Si eres de esas personas que siempre tienen hambre y termina comiendo cualquier cosa en horas de oficina, aquí unos tips sobre comida saludable que puedes tener en tu escritorio para matar el antojo.

Por Paulina Castellanos

 

Trozos de coco fresco

En algunos supermercados los puedes encontrar ya hasta empacada y cortados, listos para llevar. Son un snack súper sano por su gran contenido de fibra y grasas buenas.

Chips de verdura

Hay diferentes opciones como betabel, papa o camote, elige las que más te gusten y disfrútalas en tus momentos de hambre entre comidas.

Publicidad

Healthy Chips

Yoghurt

Iniciar el día con un yoghurt es excelente opción, hay un sin fin de sabores para elegir, además llenan el estómago de bacterias buenas y son altos en calcio y magnesio.

Chocolate obscuro

Es rico en antioxidantes y aporta energía, así que ten cuidado de no comer demasiado. El tipo de chocolate que aporta más beneficios es el que tenga mayor cantidad de cacao y menos leche y azúcar.

Barras de proteína

Dan sensación de saciedad y las hay de muchísimos sabores. Aportan gran cantidad de energía proteína que te mantendrá despiert@ a lo largo del día.

Nueces mixtas

Son altas en magnesio, omega tres y ácidos grasos. Pon muchas variedades de nueces en un bote y mantenlas en tu escritorio como snack.

Frutas

Plátanos, manzanas, naranjas, duraznos, uvas y cualquier otra fruta que no se tenga que pelar ni cortar, es excelente opción. Son altas en fibra y vitaminas, además de muy saludables.

Rápido y delicioso

Frutas, queso y semillas, sólo te tomará unos minutos preparar este goloso y nutritivo bocadillo.

Los platillos, para que queden ricos, no tienen que ser complicados ni tomar todo el día. Si quieres un postre, una cena ligera o sólo estás de antojo, prepara los duraznos rostizados que nos recomendó el chef Eduardo Acosta. La fruta la puedes sustituir por higos o manzanas, experimenta y si no te queda bueno, vuelve a intentar.

Duraznos

Duraznos rostizados con queso y frutos

Receta por Adriana Silvestre

Para 10 porciones
Tiempo: 20 minutos

Ingredientes

  • 10 piezas de durazno fresco
  • 100 gramos de queso Gouda Cabra con miel
  • 50 gramos de queso de cabra
  • 2 cucharadas de miel de abeja
  • 50 gramos de nuez

Procedimiento

  1. Corta duraznos a la mitad, retira el hueso y reserva.
  2. Corta el queso gouda y cabra con miel en cubos pequeños y colócalo en un bowl.
  3. Agrega el otro queso y las nueces en mitades. Rellena los duraznos con la mezcla de quesos y baña cada uno con miel.
  4. Acomódalos en una charola y hornea durante 10 minutos a 180oC.
  5. Déjalos enfriar un poco y ¡listo!