Esta mañana fui testigo del lanzamiento del Samsung Galaxy A8 y el plus, que además de retratar de una manera nítida y divertida todo aquello que te parece hermoso, te acompañará para que no tengas que cargar nunca más con tu tarjeta de crédito.

Por Shantale Carrera

 

Hay muchos teléfonos inteligentes que toman buenas fotos, lo sabemos. También hay numerosas aplicaciones para hacer imágenes divertidas que le den un “upgrade” a la pic. Pues Samsung se la voló esta vez, porque además de que lanzó un teléfono potente, ligero y cada vez más ergonómico, se dio a la tarea de desarrollar un equipo con doble cámara frontal para sacar selfies en dos modalidades –con efecto bokeh o bien con fondo nítido– incluso con poca luz y, que da la mayor estabilidad al tomar video en movimiento (para ser teléfono eso está muy cañón) y encima resiste la exposición al agua.

Un detalle divertido –aunque no tan relevante– es la gama de filtros y etiquetas para fotos, que de alguna manera antes teníamos que conseguir por medio de una aplicación o herramienta adicional al teléfono.

Foto: Cortesía Samsung
Publicidad

Por si fuera poco y (neta) esto ya está llegando a otro nivel, el nuevo Galaxy A8 puede ser desde ya tu nueva forma de pago. ¡Leíste bien! Entérate que este gadget va a reemplazar a tu tarjeta de crédito y débito, con lo cual será mucho más cómodo y práctico. Eso puede sonar inseguro considerando que por la razón que sea se puede perder el teléfono y tu info junto con él, pero no es así, porque hay candados para autorizar los cargos: con tu huella, el iris del ojo en ciertas versiones o bien con el pin de seguridad.

Foto: Cortesía Samsung

 

Así que desde varios ángulos, Samsung continúa innovando y da mucho de qué hablar en la industria de telefonía celular.

Por último, aunque la parte que más conmovió durante la presentación, les comparto el video de la campaña que realizaron en conjunto Shea Glover y Samsung en la que fotografió lo que ella considera hermoso y la reacción de las personas que capturó en su celular fueron muy distintas y a todos les movió algo dentro. Y tú, ¿te dejarías fotografiar por alguien que te dice “eres hermos@”?

 

Videíto del experimento social que realizó Shea (snif!).