarla y habrá una nueva temporada en 2019.

 

Girlboss

La historia de la fundadora del sitio Nastygal, Sophia Amoruso fue criticada por la manera en que retrataron al personaje. A causa de la muy escasa audiencia, fue cancelada y ya no habrá más temporadas.

 

Disjointed

Kathy Bates fue la elegida para interpretar a Ruth, la jefa de un dispensario de marihuana en Los Ángeles. Ella emplea a su hijo y a varios de sus amigos. A pesar de contar con la extraordinaria Kathy, la historia no fue bien recibida, pero la primera temporada tendrá más episodios en enero.

 

Cuando conocí al Chapo

Kate del Castillo decidió contar la historia de cómo conoció al narcotraficante más buscado de los últimos años. Hubo tres episodios narrando el encuentro de la actriz y Sean Penn con Guzmán. La narrativa no fue la mejor y al final muchos acusaron a la producción de ser un comercial para la marca de tequila de Del Castillo.