Si les encantó la película La pasión de Cristo, o si se quedaron con ganas de ver más, entonces griten ¡hallelujah!, porque sus plegarias han sido escuchadas.

Por Renata González

 

Resulta que Jim Caviezel, quien personificó al mismísimo Jesús en el blockbuster de 2004 dirigido por Mel Gibson, confirmó que está en negociaciones para interpretar de nueva cuenta al Hijo de Dios en una secuela.

Según contó al programa USA Today, ya ha platicado con Gibson al respecto y parece que la película, que se centrará en la resurrección y que se estrenará en 2019 –o quizás en 2020–, será mucho más fuerte que la primera, en todos los aspectos.

Foto: Getty Images
Publicidad

“No les diré cómo va a hacerlo, pero lo que sí les diré es esto: el filme que (Gibson) va a hacer será la película más grande de la historia. Es así de buena”, aseguró Caviezel, y agregó: “hay cosas que no les puedo decir, pero es seguro que ‘shockearán’ a la audiencia”.

“Es seguro que ‘shockearán’ a la audiencia”.

En 2016, Gibson ya había adelantado que preparaba la secuela, asegurando que sería una película con una trama compleja.

“Estamos tratando de armarla de tal forma que sea atractiva cinematográficamente, y que a la vez sea esclarecedora, para que brille nueva luz, si es posible, sin crear algo extraño”.

Éxito celestial

En 2004 se estrenó La pasión de Cristo, que cuenta las últimas 12 horas en la vida de Jesús. Debido a sus fuertes imágenes y secuencias fue muy controversial en aquellos tiempos. Además, varios críticos y grupos protestaron en su contra y la señalaron como anti-semítica, pues aseguraban, la película propone la idea de que los judíos fueron los causantes de la muerte de Jesús.

Foto: Getty Images

Sin embargo, fue un éxito a nivel mundial y logró recaudar casi 612 millones de dólares en taquilla, con todo y que tuvo un presupuesto de solo 30 millones de dólares.

A nivel religioso también le fue muy bien. El Papa Juan Pablo II recibió a Caviezel en audiencia privada y le dio su bendición.

Heridas “divinas”

Esperamos que la remoción de la piedra en el Sepulcro y las apariciones de Cristo a los Apóstoles y demás escenas no sean tan dolorosas para Caviezel, quien durante el rodaje de La Pasión de Cristo, se dislocó y desgarró un hombro al filmar las escenas del Vía Crucis.

Foto: Getty Images

Así es, el actor tuvo su propia penitencia. Muy ad hoc para interpretar al personaje con mayor realismo.