Me di a la tarea de buscar un teléfono (súper inteligente obvio), que sacara las mejores fotos. Me encontré con el nuevo Huawei P10 Selfie, que como su nombre lo indica, es LA opción para los amantes de las selfies. Aquí va mi reseña.

Por Shantale Carrera

Seguramente has visto en el Instagram de tus amigos esa foto increíble con el fondo fuera de foco a la que todo mundo le pone Like: es el famoso efecto Bokeh que hace que las fotos parezcan tomadas por un profesional.

A mí me pasó varias veces hasta que le pregunté a un amigo cómo lo hacía, y resultó que es uno de los efectos de su Huawei P10 Selfie; y como a mí ya me tocaba cambio de teléfono y ando viendo mis opciones, le pedí que me lo prestara por un par de días para conocerlo mejor.

Pues resulta que el smartphone de Huawei es una verdadera joyita. Como su nombre lo dice, es ideal para tomar las mejores selfies, y fotos en general. Tiene una cámara frontal de 20MP y una cámara dual trasera con sensores de 12MP y 8MP que permiten efectos artísticos como el Bokeh, el modo belleza y el reconocimiento facial 3D, entre otros. Además, da una nitidez impresionante y graba video en HD de 1080 px.

Foto: Cortesía Huawei
Publicidad

Otra de las cosas que me encantaron de este smartphone fue su calidad de audio. Y no me refiero a venir oyendo música a altos decibeles en la calle, sino a que al momento de conectarle los audífonos, te da una experiencia de audio brutal gracias a la alianza que hicieron con artistas como Rainer Maillard, ganador del Grammy a Mejor Grabación de Álbum de Música Clásica. En resumen, esta tecnología es capaz de simular el efecto de sonido envolvente de forma similar a la de un teatro en casa, haciéndolo el smartphone ideal para ver películas, videos y escuchar colecciones de música sin compresión. #Respect

La batería también es irreal: usé el teléfono a un ritmo normal durante casi dos días y no tuve que preocuparme por cargarlo (cosa rara en mí); además, el cargador con el que viene tiene el modo Quick Charge, que según leí, en 30 minutos carga el teléfono del 0 al 43%, así que no hay nada de qué preocuparse en ese sentido.

Y lo más chingón: el diseño. Es un teléfono super nice que además pesa muy poco y en el que la pantalla (5.5 pulgadas) abarca prácticamente todo el cuerpo del aparato. Su sensor de huella digital en la parte trasera tiene una sensibilidad sin igual y es uno de los más delgados que he visto, con apenas 1mm de profundidad.

Foto: Cortesía Huawei

Y entre las cosas que me encanta de Huawei es que desde que abres la caja te topas con pequeños detalles, como un case protector, para que no tengas que gastar en eso. En resumen, si buscas un teléfono súper poderoso que tiene todo lo que uno de gama alta, pero a precio de gama media ($9,900 pesos), esta es una de las mejores opciones que encontrarás en el mercado. Me queda claro que Huawei llegó para quedarse y no va a parar de sorprendernos. #MeLoQuedo

Foto: Cortesía Huawei