Al igual que tú, tu mascota necesita hacer ejercicio para mantenerse saludable. Así que revisa la edad, la raza y su condición física para que puedan comenzar una rutina juntos.

Por Adriana Silvestre

ANTES DE INICIAR UN ENTRENAMIENTO al lado de tu perro debes acudir al veterinario para que establezca las condiciones de salud en las que se encuentra; especialmente, en las áreas cardiovascular, respiratoria y de articulaciones. Seguramente, también te puede recomendar cuál es el deporte ideal para él.

En esta decisión, además de la salud, intervienen la edad y la raza. La primera porque los cachorros, aunque tienen mucha energía, están todavía en desarrollo y los expertos recomiendan que la actividad no sea tan intensa, ya que podrían lastimar sus huesos y articulaciones; lo mismo aplica para los perros mayores de ocho años, pues ya se consideran adultos mayores y su actividad debe ser moderada.

Otro factor importante es la raza, por ejemplo, un pastor alemán o un dálmata tienen mayor nivel de energía, por eso necesitan hacer más ejercicio; mientras que los más pequeños requieren actividades tranquilas que se adecuen a su tamaño. Y hay algunos que, definitivamente, no pueden hacer grandes esfuerzos, como bulldog, bóxer, pug, pequinés y otros braquicéfalos (con cráneo ancho y hocico achatados), pues tienen problemas para respirar.

Publicidad

Cuando determines qué tipo de actividad puede realizar tu perro y coincida con algo que te guste a ti, establece una rutina por las mañanas, ya que él pasa toda la noche recargando la pila y despierta con energía renovada. De esta manera combinarás su energía con tus
ganas de ejercitarte en compañía.

Foto: Shutterstock
NO OLVIDES QUE…

1 Si vas a correr con tu mascota al aire libre, de preferencia hazlo por las mañanas o cuando se oculte el sol para que no les afecte el calor y, ambos, se cansen menos.

 

2 Seguramente, cuando tu mejor amigo empiece a entrenar (cualquier ejercicio) estará descontrolado los primeros días, es normal.

 

3

Procura que, después de la actividad de 30 a 45 minutos diarios, haya un momento para que el perro descanse y se relaje.

 

NO LO TENGAS EN ENGORDA

La alimentación, la raza o la falta de actividad pueden provocar que tu perro aumente de peso y adquiera enfermedades, como Diabetes Mellitus. Así que no escatimes en esfuerzo para hacer ejercicio con él.

Si te interesa una consulta nutricional y entrega de alimento a domicilio:

Maskotten
Karin Tolksdorff (watsap): +52 1 55 4800 7238