El inicio de año trajo novedades, como el Cáscara Latte de Starbucks, el espresso del fruto de la cereza del café, con notas sutiles sabor a maple y azúcar morena.

Por Redacción S1ngular

Al pensar en café, una de las primeras imágenes que viene a la mente es el grano tostado, pero su ciclo de vida inicia cuando aún es un grano verde dentro de una cereza. Este fruto de la cereza es la base de la nueva bebida espresso de Starbucks: Cáscara Latte.

Cuando se observa la bebida desde arriba, parece un grano de café; tiene un agradable sabor a azúcar morena y maple sutilmente dulce. Starbucks Cáscara Latte combina espresso con leche al vapor y el sabor del fruto de la cereza del café, cubierto con espuma aterciopelada. Finalmente, la bebida es espolvoreada dibujando una línea con extracto de cáscara mezclado con azúcar, simulando un grano de café.

“El café es el corazón de la Experiencia Starbucks, por lo que iniciar el año presentando una innovación en café se ha vuelto una tradición de la marca en los últimos años. Hoy celebramos el inicio de 2018 con Cáscara Latte, una bebida que fortalece nuestro portafolio de bebidas espresso (Doppio Espresso, Café Americano, Espresso Macchiato, Cappuccino, Café Latte, Flat White y ahora Cáscara Latte)”, señaló Christian Gurria, Director general de Starbucks México.

Publicidad

“La cáscara es un ingrediente que detona notas sutilmente dulces que complementan el sabor del café, creando un círculo completo. Esta nueva bebida nos brinda la oportunidad de compartir la pasión que sentimos por el café, desde las manos que lo cultivan alrededor del mundo, hasta las manos que lo preparan en las tiendas Starbucks, entregando una taza perfecta para nuestros clientes”, añadió Gurria.

Los baristas de la tienda Starbucks Reserve® Roastery en Seattle fueron los primeros en mezclar la cáscara con el café, como parte de su participación en el concurso Barista Innovation Challenge de Starbucks en septiembre de 2016, y presentaron la bebida ganadora en su menú de otoño del mismo año.

Cáscara Latte estará disponible caliente y frío.

 

Anatomía de la cereza de café

Una vez al año, los cafetos (plantas de café) producen cerezas de café. El proceso comienza con la floración de flores blancas con aroma a jazmín. Cuando éstas caen de los árboles, un pequeño racimo de cerezas se forma y madura hasta convertirse en un fruto rojo. El proceso, desde la floración hasta la cosecha, lleva unos nueve meses.

Cáscara

La piel externa es gruesa y ligeramente amarga en sabor, mientras que la pulpa (fruta) directamente debajo, es dulce y tiene la textura de una uva.

Murcílago

Esta capa es resbaladiza y delgada, y cubre el pergamino.

Pergamino

La capa protectora del grano de café y la piel plateada.

Piel plateada

Los granos de café están cubiertos por una capa muy fina llamada piel plateada.

Foto: Cortesía Alsea