Zeta Bosio y Charlie Alberti revelan que fue catártico grabar el disco SEP7IMO DIA, banda sonora del show del mismo nombre de Cirque Du Soleil.

Por Renata González

A Zeta Bosio y Charlie Alberti, grabar el disco SEP7IMO DIA- No Descansaré (banda sonora del espectáculo del mismo nombre de Cirque Du Soleil) les sirvió para dos cosas: recordar viejas glorias y vivir el duelo por la muerte de su vocalista, Gustavo Cerati.

“Fue un gran desafío no solo por el hecho de trabajar solos cuando siempre trabajábamos de a tres, sino también fue un proceso de curación respecto a lo que había pasado con Gustavo”, reveló Alberti.

“Era muy difícil. A veces estábamos en el estudio y Zeta recordaba alguna anécdota o lo que fuese, y eran momentos dolorosos. Sin embargo, ese proceso hizo que nos fuéramos acostumbrando y entendiendo lo que había sucedido, y eso nos dio más energía para hacer lo que desde mi punto de vista es un gran disco”, comentó el baterista.

Publicidad

El disco, que sale a la venta este martes, se compone de 21 tracks, todos ellos temas emblema de Soda Stereo, como “Signos”, “En la ciudad de la furia” o “Cuando pase el temblor”. Los argentinos mencionaron que el proceso de hacer las nuevas versiones duró un año y lo hicieron con todo cuidado pues la idea era respetar lo más posible la canción original para no herir susceptibilidades y respetar el ADN de la banda.

Sobre SEP7IMO DIA- No Descansaré, que inició funciones este 28 de noviembre en la CDMX, Zeta y Charly advirtieron al público que no acuda con la idea de ver un concierto de Soda Stereo, porque no lo es, aunque tampoco se trata de una función circense común y corriente. Más bien, señalan, se trata de un show que combina lo mejor de dos mundos, el de Soda Stereo y el del Cirque Du Soleil.

A mediados de noviembre, la banda inglesa Coldplay ofreció dos conciertos en Argentina y en su repertorio se incluyó una versión de “Música ligera”. El cover fue aplaudido no solo por los argentinos, sino por los fans de Soda en América Latina. Y eso, para Zeta y Charly significa que después de todo, Soda Stereo no ha muerto y sin embargo, un reencuentro en forma es casi imposible.

“Sin Gustavo, no podemos concebir que exista Soda.”

“Sin Gustavo, no podemos concebir que exista Soda pero sí sigue viva la música, el legado, vienen generaciones nuevas y la adoptan”, dijo Zeta.

“Sí, nos gusta tocar juntos, es algo que hicimos durante mucho tiempo y la idea de que nunca más vamos a hacerlo no me gusta. De vez en cuando nos juntamos en la sala de Charly y tocamos juntos, pero de ahí a tener algo armado, creo que es para el futuro.  Hoy estamos muy entusiasmados con llevar la obra, el año que viene sigue de gira, va a ir a Estados Unidos y eso nos tiene con bastante ocupación”, concluyó.