Si solo aplicas la champaña en grandes eventos. Aquí te decimos que también combina bien con platillos mexicanos, ¿quieres saber cuáles son?

Por Adriana Silvestre

Foto: Pinterest

Tradicionalmente se piensa que la champaña es sólo para los grandes momentos, pero
estos no tienen que ser sólo un aniversario, graduación, Navidad o Año Nuevo. En
este caso podríamos hacer realidad las frases tan repetidas:

“cada instante es único”, “vive como si fuera el último día de tu vida”

“Cada instante es único”, “vive como si fuera el último día de tu vida” o “disfruta al máximo” e incluir siempre una copa de este delicioso, fino y burbujeante vino francés, sólo porque sí.

Lo que debes saber es que la champaña, champán o champagne, se elabora en
Francia con tres variedades de uvas blancas: Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier.
La delicadeza de sus burbujas refleja su calidad, en general son delicadas y activas;
por sus características de sabor sirve como aperitivo o para limpiar el paladar, pero
también va muy bien con platillos mexicanos. Te dejamos cinco opciones que te
sorprenderán:

Publicidad

Chile en nogada o alguna variación de chile relleno con características de sabor
similares, va bien con champaña rosada, por ejemplo, Louis Roederer Vintage Rosé.

Tacos de escamoles a la mantequilla. La textura cremosa de estos últimos es ideal para
acompañarla con burbujas; especialmente con un Louis Roederer Brut Premier.

Pulpo en ceviche o a las brasas y tacos de camarón. En general los pescados y
mariscos, estilo Sinaloa o Baja California van bien, no importa que tengan salsa.

Mole poblano con pollo. Aunque parezca arriesgado, las especias y el sabor profundo
del guiso mexicano hace un perfecto match con la champaña.

Pan de elote y tamal de dulce (rosita) o de piña. Serían el final perfecto en la comida o
la cena.